• Usuario
  • Ultimos temas
Últimos temas
» El principio del entrenamiento [priv Akari]
Sáb Oct 14, 2017 5:32 am por Akari van Helmont

» Chicos +1, chicas -2 [Juego]
Mar Oct 10, 2017 5:00 pm por Draven

» Peligro en la noche [Priv. Dante Romanov]
Mar Oct 10, 2017 4:51 pm por Draven

» Busqueda Implacable de Nieve [Priv. Emile]
Miér Oct 04, 2017 5:57 am por Akari van Helmont

» [Trama #2] Ojo por ojo y...
Mar Oct 03, 2017 6:53 am por Faith Xiang

» Cela est vrai art de la rue [+libre+]
Mar Oct 03, 2017 6:24 am por Anthony Hershel

» Investigación Helada[Priv Sigrid]
Dom Oct 01, 2017 4:21 am por Sigrid Rowan

» Reglamento del foro [Actualizado 2017]
Sáb Sep 30, 2017 7:56 am por Ash Daggers

» El odio que incrementa. [Libre]
Miér Sep 27, 2017 10:13 am por Juni Koriuchi

» ¿Puedes llegar a amarme? [Dante Romanov] -flashback-
Dom Sep 24, 2017 9:52 pm por Jacques Romanov

» Sound the bugle now [+Adam Benett+]
Dom Sep 24, 2017 9:16 pm por Jacques Romanov

» Yo vengo de paseo, ¿y tú? [Priv. Johan]
Vie Sep 22, 2017 8:48 pm por Anthony Hershel

Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (38/45)

Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Faith Xiang el Lun Mar 27, 2017 3:48 am

Auch! eso duele!

La demonio dejo clavada la aguja en la piel de aquel joven cualquiera y levanto la dura mirada, acomodándose el cabello detrás de la oreja antes de hablar sardónicamente; así que puedes soportar los golpes de un luchador cualquiera en los barrios bajos, pero no puedes aguantar 5 puntadas para curar las heridas de tu inmadurez, acentuó sus palabras asintiendo con la cabeza, antes de volver a bajarla para terminar de suturar una herida de arma blanca en la pierna de aquel chiquillo que decía ser un demonio, con nulas habilidades de regeneración. De mala gana, ese joven guardo silencio hasta que la enfermera hubo terminado su labor, con las misma apatía que el jovencito ahora le profesaba, a pesar de haberle coqueteado al inicio (razón por la que Faith no le aplicó anestesia).

Terminé, puedes irte. Anunció por fin la demonio después de un silencio sepulcral entre los dos. Sin objeción, aquel joven bajo de la camilla y sin cuidado salió fuera de la improvisada habitación hecha con cortinas dentro de la sala de urgencias. Faith se quedó limpiando la camilla y retirando los utensilios utilizados, además de las gasas llenas de suciedad y sangre o uno que otro resto de tela del pantalón ahora destrozado de su último paciente. Abrió la cortina para salir y la dejo de aquella forma, para dar a entender que la camilla estaba libre por si se presentaba algún otro paciente; ella salió cargando entre ambas manos una bandeja de metal con los utensilios usados para cambiarlos por unos que estuvieran estériles en caso de necesitarlos nuevamente, aunque por hoy, no haría falta, faltaban escasos 15 minutos para que terminase su turno a las 10pm.

Al llegar al piso de enfermería, aprovecho para acomodarse el uniforme que constaba de una filipina de manga corta blanca y pantalones de tela del mismo color, un uniforme adecuado para una enfermera pero inútil para cualquier otra cosa, en opinión de la miembro de la familia Xiang, quien, a pesar de llevar una semana laborando, ya comenzaba a pensar en que aquel trabajo era un total fastidio. Sin duda, ejercer una labor que brindará ayuda a los demás era una buena coartada, pero su "mal" carácter y los pacientes poco le ayudaban a dar la imagen de enfermera ejemplar... es decir, ¿que tenía de heroico atender a pseudo-criminales? Nada. Pero por el momento, tendría que soportar estar en la sala de urgencias, hasta que fuese transferida a otro piso o aceptarán su solicitud como enfermera en la academia. Se acomodó nuevamente el cabello detrás de la oreja, recogió su nueva bandeja con materiales médicos y tomó camino de vuelta a la sala de urgencia, cualquier nuevo problema que se presentará, ya caería en manos de la siguiente en turno, para Faith ya era suficiente por hoy.
Demonio
avatar
Mensajes :
106

Ver perfil de usuario
Faith Xiang

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Gabriel Nelphin el Mar Mar 28, 2017 12:15 am

Le había entrado hambre y necesitaba ir de caza, lo que no esperó es que ir a por un simple humano le hubiese causado problemas.

Había estado siguiendo a un humano joven que vio solitario tras salir del trabajo, pues no quería que las clientas que le visitaran fueran desapareciendo ya que sabía que ello provocaría que le pusieran el ojo encima o sospecharan de él, lo último que deseaba en estos momentos. Esperó el momento justo que tomó un atajo entre callejones para asaltarlo, pero se le adelantaron unos ladronzuelos que de seguida empezaron a amenazarle y alterar al chico. Chasqueó la lengua disgustado y se colocó en otra callejuela colindante, lo malo es que no veía bien cuando se marchaban los otros por lo que tuvo que activar su visón de depredador…

Observó como el gordinflón que había seguido intentaba poner resistencia alargando así la situación, pero sólo consiguió unos cates de sus agresores como respuesta y que le robaran hasta parte de la ropa dejándole de regalo un par de navajazos en el abdomen. Con paso tranquilo y seguro, se acercó tras ver como se marchaban a toda prisa los otros. Colocándose frente al moribundo, se agachó de cuclillas a pocos centímetros de él y lo observo unos segundos callados. El pobre humano tenía los ojos inundados en lágrimas y sus regordetas mejillas empapadas de ésta mientras sus rechonchas manos intentaban parar la hemorragia inútilmente. Levantó el dedo índice y negó con éste al mismo ritmo que la cabeza mientras producía unos chasquidos de acompañamiento.

– No deberías haberte resistido, te hubieran dejado sólo sin dinero y no que ahora te desangras sin poder evitarlo… Hay que ser más inteligente y saber cuándo callar a veces, no siempre hay que demostrar valor… En esta puta vida tienes que ser más pícaro y cabrón que el otro para sobrevivir. Aunque, esta noche hubieras muerto igual. – El chico pareció que quiso decir algo, pero pronto le puso el dedo en la boca el demonio y acercó su rostro al contrario amenazante. – No hagas eso o no alargaré tu sufrimiento humano, encima de que tenía pensado darte una muerte rápida… ¿por qué tenías que complicar las cosas? Era sencillo.

Había ido sacando uno de sus cuchillos militares poco a poco, distrayendo al humano en la conversación para que no diera un grito de alarma que dudaba hiciera con el shock que parecía tener, pero mejor ser precavido si quería alimentarse esta noche. Cuando terminó su discurso, acabó con el sufrimiento del gordo clavándole con certeza el cuchillo en la sien.

Suspiró mientras limpiaba en los calzoncillos del muerto el puñal para volver a guardarlo. Miró a su alrededor buscando algo con lo que transportar al gordo o parte de él sin llamar demasiado la atención pues había pensado en usar la propia ropa del muchacho, pero ya no sería posible. Molestó comprobó que no tenía mucho que hacer y optó por arriesgarse, sentía su estómago rugir agresivo. Así pues, creó al instante un machete y cortó los brazos del joven con rapidez, esto le estaba llevando mucho tiempo y alguien acabaría pasando por ese callejón… Encima aún debía deshacerse del cuerpo, lo único bueno es que ocurrió cerca de su casa como planeo cuando lo siguió.

Envolvió los brazos en su propia sudadera, quedándose en mangas cortas y lo dejó a un lado mientras terminaba de descuartizar lo más oculto posible al chico. Una vez terminado, escondió las partes e hizo varios viajes hasta que todo el chico a excepción de la cabeza acabó en su congelador/nevera. Lo bueno es que pudo cambiarse de ropa y coger unas bolsas en su primer viaje para llevar el resto del cuerpo más disimuladamente. Fue yendo a por esta que vino el inesperado problema.

Al momento que se agachó a recoger la cabeza, sintió un fuerte impacto en su pierna y un estruendoso sonido que le provocó un molesto pitido en los oídos, le habían disparado… Seguido sintió un contundente golpe en la espada y otro disparo en la misma pierna. Se creó una armadura completa (casco incluido) que le protegió del siguiente impacto y le dio el tiempo que necesitaba. Sin girarse a ver su agresor y rápido, sacó las alas y de una fuerte sacudida ascendió al cielo, le habían atacado de espalda por lo que esperase no le hubieran visto el rostro. Se alejó hasta una estrecha calle cercana al hospital, deshizo la armadura y guardó las alas dejando una rota sudadera ahora que poco le cubría. Cojeo hasta adentrarse en la zona de urgencia alegrándose de no ver a nadie, necesitaba que le sacaran la bala para poder regenerarse sin problemas, lo único que hizo fue absorber parte del metal de la bala para tomar un poco energía que el sangrado le quitó. Por otro lado, su alegría se debía a que fue con tantas prisas y tan mal vestido que no estaba ocultando bien su naturaleza.

Al llegar vio una sala vacía y limpia, preparada para un paciente más sin nadie dentro… Con cautela entró dejando unas pequeñas gotas a su paso y mirado a su alrededor. La limpiadora le miró malamente mientras se alejaba a limpiar todas las gotitas desde aquí a la entrada, en respuesta le fulminó con la mirada y se sentó en la camilla notando cierto mareo.
Demonio
avatar
Mensajes :
92

Ver perfil de usuario
Gabriel Nelphin

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Faith Xiang el Miér Mar 29, 2017 5:49 pm

Camino a la sala de urgencias, se cruzó con la siguiente chica en turno dentro de la sala de urgencias, una grácil bruja que realmente disfrutaba de la labor de enfermería; apenas iba llegando al hospital así que Faith tendría que esperar para largarse hasta que esta se cambiase el uniforme antes de ir a urgencias. Mientras entraba a dicha sala, la encargada de limpieza paso a su lado tras haber terminado el aseo en la sala, llegó uno más, le avisó a la demonio antes de desaparecer por completo de su vista. El paso de la enfermera se apresuró para llegar hasta la camilla rodeada de cortinas, efectivamente, encontrándose con un paciente más que no tenía mejores pintas que el anterior.

Faith lo analizó con un rápido vistazo, ropa hecha jirones, cuernos, un llamativo cabello rojizo y sangre cayendo al suelo al parecer, desde la parte posterior de una de sus piernas; ¿Como te llamas? fue la primera pregunta de la enfermera hacia aquel hombre, dicha al entrar y cerrar las cortinas tras de sí, dejando la nueva bandeja con material quirúrgico sobre una mesita de metal junto a la camilla, ¿que tipo de herida tienes y como te la hiciste? continuó preguntado, mientras se giraba hacia el chico para tomarlo de la barbilla y hacerlo levantar el rostro para examinar sus ojos, sus ojos fueron otro aspecto llamativo, en los que pudo notar la fatiga, estaría perdiendo sangre? explica tu síntomas mientras te recuestas. Aunque no estaba siendo muy amable, la azabache estaba actuando con mucha naturalidad hacia el nuevo paciente a pesar del aspecto que tenía este, si tenía que adivinar, se trataba de un demonio... era muy obvio a decir verdad. Tomó unas tijeras que utilizaría para recortar el pantalón ajeno a la altura de la herida, de forma que esta quedara expuesta. Te brindaré los primeros auxilios, ya vendrá otra enfermera que se encargara del resto, ¿de acuerdo?.

Básicamente, se encontraba recopilando la información del paciente y haciendo tiempo hasta que la otra chica llegase y se encargara del problema pues, desde antes de siquiera haber visto al chico, ya creía que se trataba de otro pseudo-criminal que había resultado herido, probablemente, en una pelea callejera en los barrios bajos, todo eso, dilucidado solo por el tono irritado que utilizó la conserje al avisarle mientras salía, seguro la había hecho enojar.
Demonio
avatar
Mensajes :
106

Ver perfil de usuario
Faith Xiang

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Gabriel Nelphin el Miér Mar 29, 2017 11:25 pm

Cada vez tenía más hambre, la espera se le hacía interminable y el mareo iba a más. Lo único que pudo hacer es presionar la herida para detener en lo máximo de lo posible el sangrado hasta que llegase el médico o la enfermera. Un fuerte suspiro se escapó de sus labios a causa de la frustración, de la situación en la que se encontraba. Qué hubiera acabado así sin conocer si quiera al enemigo le incomodaba y cabreaba, por no decir que el hecho de estar hambriento le mantenía un cuerpo y mente debilitados. Grave error aguantar tanto sin comer carne, un alimento proveniente del humano que necesitaba como el agua cada cierto tiempo.

Cuando al fin apareció una enfermera, levantó la cabeza con el semblante serio y la observó tranquilo, callado mientras ella hacia su trabajo. Con la voz firme, sin dejar que ningún atisbo de debilidad se mostrase le fue respondiendo. – Gabriel. – Contestó a la primera. Era fuerte y tenía resistencia, pero el hambre y las heridas le jugarían malas pasadas. Sin embargo, su orgullo no le dejaba verse decaído o exánime frente a nadie, menos si no tenía confianza con el ser en cuestión.

– Dos balazos en la pierna y creo que… un golpe fuerte por debajo del omoplato derecho. Me asaltaron… creo, estaba de espaldas. – Obviamente no iba a contar que estaba haciendo, pero no mentía pues no podía hacerlo, se dedicó a responder parte de lo que pensaba que pasó sin estar del todo seguro aún. A regañadientes con él mismo, tuvo que tragarse su orgullo y comentar su mareo por encima, sabía que era importante. – Algo de mareo. – Aunque bien sabía que no se trataba sólo por las heridas.

Ya había escuchado que en esta isla también había caza-demonios, y era otra probabilidad. Ellos podían saber que le dieron y quizás vinieran al hospital por lo que no deseaba quedarse mucho más rato allí de lo necesario, menos que le tratase otro ¿quién sabe si el que cambiaba turno no era uno de ellos? Estaba seguro que esa enfermera no lo sería pues no pudo haber dado tiempo, pero la siguiente tenía para un margen de tiempo suficiente en que se cambiara pues el hospital no quedaba muy lejos de donde fue herido.

Se fue recostando poco a poco manteniendo su mirada fija en cada movimiento de la enfermera. – Se lo agradezco, pero sólo sáqueme la bala y véndame la herida, luego me iré. No hace falta que la otra enfermera se ocupe. – Comentó amable. Había tenido suerte de que no le pidiera papeles aún, ni que dijera nada por su apariencia demoniaca. Además, ella olía como un demonio, lo que le daba cierta confianza y dependencia sanitaria a esa fémina.
Demonio
avatar
Mensajes :
92

Ver perfil de usuario
Gabriel Nelphin

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Faith Xiang el Lun Abr 03, 2017 3:37 am

El mareó era un síntoma que ella ya se imaginaba al haberse fijado en la mirada de aquel hombre, pero que no se explicaba pues tras haber cortado el pantalón y haber visto la herida, la pérdida de sangre no resultaba ser de la magnitud que se planteaba al inicio. Fue rápidamente a la pequeña mesita para tomar gasas y alcohol que utilizó para limpiar la herida, dejando allí metidas algunas gasas limpias para evitar que la sangre continuará fluyendo fuera. Entonces, se dedicó a palpar bajo el omóplato derecho y otras zonas de la espalda, para asegurarse de que el mencionado golpe fuera el único existente. No encontró más golpes, pero si unas curiosas formaciones sobre las vertebras del paciente, sin disimulo, hizo tacto sobre estas "púas", que a su parecer, eran incomodas.

Lo siento, no puedo quedarme contigo, la siguiente en turno se encargará de retirar las balas. Aquella idea resultaba obvia después de que esta azabache ni siquiera se tomaba la molestia de palpar dentro de la herida para revisar la profundidad del recorrido de las balas; en cambio, tomaba la tabla de los expediente para comenzar a rellenar el de este nuevo paciente, anotando las respuestas de las primeras preguntas que le hizo y haciendo algunas nuevas:
¿Que raza eres? ¿Cuentas con alguna habilidad especial de curación o regeneración?

Apenas terminaba de preguntar, escucho el característico saludo de la siguiente enfermera en turno, ese que usaba cada que entraba a la sala de urgencias y de paso, le permitía presentarse con todo que que no la conociera y se encontrará metido allí. Aquella mujer era excesivamente alegre, en constraste con el lúgubre humor de Faith. Vaya, llegó tu nueva enfermera. Le comentó con un ligero tono de burla al pelirrojo sobre la camilla, ya que este al parecer tenía algo de prisa y aquella mujer solía tomarse su tiempo cada que encontraba un paciente "interesante" y este, lo era. Colgaba la tabla a la cabecera de la camilla, dispuesta a retirarse de una vez.
Demonio
avatar
Mensajes :
106

Ver perfil de usuario
Faith Xiang

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Gabriel Nelphin el Jue Abr 06, 2017 6:00 pm

Notó la mano de la fémina palpar la zona afectada, pero su orgullo y costumbre a sentir dolor cerca de esa zona debido a cada vez que sacaba las alas, mantuvo su cuerpo sin inmutarse. Ni siquiera un escalofrío involuntario recorrió su cuerpo a pesar de que le molestó que le tocase. Por supuesto, no se percató de que tocaba sus salientes vertebras, un fallo peligroso si no se tenía cuidado pues las puntas estaban tan afiliadas como las garras de un joven dragón y su consistencia era tan resistente como el diamante. Al contrario de lo que pensaba la mayoría, no le resultaban incómodas, nació con ellas al igual que el caracol con su caparazón. Era una parte más de su cuerpo, un hueso endurecido y ennegrecido que salía más allá, una extensión de las vértebras que le ofrecía resistencia a éstas y aerodinámica cuando volaba.

No le gustaba la idea. – No hace falta, seguro que es un momento. Hágalo rápido y se podrá ir ya a casa y yo también. – Dijo apresurado, con la voz decaída. Acabó jugándosela, su mente no estaba en condiciones de depurar bien la situación, de buscar buenas palabras para conseguir lo que quería… Sólo pensaba en una cosa… carne, carne, carne… Pero todavía era consciente de su alrededor en pequeña escala.

Iba a responder a la enfermera cuando entró la siguiente. El olor a humano le abofeteó la cara con crueldad y su mirada se clavó en la sonriente mujer que llegó. Su cola, en movimientos involuntarios comenzó a agitarse como la de un gato, con la diferencia de que ésta cortaba como el hacha del verdugo y su rapidez se asemejaba al de un látigo. Su lado animal, salvaje, primitivo e irracional amenazaba con soltarse. El hambre obligaba a entrar en un estado de instintos por la supervivencia, eco de la naturaleza que recuerda a todos los seres que es ella la que manda, quién está por encima de todos sin excepción.

Agarró de la ropa a la primera enfermera que le atendió y la acercó hacia sí dejando a ver su descontrol para las miradas observadoras que supieran leer la atmósfera. – Sácala de aquí… – Le dijo en un susurro forzado antes de liberarla de su agarre.
Demonio
avatar
Mensajes :
92

Ver perfil de usuario
Gabriel Nelphin

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Faith Xiang el Dom Abr 09, 2017 3:36 am

Estaba muy acostumbrada a ignorar aquella hermosa bruja cada que ingresaba a urgencias para relevarla en turno, por lo que aun cuando se encontraron dentro de la misma improvisada habitación ni siquiera la miró, ocupándose de dejar la tabla con la información del paciente a la vista, acción que dejo de lado cuando escucho el siseo del aire cortándose... volvió la mirada al paciente, logrando identificar de donde venía el sonido: su cola.

Pronto, sintió las manos ajenas tomándole de la ropa y haciendole acercarse al pelirrojo sobre la camilla, Faith, puso sus manos sobre las de él buscando zafarse del agarre, pero tras escuchar aquel susurró y la ver la mirada que le dedicaba, decidió no llevar a cabo aquella acción. Tan pronto la soltaron, miró a la otra enfermera cuyo rostro no podía ocultar la confusión de no saber que acontecía, esa chica, era un claro ejemplo de que la belleza no esta peleada con la inteligencia, pues sabía que algo no andaba bien con ese hombre. Yo lo atenderé, manifestó la azabache con tono autoritario y la otra sin dudar asintió, saliendo con rapidez de la improvisada habitación; quizás, la bruja tenía algunas malas experiencias y ahora lograba identificar el peligro. Por el contrario, la enfermera que aún permanecía de este lado de las cortinas miraba con fascinación al individuo.

Aquello explicaba muchas cosas. Con el conocimiento que poseía, Faith podía dilucidar fácilmente lo que estaba sucediendo allí, el pelirrojo era un demonio, quizás una especie de ghoul, posiblemente no estaba bien alimentado, eso explicaba su cansancio y la desesperación en su mirada al haber tenido enfrente aquel cuerpo humano, un demonio con mucha hambre y cordura, había que reconocerlo. ¿Acaso yo no soy apetecible? comentó la chica con deje burlón, mientras acercaba la mesita de metal con los utensilios quirúrgicos, podía notarse que su humor mejoraba, tan solo un poco, en respuesta a la deplorable situación de aquel vándalo a su disposición; haz asustado a esa pobre mujer, si hubieras sido sincero desde el inicio, no hubiera sido necesario hacerla pasar por esto, comentaba a forma de susurró para Gabriel mientras preparaba una jeringa para aplicar un anestésico en la zona del muslo donde se encontraban las balas, me pregunto, ¿como planeas salir de aquí en esas condiciones? imagino que no quieres llamar la atención, de otra forma, te estarías alimentando ya, recuéstate boca abajo; ordenó lo último, para comenzar de una buena vez con su trabajo, si al final iba a hacerlo, no tenía porque seguir perdiendo el tiempo, y bien, ¿vas a contarme la verdad acerca de tus heridas?
Demonio
avatar
Mensajes :
106

Ver perfil de usuario
Faith Xiang

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Gabriel Nelphin el Miér Abr 12, 2017 9:50 pm

Observó esperanzado como la diablesa le hacía caso y se ocupaba ella, perdiendo con gusto y pesar al mismo tiempo el placentero olor a carne humana. Eso hizo que poco a poco fuese volviendo a calmarse, a serenarse y tomar la situación bajo control de nuevo, cosa que se notó en su cola que ahora caía relajada por el suelo cual serpiente tomando el sol. Por otro lado, aquel incidente no iba a pasar desapercibido y lo sabía, si no quería llamar la atención estaba consiguiendo todo lo contrario. Se maldijo en su interior mientras intentaba aclarar su mente y pensar como salir de aquello sin liarla más. "Si tan sólo hubiese comido antes…" Se decía a sí mientras su instinto le seguía atosigando para que marchara a devorar.

No estaba seguro porque desde que vino al mundo humano necesitaba de su carne como alimento pues no era un ghoul ni se acercaba a esos seres, pero tenía teorías. La primera era su valor proteico y vitamínico, muy similar a las criaturas que usaban como ganado de su mundo. Otra que también se imaginaba podía ser, era el que al traspasar de dimensión o mundo, según quisiese llamarse, hubiera sufrido algún tipo de mutación leve que sólo esa carne humana neutralizara. La última que se le ocurría era la más sencilla, una mala adaptación o muy buena… ambas podían valer. Pero la que más le llamaba era la primera hipótesis pues tenía arraigo.

Escuchó la pregunta de la enfermera que se tomó como una broma y sonrió burlón. – Quién sabe… Quizás en otro sentido. – A decir verdad no se fijó mucho en ella, ni lo iba hacer debido al cansancio y ya era suficiente esfuerzo contenerse; simplemente bromeo para relajarse él mismo. A continuación le respondió, sin dejar a ver que era incapaz de mentir ya que por su comentario notó que ella no sabía qué tipo de demonio era, que a él le era imposible mentir… sólo… obvió detalles. – Créeme, te dije lo que pasó. Respecto a mis heridas. – Contestó en un susurro de igual manera, dejando ver que de literal se tomaba las preguntas.

Miró a sus espaldas ante su ordenación, no le gustaba que le dieran órdenes pero lo tomó como un consejo. – Si no te importa que te lo agujeree… – Comentó bajito mientras se recostaba sintiendo como sus púas se iban clavando en la camillas hasta quedar allí, en cierto modo, atrapado. – Seguro que me puedes ayudar a salir… Sabré recompensarte, nunca se me olvida un favor. – Terminó de decir con toda la seriedad del mundo. Si algo le enseñó repetidas veces su madre, es a nunca tener deudas, a cobrarse los favores y ser justo con el intercambio.

Mirando al techo, suspiró. – Es lo que te conté, fue en un callejón mientras terminaba de recoger la cena. – Sonrió divertido, sádico. – Entonces noté el primer tiro, el golpe y el segundo… Me cubrí rápido y salí del lugar sin ver quiénes eran mis atacantes… No ha sido muy lejos del hospital, y no fui disimulado al escapar. – Iba diciendo con una visible dificultad, ahora que estaba tumbado y tan cansado sólo quería dormir aunque el hambre y el molesto dolor no le dejasen. – No me pongas la anestesia, necesito la pierna para salir. – Se apresuró a decir antes de que le pinchara justo.
Demonio
avatar
Mensajes :
92

Ver perfil de usuario
Gabriel Nelphin

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Faith Xiang el Jue Abr 20, 2017 4:21 pm

¿Otro sentido? Un poco del buen humor que recién tomaba la azabache se fue con esa respuesta, no le gustaba que la gente se le aproximara demasiado, y que decir de los "hombres" que acostumbraban coquetear con las enfermeras... quizás, otras chicas se lo tomaban de mejor forma, como la linda bruja que recién habían asustado, en cambio para Faith, era una de las cosas que le purgaba del trabajo, tener que aguantar ese tipo de interacciones. Ya veo, contestó finalmente tras haber escuchado todo lo que el pelirrojo tenía que ser, dejo la aguja con el anestésico nuevamente sobre la mesita, cambiándola por un par de pinzas de metal y gasas; no aplicar la anestesia es mi forma de "enseñar" a los pequeños vándalos, pero tu no eres uno de ellos, y si lo eres, tienes valor.
Apenas terminó su oración, se ocupo de abrir lo más que pudiera la herida usando la primera pinza con la mano zurda, con la diestra introdujo en la herida la segunda pinza más delgada, no con mucha delicadeza, buscando la primera bala, apenas la tocó, la agarro con la pinza y la sacó (ahora con mayor cuidado); tras haberla retirado la observo un poco y la depositó sobre unas gasas puestas en la mesita, pronto se encontraba buscando la segunda bala, un poco desviada por lo que costo un poco más el poderla tomar con las pinzas, aún no conocía a un tirador que dejara heridas con balas fácilmente dispuestas para ser extraídas. Habiendo sacado ambas balas limpió nuevamente la herida que comenzaba a sangrar de nuevo, lo que seguramente no habría sido agradable para su paciente. Apenas disminuyó el flujo de sangre, elaboró una pequeña compresa que colocó sobre la herida y cubierta por el consiguiente vendaje alrededor de la pierna. Tuviste suerte. Comentó la enfermera mientras terminaba de vendar, sabiendo que las balas no habían causado mayor daño... ella no habría podido hacer nada si la bala hubiera rasgado arterias o venas, aún así, desconocía aún si el tipo contaba con algún tipo de regeneración que le ayudara a asalir de ese "apuro".

Puedes irte. Comentó por fin, alejándose un par de pasos del pelirrojo. Tendrás que limpiar adecuadamente la herida y tomar algunos antibióticos, si los necesitas. Puedes volver en un par de días si aun necesitas la sutura. Tomó la bandeja con los utensilios manchados de sangre, disponiéndose a salir de la pequeña habitación; espero que te quede suficiente cordura para salir fuera y no comer lo primero que se te cruce teniendo esa hambre atroz, si puedes, claro, ya que sigues estando herido; esbozó una pequeña sonrisa, algo orgullosa, si aun quieres deberme un favor, volveré pronto. Dicho eso, dio la espalda al demonio y se fue de regreso al piso de las enfermeras, para deshacerse de la sangre ajena.
Demonio
avatar
Mensajes :
106

Ver perfil de usuario
Faith Xiang

Volver arriba Ir abajo

Re: Enfermera ejemplar [Priv. Gabriel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.