• Usuario
  • Ultimos temas
Últimos temas
» Dedicale una canción/poema al de arriba (?)
Ayer a las 6:30 pm por Jacques Romanov

» Chicos +1, chicas -2 [Juego]
Ayer a las 5:14 am por Dante Romanov

» Busqueda Implacable de Nieve [Priv. Emile]
Vie Ago 18, 2017 8:14 pm por Emile Mendler

» Running for a friend's life [Priv Kim, Shankar & Karma]
Vie Ago 18, 2017 12:23 pm por Juni Koriuchi

» Sound the bugle now [+Adam Benett+]
Lun Ago 14, 2017 1:50 am por Adam Benett

» Yo vengo de paseo, ¿y tú? [Priv. Johan]
Lun Ago 14, 2017 12:29 am por Johan Goldstein

» I'm not freaking out [Priv. Akemi Thainos]
Dom Ago 13, 2017 9:54 pm por Johan Goldstein

» [Trama #2] ZERO vs Dark Moon [Solo miembros]
Dom Ago 13, 2017 5:55 pm por Johan Goldstein

» Temas libres sin respuestas [Registro]
Dom Ago 13, 2017 5:13 pm por Dante Romanov

» Búsqueda de hermanos raros. (?)
Sáb Ago 12, 2017 7:41 pm por Rraisy Traiga

» Terathia +18 [ÉLITE]
Sáb Ago 12, 2017 3:23 pm por Invitado

» La infortunada vida del gato negro —PV
Vie Ago 11, 2017 5:52 am por Aleska Hepburn

Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (38/45)

¡Esto no era parte del plan! [+Ronald+]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Esto no era parte del plan! [+Ronald+]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Miér Jul 26, 2017 3:29 am

Abandono el local apenas manteniéndose de pie, caminando cerca del muro exterior con la mano recargada en este y a paso lento. Su cuerpo se tambaleaba y la cabeza le daba vueltas, producto de la excesiva ingesta de alcohol. Habia pasado mucho tiempo desde la ultima vez que había terminado de ese modo, borracho hasta el punto de no poder mantener el equilibrio, dependiendo completamente de su memoria y su nulo sentido actual de la orientación para regresar a casa. Incluso creía que era peor que las ultimas veces, pues para entonces su cuerpo había perdido la costumbre a tomar tanto, o quizá había tomado aun mas... no estaba seguro.

Dio la vuelta en un callejón, aun sosteniéndose de los muros, cuando noto al grupo de personas que acaparaban el camino. Eran jóvenes, quizá alcanzarían entre los 18 y los 25 años, y todos se veían realmente peligrosos.

_ Háganse a un lado, estorban imbéciles - dijo fastidiado, aunque su voz había salido distorsionada debido a su estado de ebriedad. Si normalmente se veía intimidarte, en esos momentos era menos que un gato escandaloso rodeado de fieras. Pero era inconsciente de eso.

_ ¿Quien te crees que eres? - dijo uno de ellos.

_ ¿No es el crió del Devil May Cry? - pregunto otro de ellos. ¿Lo había llamado crió? ¿Enserio?

_ ¡Tu lo buscaste! - exclamo molesto, tratando de golpear al que parecía ser el líder. Una pésima idea, sin lugar a dudas. No tenia recuerdos de lo que había pasado después de eso. Recordaba el dolor físico característico de los golpes, pero también recordaba haberse defendido casi de forma decente. Entonces ¿Porque?

Uno de los hombres iba armado. En medio de la pelea, mientras los demás golpeaban y dejaban inmóvil al príncipe, el hombre apuñalo al chico por uno de los costados, generando una herida grande y profunda al momento de mover el cuchillo dentro de su piel. Empujaron al chico, dejándolo caer al suelo y se alejaron rápidamente ahí, siendo lo ultimo que vio antes de perder la consciencia.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Esto no era parte del plan! [+Ronald+]

Mensaje por Ronald Colins el Jue Jul 27, 2017 3:34 am

Ronald no llevaba mucho tiempo viviendo en la isla, pero si el suficiente como para tener un buen puesto de médico en el hospital principal de la zona. Trabajaba de médico general y también en el área de emergencias con turnos alternos, a veces diurnos y otras veces nocturnos, hasta el amanecer. Aquello sonaría bastante pesado para cualquiera pero el caso es que aquel hombre lo disfrutaba, no había tardado en acoplarse al ritmo de esa nueva "rutina" y en los pocos meses que llevaba allí ya era reconocido cómo uno de los más eficientes doctores del hospital. Quizá sonase presuntuoso, pero tampoco se sentía sorprendido por ello. El era perfecto en todo lo que hacía ¿Cómo esperar menores resultados?

Ese día en específico le tocaba el turno nocturno en la sala de emergencias. Más era una noche tranquila, hasta entradas las 3:00 am la única emergencia que se vio en la necesidad de solventar fue una sutura simple en el brazo de un adolescente que parecía haberse cortado tras tropezar torpemente con una reja camino a casa luego del trabajo. Aparte de eso, nada requería especial atención. Por ende el hombre de hebras castañas yacía sentado con aire distraído en una de las frías sillas metálicas de la sala de espera en la zona de emergencias, portaba un pantalón de vestir negro oscuro junto con una camisa de algodón en el mismo tono la cual era cubierta por la inmaculada bata blanca que lo identificaba como miembro del cuerpo médico, sus zapatos de vestir gris oscuro yacían perfectamente lustrados e impecables; entre sus manos sostenía un ejemplar desgastado, bastante antiguo, de Orgullo y Prejuicio en el que se encontraba completamente inmerso desde hacía varios minutos. La tranquilidad que le permitía leer no tardó en esfumarse cuando, de pronto, un ajetreo se escuchó por todo el lugar antes silencioso.

Levantó la vista del libro y lo vio. Aquel joven de cabello grisáceo que era llevado frenéticamente en una camilla desde la entrada hasta el quirófano. Parecía inconsciente y olía la sangre, sangre que emanaba de él con exagerada rapidez, de inmediato sus sentidos se levantaron en alerta por lo que descartó el libro en una de las sillas vacías a la par que se colocaba de pie, decidido a intervenir. El castaño con las gafas fue con paso apresurado al quirófano donde sabía habían llevado al joven herido, al llegar fue recibido por una de las enfermeras que casi de inmediato, tras haberse esterilizado las manos tal cual dictaba el protocolo, comenzó a prepararlo para el tratamiento.

- Doctor Colins, acaban de traer a ese joven. Fue encontrado tendido en una esquina de los callejones en los barrios bajos, no se sabe con exactitud que le sucedió. Tiene una herida profunda de puñal en un costado que produjo una hemorragia considerable. Debe detener la hemorragia y proceder a suturar. -.

- Entendido. Comencemos -.

Ya con manos enguantadas en látex blanco y un tapaboca sobre sus labios, aunque por el ajetreo sin la bata azulada de operaciones que suele usarse en lugar de la blanca, inicio con las atenciones que el chico necesitaba. Lo primero fue detener la hemorragia, la cual para su sorpresa no representó gran inconveniente pues cedió sin mayor trabajo, quizá porque naturalmente ya el cuerpo había hecho lo posible para frenarla. El verdadero problema llegó cuando Ronald estaba disponiéndose a suturar la zona, entonces por un instante sus ojos celeste cayeron fijos en sus propias manos, manos teñidas en sangre... y sintió la necesidad irracional de probarla. Era sumamente extraño ¿Cuantos años llevaba trabajando en ese mundo, y nunca antes le había ocurrido aquello? Tal sensación de hambre por la sangre de un desconocido, tantas ganas de dejar todo y encajar sus colmillos en...

- ¿Doctor? ¿Ocurre algo? -la misma enfermera de antes le habló de cerca, tocándole con el codo muy a penas un costado con el fin de hacerlo reaccionar.

Incómodo, se removió en su lugar antes de asentir y tomar el hilo incrustado ya en la aguja para suturar la herida, la anestesia no siendo necesaria por el estado intenso de inconsciencia profunda en que estaba sumido el chico. Cortos minutos hicieron falta para que acabase, una vez listo desinfectó concienzudamente la herida y sus alrededores, procedió a lavarse las manos y con tranquilidad vendó el cuerpo del paciente tomándose unos segundos para apreciar el trabajo bien hecho. También, discretamente, para detallar el rostro pálido de quien yacía inerte en la camilla.

- Sus signos vitales son normales, la hemorragia se detuvo con éxito y las suturas fueron perfectas. -anunció un enfermero presente en la sala que se cercioraba de cada detalle.

- Lo mejor ahora será realizar algunos exámenes para descartar complicaciones. Llévenlo a cuidados intensivos para observación hasta que despierte, perdió una buena cantidad de sangre y es necesario monitorearlo. Iré a revisarlo más tarde, si recupera la consciencia me gustaría estar informado. -.

Varias respuestas afirmativas de los presentes le bastaron. Se quitó los equipamientos médicos y dejó el quirófano sin mirar atrás ni una sola vez. Volvió hasta la sala de espera, el libro que antes leía continuaba abandonado en una de las frías sillas. La diestra no tardó en sujetarlo nuevamente, sin abrirlo con intensiones de retomar la lectura de la cual ya había perdido el hilo. Un suspiro pesado, largo y cansado se escuchó emanar de sus labios mientras iba directo a la cafetería del hospital. Necesitaba tomar su descanso de la noche.

También, necesitaba aplacar la sensación extraña de hambre que la sangre ajena le provocó ¿Qué estaba mal con él? ¿De la nada no podía controlar los instintos de vampiro? Esperaba que no se repitiera algo como eso en ninguna ocasión...


Hablo (#666699) // "Pensamientos"(#993300)
Hibridos
avatar
Premios :


Mensajes :
102

Ver perfil de usuario
Ronald Colins

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Esto no era parte del plan! [+Ronald+]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Jue Jul 27, 2017 10:46 pm

Oscuridad. Profunda y eterna oscuridad, era todo lo que su mente alcanzaba a procesar. No sentía nada, ni podía escuchar nada, o al menos así fue durante un buen tiempo. Si había sido mucho o poco no había sido consciente de ello. Poco a poco el silencio se vio profanado por voces que le resultaban realmente lejanas, pero no podía entender lo que estas decían. Ni siquiera cuando se hicieron mas claras y molestas, haciéndolo fruncir el ceño y removerse incomodo donde fuera que se encontrara. "¿Es que no pueden callarse? Maldita sea" pensó.- ¿Quieren callarse?.- pregunto, ignorando el hecho de que su voz había salido cansada y mas baja de lo habitual. Pronto estas se alejaron, como si los portadores simplemente se hubiesen ido a otro lugar.

Al igual que el silencio, la profunda oscuridad poco a poco fue disipándose, trasformándose en la incomoda vista de la piel de sus parpados al recibir una luz intensa de lleno, obligandolo a apretar los parpados fuertemente antes de abrir los ojos, tratando de procesar lo que estaba pasando. Si había dormido, esa no era su habitación. El techo y paredes blancas, el horrible aroma a medicina...

"¿Un hospital?"
pensó, antes de recordar de golpe lo que había pasado antes de caer en la inconsciencia. Se había peleado con un grupo de matones en uno de los callejones camino a casa, eso lo recordaba perfectamente, pero... ¿en que momento había caído inconsciente y porque? Se reincorporo un poco, sentándose sobre la cama de hospital, quizá demasiado rápido. El brusco movimiento tuvo 3 diferentes reacciones: primero, un mareo y nauseas intensas, seguido del dolor de cabeza provocado por la cantidad de alcohol ingerida horas atrás, y por ultimo un dolor intenso proveniente de un costado de su abdomen. Sostuvo ambos lados con sus manos por inercia, notando entonces la venda que cubría su abdomen y el cable rojo que se conectaba a su mano izquierda, atravesando su piel, reconociendo pronto aquel liquido como Sangre que provenía de una bolsa colgada en lo alto del mueble de al lado.

_ Esto debe ser una puta broma - murmuro para si mismo, llevando la mano libre a su flequillo llevarlo hacia atrás por frustración. Al menos ahora era consciente de que las molestas voces se trataban de algún doctor o enfermero hablando con otro similar en la habitación. La duda era... ¿Donde estaban ahora? Quería irse de ahí lo antes posible, odiaba el ambiente de los hospitales y prefería mil veces estar muriendo en casa que encontrarse en un lugar tan... desagradable.

Completamente fastidiado, quito la sabana que cubría su cuerpo y arranco el cable que se unía a su piel, lanzandolo a un lado y acariciando dicha zona con la otra mano antes de apretar suavemente para detener la hemorragia hasta que la pequeña herida se cerrara por completo. Hecho eso, se sentó a la orilla de la cama y comenzó a inspeccionar el lugar, intentando ubicar sus cosas, solo para luego bufar fastidiado al notar que estas no se encontraban en la habitación.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Esto no era parte del plan! [+Ronald+]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.