• Usuario
  • Ultimos temas
Últimos temas
» Sound the bugle now [+Adam Benett+]
Lun Ago 14, 2017 1:50 am por Adam Benett

» Chicos +1, chicas -2 [Juego]
Lun Ago 14, 2017 12:33 am por Johan Goldstein

» Yo vengo de paseo, ¿y tú? [Priv. Johan]
Lun Ago 14, 2017 12:29 am por Johan Goldstein

» I'm not freaking out [Priv. Akemi Thainos]
Dom Ago 13, 2017 9:54 pm por Johan Goldstein

» [Trama #2] ZERO vs Dark Moon [Solo miembros]
Dom Ago 13, 2017 5:55 pm por Johan Goldstein

» Temas libres sin respuestas [Registro]
Dom Ago 13, 2017 5:13 pm por Dante Romanov

» Búsqueda de hermanos raros. (?)
Sáb Ago 12, 2017 7:41 pm por Rraisy Traiga

» Terathia +18 [ÉLITE]
Sáb Ago 12, 2017 3:23 pm por Invitado

» La infortunada vida del gato negro —PV
Vie Ago 11, 2017 5:52 am por Aleska Hepburn

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
Vie Ago 11, 2017 2:27 am por Invitado

» Naruto Rol Storm
Miér Ago 09, 2017 3:52 pm por Invitado

» Reglamento del foro [Actualizado 2017]
Lun Ago 07, 2017 7:48 pm por Murdoc Niccals

Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (38/45)

De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Sáb Oct 25, 2014 12:10 am

_ ¡Claro que no! ¡No iré a una escuela a cuidar escuincles mientras vas a una reunión! - había gritado a su jefe luego de que, tras uno de sus clásicos desplantes en la oficina, terminara siendo encomendado a la "misión" de acompañar al pelinegro a la academia Shirakiin, cuidando que todo estuviera en orden mientras el "Team Zero" disfrutaba de su maldita reunión.

Y aun asi, ahi se encontraba, en medio del majestuoso jardin principal de la academia Shirakiin, vestido con su uniforme de policia y mirando con "atencion" a cada niño y/o joven que veia pasar frente a el. ¿En serio? ¿¡Para que carajo querrian atacar una academia!? ¡Dudaba que se atrevieran!... dios, ¡Era viernes! Lo normal para todos, incluyendo a cualquier loco psicopata asesino en serie, era ir de peda los viernes... ¡Eso era lo logico! ... Pero en su lugar, se encontraba "disfrutando" de su tarde "libre" mirando a niños traviesos y pubertos alocados ir de un lado a otro.

Estaba a menos de un par de segundos de morirse del aburrimiento, arrepintiendose de haber dejado su consola en la oficina. Nada mas interesante ocurrio, bueno, ademas de evitarle la caida a algun loco que estaba corriendo a su gana y casi se estampo en el suelo. El mocoso simplemente se habia soltado y habia seguido corriendo sin siquiera dar las gracias.

_ Tsk! - suspiro y se dejo caer sobre una banca, aun mirando a los estudiantes mientras esperaba a que su "adorado" jefe saliera de la reunion, aunque tenia la ligera sospecha de que... recordando que su "darling" estudiaba en el lugar... su jefe tardara un rato en llegar junto a el para marcharse de ese lugar repleto de niños.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 25, 2014 3:16 am

Suspiré aliviada, por fin había terminado las clases del día y tenía todo el resto de la tarde libre. Decidí usar ese tiempo explorando la academia, después de todo no tenía mucho tiempo aquí y quería conocer cada pequeño rincón del lugar, descubrir sus secretos y utilizarla como fortaleza propia por si se necesitaba.


No tardé mucho en llegar al jardín principal, ese aire perfumado por todas las flores que adornaban el lugar era relajante y fresco, un día perfecto estaba frente a mí con muchísimas posibilidades. Pero había algo raro, podía oler cierto aroma a quemado… pero era una mezcla extraña entre eso y olor humano, diferente al olor de humano carbonizado. Miré hacia el lugar de procedencia de tal olor y me encontré con un joven sentado en una banca.


Su pelo rojizo y sus extrañas marcas bajo los ojos eran raros, pero lo único que me extrañó fue el hecho de que estaba vestido como policía, ¿Qué hacía un policía en la academia?
Sin perder mucho tiempo me le acerqué, parecía aburrido por lo que nada debía ser serio, pero igual me desconcertaba su presencia aquí.

-Buenas tardes.-Salude. Mirándolo de cerca, no parecía tan adulto, unos veintitantos a lo mucho además era bastante atractivo, aun así los modales debían ser mostrados.-¿Pasa algo?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Lun Nov 10, 2014 1:42 am

No habian pasado mas de algunos minutos, y sin duda alguna ya estaba considerando el irse de ahi sin importarle lo que su jefe pudiese pensar. Total, seria la primera ni la ultima vez que lo dejara en el lugar, ademas de que estaba completamente seguro de que su jefe se estaria divirtiendo con su "Darling" y lo dejaría abandonado ahí como perro mojado... mojado en rayos de sol.... bueno se entendía.

_ Ya me vengare de ti luego - susurro para si mismo, pensando en una buena forma de cobrarsela despues a su jefe, mientras mira a su alrededor queriendo recordar como salir del lugar. Hacia años que no estaba en esa academia. Una voz femenina termino por llamar su atencion, provocando que dejara de lado su tarea de rebuscar entre los archivos de su memoria por el mapa de la academia hacia donde provenia la voz. Se trataba de una chica de cabellera blanca y corta, a juzgar por su vestimenta, seguro una estudiante de la academia. Cuando era joven, el uniforme de la academia le parecia bastante sexy... pero ver ahora a niñas con ellos, siendo adulto... había cambiado su opinion un poco. Seguia siendo genial pero... bueno... no se comparaba a la ropa que usaban en las fiestas a las que iba.

_ Buenas tardes - respondió al saludo siendo lo mas educado posible. No queria dañar su imagen con estudiantes, aun si los profesores seguro lo reconocían por los dolores de cabeza que les habia causado en sus tiempos de juventud.- Nada de que preocuparse señorita...

No habia dado ninguna informacion ademas de ello, puesto que tenia ordenes estrictas de no mencionar nada acerca de los planes y reuniones del team zero. Si el las sabia era simplemente por tener que hacer vigilancia, aunque realmente no le interesaba en lo mas minimo el trabajo del grupo. Tras mirar a su alrededor nuevamente, termino por suspirar y mirar a la chica.

_ Disculpe... no conosco los caminos de la academia - no iba a aceptar que los habia olvidado.- y realmetne me encantaria ir a comer algo. ¿Sabe como llegar a la cafeteria? - pregunto, procurando usar el idioma formal que tanto se habia esforzado por mantener.

off: perdona la tardanza >.< ya habia avisado que paso pero igual pido disculpas :D.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 11, 2014 12:37 am

¿Nada de qué preocuparse? Normalmente no habría confiado en un policía, siempre ocultan información, pero la cara de este joven de total aburrimiento antes de que le hablara me lo confirmaba. Estuve a segundos de dar media vuelta e irme cuando su voz nuevamente fue dirigida hacia mí.


Bufé mentalmente, ¿Cree que no tengo mejores cosas que hacer que guiar a un policía por unas donas y café? Pues, lastimosamente estaba en lo correcto. Y sí, había un sinfín de posibilidades sobre lo que podía hacer con la tarde libre pero no se me veía a la mente ninguna por el momento.


-Sí, claro. Yo puedo indicarle el camino, pero antes, me gustaría presentarme.-Sonreí de forma ligera de lado y le tendí mi mando sutilmente, por supuesto que esta era una perfecta excusa para tocarlo y así… Bueno, enterarme del todo del porqué estaba ahí. No es que fuera entrometida, solo me interesaba cualquier cosa que pase en esta academia, no pensaba ir más lejos en su mente.-Mi nombre es Kendall, Kendall Tayner. Mucho gusto.



Mi don tenía ciertas ventajas, me permite entrar a la mente de la gente con solo tocarlas en cualquier parte de su cuerpo con mis manos. Sin embargo, soy una persona que casi no lo ocupa a menos que el contenido de aquella mente me interese. Lo mejor del caso es que solo gente experimentada y extremadamente sensible capta mi intromisión, solo 1 en 100 lo hacen, ¿Acaso él es aquel 1?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Sáb Nov 15, 2014 4:47 am

"Eso no me lo esperaba"

Si era sincero, se había preparado mentalmente para ser rechazado y tener que buscar por su cuenta la dichosa cafetería, valiéndose de los pocos recuerdos que tenia de sus tiempos como estudiante. Sin embargo, no habia sido menos acertado en esa situacion. La chica habia aceptado casi sin dudar. Casi. Fue poco tiempo, tal vez cualquiera no lo veria como duda... sin embargo, si de algo podia estar seguro es que ella lo hacia por pura cortesia... no parecia querer realmente ayudarlo.

Bueno. A final de cuentas no era importante. Con poder comer le bastaba.

Aun asi, no pudo evitar arquear una ceja al momento de notar, un par de segundos despues, su mano extendida y lo de la presentacion. ¿Desde cuando una estudiante era tan cortes con un policia? Realmente no sentia que fuese necesario el saber su nombre, a final de cuentas solo lo acompañaria a la cafeteria... o al menos eso pensaba.

_ El gusto es mio, señorita Tayner.- tomando su mano a modo de saludo, quiza por pura cortesia. Si algo podia tomar de ventaja el ser un incorporeo, era precisamente su nula presencia. Si algo planeaba, esperaba que al menos eso pudiera ser de ayuda. Si esa intuicion de policia fallaba... bueno... al menos seguiria siendo cortes.- Oficial Axel Rawson a sus servicios - dando un ligero saludo con su mano libre mientras usaba su sonrisa de telenovela.

Tal vez, en sus tiempos de juventud hubiese estado a punto de responder "Lea" como en muchas ocasiones le habia pasado. Pero claro, Lea Rawson ya no existia. Axel era su simple incorporeo... el incorporeo de un huerfano que ni siquiera recordaba su viejo apellido. Bueno, igual era algo irrevelante... despues de todo, ya habian pasado tantos años, y sus memorias de su ser "completo" eran confusas. Tras un par de segundos solto su mano y llevo esta a detras de su propio cuello.

_ Entonces, señorita Tayner... ¿nos vamos? - pregunto. Si... tenia mucha hambre... y si... era su prioridad. Bueno... su prioridad era escapar de las garras de su jefe... sep... odiaba esas juntas.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Miér Dic 03, 2014 8:55 pm

Alcé mi ceja divertida…. –“Claro, con razón el olor”-Pensé en cuanto lo toqué. Nada, no había mente que leer. Un llamado incorpóreo estaba dándome la mano… Buena jugada debía admitir.


-Pues bien, oficial Rawson –Comencé a hablar con una sonrisa simpática. Parece que tendría que sacarle la información a la antigua y eso iba a ser difícil contando que no me dejó leerle la mente.- , ¿Qué le apetece comer? Como sabe, esta institución tiene la cafetería para estudiantes, pero si no le interesa el menú podríamos salir… -Debía darle crédito en algo, él era guapo.


Tenía unos ojos bastante atrayentes, pero yo esperaba que no fuera de esos chicos que se aprovechen de su físico para lograr cosas y mucho menos que coquetee con cuanta chica se pusieran enfrente o esto sería incómodo.


Esperé a que se levantara de su asiento y me dijera que apetece, lo más seguro es que se vaya por la opción de comer en la cafetería y así sabría que el asunto de la escuela es serio, si acepta ir afuera, entonces no importaría demasiado su locación por lo tanto sólo sería algo normal y mi interés se disiparía por completo.


Me acomodé a la correa que sostenía a Chi, tal vez terminando de ir a dejar al oficial iría a practicar mi aikido un poco, ya tiene tiempo que dejé a mi katana sin acción para reemplazarla por armas y, si esto continua, Chi va a odiarme.


-Entonces… ¿Es usted un incorpóreo? –Pregunté solo para hacer la plática. –Lo asumí por el olor.- Ni de coña le diría de su intento por leer su mente fallido, además de que era un secreto que pocos saben, seguía siendo un policía y eso aún me inspiraba desconfianza.



Todos los policías lo hacían…


Off Rol:
Siento la demora, he estado algo ocupada XD
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Jue Dic 11, 2014 3:23 am

Intento no sonreir de forma burlona al momento de escucharla y ver aquella sonrisa en su rostro. Estaba tan acostumbrado a tratar con tantos ladrones y asesinos que, con el tiempo, entender a un simple estudiante le era muchisimo mas sencillo. Algo planeaba, aunque esperaba que no fuera realmente contra el. Sin embargo, prefirio centrarse en la otra pregunta. Si bien, lo logico era que se quedara en la academia para esperar a que su adorado jefe saliese de su tan importante reunion, preferia mil veces abandonar esa academia y dejar al chico a su suerte. Total, el no tenia nada que estar haciendo en la escuela, era junta del team zero y el estaba lejos de pertenecer a tal grupo. La guerra entre grupos de la isla le importaba un reverendo rábano. Sin embargo, tras recordar que posiblemente lo obligarian a tener horas extras simplemente se golpeo internamente y suspiro.

_ De preferencia a la cafeteria... si no es mucha molestia - sonriendo aun por cortesia. La comida de la cafeteria escolar definitivamente no era la mejor, pero no queria trabajar de mas... no otra vez. Suficiente habia tenido con la ultima vez que se habia ido de parranda y habia terminado firmando papeleo de oficina. De solo pensarlo se moria del aburrimiento.

Con suavidad se levanto de la banca, sacudiendo sus pantalones uniformales para quitar las hojas que se habian quedado adheridas a el, y acomodando nuevamente su sombrero antes de sonreirle de nueva cuenta a la muchacha.

_ ¿Nos vamos? - pregunto, preparándose para seguir a la joven de cerca. No era costumbre pedir ayuda para cosas tan simples, pero lo que menos deseaba era perderse en la academia y encontrarse a alguno de todos los profesores a los que odiaba con verdaderas ganas.

Miro con sorpresa entonces a la chica, tras haber escuchado su pregunta. ¿Sabia esa chica que era un incorporeo? ¡Era impresionante! ¿Les enseñaban eso en la escuela? ... eran realmente pocos los que sabian de la existencia de los incorporeos, asi que definitivamente era sorpresivo el que una chica de la academia supiera de su existencia. Peor aun, que lo reconociera por el olor.

_ Bueno... podria decirse que es asi. Aunque seguro que el olor no fue, señorita - sonriendo con un pequeño deje de burla, ya que un incorporeo no tenia ni presencia ni aroma. Pero era algo irrelevante a fin de cuentas.

_ Y usted? puedo suponer a primera vista que es ¿un vampiro? no se... algo lo dice - tranquilamente, colocando con suavidad su mano sobre la cabeza de la menor y despeinandola un poco.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 14, 2014 2:17 am

Ok. Ahora mi siguiente paso era llevarlo a la cafetería. De repente me pregunté ¿Esto era sencillamente necesario?, ¿De verdad tendría que saberlo?  -“No”- Fue la respuesta por parte de mi cerebro, incluso mi instinto. Se podría decir que solo lo quería saber por pura payasada, ni siquiera estoy segura de que me convenga en algo saberlo, por lo que solo me limité a hacer mi camino hacía aquel lugar.


-Perfecto. Sígame, por favor.-Le anuncié comenzando a caminar. No era muy difícil dar con ella, bien le pude haber dicho el camino y simplemente deshacerme de esa tarea, pero ya era demasiado tarde, si lo hiciera después de esto, simplemente sería descortés. Tal vez hasta podría aprovecharme de ello y comer un pastelillo o algo. Hace mil años que no los como… Por supuesto, era exageración. Tiene meses, pero igual se me apetecía uno.


Pronto estuvimos internados en la academia. Sus grandes y clásicos pasillos me eran interesantes, aún después de estar aquí casi todo el tiempo solía quedarme mirándolos pensando en  que, tal vez, algún día me revelaran sus secretos.


Nuevamente esa oleada de olores me llegaba como siempre, humanos, híbridos, demonios… Adoraba la variedad. Nunca en mi vida como humana había olido algo, mi sentido del olfato era casi nulo, ¿Pero ahora? Todo era diferente, podía presumir que olía mejor que un sabueso… Si es que eso era presumible.


Casi rio al ver su cara sorprendida por lo dicho, ¿Por qué todo mundo hace eso? ¡No es tan difícil! Hay algo que se llama “Pasar-los-fines-de-semana-en-la-biblioteca” que ayudaba. Soy una ex –humana, la curiosidad es todo lo que existe en mi cerebro. Debería sorprenderle que no lo supiera.


-Es como humo…-Le respondí mirándolo de lado.-Pero tal vez esté equivocaba y sea que usted fuma.-Fue lo único que dije para no comenzar un debate por aquel asunto del olor.-Pero aunque tenga razón y no haya sido por ello, prefiero no decirle cómo lo noté. No confío en los policías, lo siento.-Traté de explicar lo más amable que pude, incluso terminé por darle una sonrisa.



-¿Algo lo dice?-Comencé a reír suavemente desviando mi mirada hacia el lado contrario.- Será mi piel fría… serán mis ojos?, ¿Qué le dice eso?-Para adivinar inclusive, se debe tener conocimiento.-Pero sí, lo soy… Aunque por el momento no tenga colmillos…-Juguetonamente lleve mis labios hacia atrás para que notara mi dentadura. –Esos salen más tarde…
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Mar Dic 23, 2014 4:43 am

Por unos instantes, pensó en si realmente era buena idea abandonar el lugar en el cual su jefe le había ordenado permanecer. Había supuesto que tardaría un rato en llegar, dándole el suficiente tiempo para ir por comida, distraerse un poco y regresar pero... ¿y si llegaba antes? se regaño a si mismo mentalmente. ¿Llegar antes? ¡Claro que no! Estaba seguro de que tardaría lo suficiente para que pudiese disfrutar de su comida, así que decidió no preocuparse al respecto. Si llegaba antes, que esperara tanto como había esperado el.

_ De acuerdo - menciono al empezar a caminar detrás de ella, siguiéndola. Recordaba muy bien muchos de los lugares de la academia, los edificios, las ventanas... hasta el arbusto que estaba a un lado de ellos, arbusto en el que durante su juventud se hubiese escondido mas de una vez de los prefectos para evitar sus castigos. Aun así, no lograba comprender como era posible que el lugar donde estaba la cafetería no pudiese recordarlo.

Quiza porque era un lugar al que no frecuentaba demasiado, despues de todo, siempre habia preferido comer algo cocinado por el mismo o comer en el exterior.

La sonrisa en su rostro se ensancho al ver a los estudiantes correr y divertirse tal cual lo habia hecho el como chico desastre. Si bien respetaba a aquellos que tenian la suficiente paciencia para estudiar suficiente y poder sacar altas calificaciones, el siempre habia preferido estar haciendo desastre y pasar con la minima aprobatoria... total, si queria recordar algo podia investigarlo tiempo despues. A pesar de su forma de ser en la escuela, ahora era un policia ejemplar... en horario de trabajo unicamente, pero ejemplar a final de cuentas.

_ ¿Como humo? - pregunto, interesado en aquello. ¡Claro! Como incorpóreo, aroma personal no tenia, sin embargo... pasaba tanto tiempo rodeado de llamas, tanto en sus misiones, rodeado de gente que pasa tiempo fumando, como cuando tiene que pelear y usa sus poderes de fuego, por lo que era un tanto logico que en el se quedara impregnado el aroma del humo.

_ No se trata de eso, señorita... seguramente el aroma es a causa de esto - menciono, levantando sus manos para chasquear sus dedos y generar una llama en la misma, danzando tal cual el leve aire le pegaba en su contra.- aunque debo aceptar que la comprendo... le digo un secreto? - sonriendo divertido.- cuando era estudiante, tampoco confiaba en los policías... ¿Quien diria que terminaria siendo uno?

El tambien se preguntaba lo mismo cada que tenia oportunidad.

_ Mas bien, diria que su presencia - respondio de forma tranquila.- cada ser vivo tiene una presencia diferente... aunque caresco de una como incorpóreo... puedo sentir las presencias... algo que aprenderás pronto a hacer si es que no lo sabes aun - sonriendo. Era lógico que cualquier ser experimentado, al ser adulto, pudiese tratar con las presencias tan fácil como abrir una lata de sardinas.

_ Oh pero que mal~ los colmillos son sin duda el atractivo de los vampiros - dice lamentandose un poco, antes de mirarla nuevamente con una sonrisa.- pero es una gran habilidad saber esconderlos... evitas que la gente te tenga miedo. Bien hecho~


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 29, 2014 8:06 pm

Y de pronto, llamas salían de sus dedos. Mi primera reacción fue abrir los ojos impresionada y luego voltear a todos lados, no estaba muy segura de que se pudiera hacer fuego dentro de la academia y fuera de las áreas controladas para ello y, de todos modos, era la primera vez que veía a alguien haciendo eso frente a mí.


-¡Wow! ¡Apague eso!-Dije algo asustada, y es que eso era algo nuevo para mí, una cosa era leer sobre aquella habilidad y otra muy diferente al hecho de verla en persona.-No sabía que podía hacerlo… Disculpe si me asusté.-De inmediato traté de recuperar la compostura y lo había logrado… al menos el 99.9% de ella.


-Eso es algo irónico, ¿No le parece?-Alcé la ceja, yo jamás me convertiría en un oficial ni nada por el estilo, prefiero mil veces la vida haciendo justicia en lo anónimo con mis nuevas habilidades. Era lo que solía hacer antes de venir a esta isla.


-No, aún no puedo hacerlo por presencia.-Le respondí mirándolo de lado.-Puedo hacerlo por el olor… Eso a veces es un problema cuando tengo hambre.-Bromeé, pero era cierto, habían veces en que el olor de las otras creaturas se me antojaba tanto como si yo fuera un humano de nuevo y todos ellos comidas exóticas, por supuesto que jamás mataría a alguien otra vez solo por ello, prefería ir a robar algo de sangre a los bancos para ello. Era más “digno”.-Me parecen interesantes todos ustedes, los incorpóreos… He leído bastante y aun así no creo saber lo suficiente…


Y es que así eran con todas las especies. Los libros pueden ser geniales pero quería conocer uno en persona, que él me dijera si todo era cierto o sólo con algunas variaciones, debía saber todo y así usarlo para mi supervivencia.


-Tiene razón.-Sonreí.-Adoro mis colmillos, pero sólo salen como por necesidad, es decir, si tengo hambre comienzan a salir contra mi voluntad y, lo que es peor, duele ya que están dentro de mis encías… Leí que se acostumbra a ello, pero no creo que a mí me pase…-Era un dolor parecido a la muela del juico más un cosquilleo bastante molesto y a todo eso acompañado por sangre por la herida y si eso no hacía otra cosa que darme más hambre entonces no sé qué hace.


De pronto me volví a sorprender, ¿Cómo sabía que no quería darle miedo a nadie? Claro que no le deje ver mi sorpresa ya que podía ser que solo estuviera suponiéndolo o que también le pasara a él… Cosa que no creo por el simple hecho de que él no infundía miedo. Pero del pasado de una persona no se sabe mucho a menos que decidiera contarla o yo lo viera con mis propios medios.


-Gracias… De hecho, sí es un tanto útil, -Me rasqué la nuca levemente y volví a dejar mi brazo a un costado.- pero aun así envidio a los otros vampiros en la habilidad de no asustar por lo que son…-Lo sabía, habían vampiros que con todo y colmillos podían hacer reír a bebes o llevarse bien con otras personas o creaturas.


-¿A usted tampoco le gusta dar miedo?-Lo miré de frente por primera vez después de lo de las llamas en su mano mientras esperaba su respuesta.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Sáb Ene 03, 2015 1:05 am

Realmente no le había pasado por la cabeza la idea de asustar a la muchacha. Había pensado que se impresionaría o algo similar, pero no el que llegase a asustarla. Bueno, había sacado el fuego de la nada, por lo que entendía un poco su reacción. A petición de la muchacha, apago aquella llama y suspiro, mirando a su alrededor. Había olvidado por completo las reglas de la academia, aunque bueno... si no las cumplía siendo alumno, como persona ajena le interesaban poco.

_ Discúlpeme a mi, señorita Kendall... no pensaba asustarla - menciono aun sonriendo ligeramente, mientras sacudía su mano para alejar un poco el aroma a quemado. Menos mal no llevaba los guantes negros que siempre cargaba, que si no seguro estarían quemados, y no tenia ganas de ir a comprar otros.

_ ¿Irónico? Puede ser.. simplemente los ideales cambian una vez que uno crece ¿no cree? - tranquilamente. Si, era cierto, durante sus epocas de adolescencia habia odiado a muerte a los policias, principalmente por las locuras que solia hacer. Sin embargo, al crecer habia notado ciertas cosas agradables en la vida de un policia, sobre todo, aquella excitacion provocada durante una pelea o conflicto, o al momento de realizar alguna mision importante, tal como recuperar drogas o atrapar a algun asesino en serie. Sin duda, aquella emocion lo hacia adorar su trabajo, aun si la mayor parte del tiempo pasaba firmando los papeles que su "amado" jefe no queria firmar.

_ Bueno... por el aroma es una de las formas mas comunes... pero no siempre es efectiva. Aun si el aroma puede ser modificado con perfumes o cosas similares... la presencia nunca cambia. Es por eso que conviene aprenderlo - menciono, a modo de consejo.- haha... no hay mucha informacion sobre nosotros, somos simplemente seres que nacen cuando un corazón se divide en incorporeo y heartless... es algo complicado.

Sobre todo... un incorporeo no tenia corazon. Era algo a lo que estaba acostumbrado, y que conocia perfectamente. Era simplemente un ser vacio, el cual actuaba como una persona normal al creer ciegamente que los sentimientos eran cosas de la mente y no del corazon.

_ ¿Tanto asi? bueno... puede ser que efectivamente solo tenga que acostumbrarse. Aunque no sabia que los vampiros podían hacer eso - dijo pensativo, llevando su mano derecha bajo su barbilla.- Los vampiros no dan miedo señorita... son seres comunes, como los humanos, demonios... o incorporeos. Simplemente los humanos no... estan acostumbrados... eso es todo - sonriendo de forma melancolica. Si... los humanos eran extraños. El lo habia sido durante su infancia... aunque no recordaba mucho de su vida pasada, podia recordar la emocion que sentia al leer cuentos sobre seres sobrenaturales. ¿Que era a lo que tanto le tenian miedo los de su raza?

_ Hmm... depende de con quien este tratando. No me gusta infundir miedo a quienes "quiero"... sin embargo... el miedo es una muy buena forma de autodefensa ante otras personas. Es mejor que el enemigo me tema... a que me subestime - llevando sus brazos a sus bolsillos. Si... asi lo preferia. Preferia que el enemigo le tuviese miedo, antes de que fuese al reves. Aunque total... ¿como un incorporeo podria sentir miedo? El no podia sentir nada.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 15, 2015 4:09 am

-Si, eso supongo.-Crecer… Aún me faltaba bastante, yo aún era una adolecente que acababa de ganar la inmortalidad, era obvio que no era buena para opinar sobre aquello, pero tampoco era que fuera una inmadura. Sonreí con solo la imagen mental de mi con traje de policia. No. Ni de broma.-Pero, como todo trabajo, debe tener sus altas y bajas… Imagino que es demandante lo que hacer.-Doblamos en una esquina, ya casi estábamos en la cafetería.


-Si.-Hice una mueca graciosa de desagrado.-Una vez me confundí porque me llegó un olor a perro mojado muy extraño y resultó sólo ser un humano con mascotas.-Fue extraño ya que no era algo que me esperara y menos cuando tenía hambre…


-¿Complicado?-Repetí mirándolo de frente.-Todos aquí somos complicados, incluso los más pequeños insectos o los más grandes humanos… Complicado debería ser el segundo nombre de todos aquí.-Bromeé, tal vez para quitar la tensión, tal vez para sacarle un poco más de información, o tal vez porque estaba frustrada por la dificultad de este mundo… Pero tenía una vida completa para averiguarlo.-Dime una cosa… ¿Es cierto que no tienen corazón?


Ese tema en especifico me llamaba la atención. En la escuela había aprendido que las emociones estaban en el omóplato cerca del cerebro, pero también leí aquí que los incorpóreos suelen ser fríos o no tener sentimientos y supuse que preguntar sobre ello sería una vía más fácil para preguntar sobre sus formas de ser.


-Digo, ¿Cómo bombean sangre?, ¿O se refieren a que no tienen sentimientos o qué?-Soy muy curiosa, creo que eso se notaba bastante cuando había una mente que no podía leer, como esta.


-No todos los vampiros.-Respondí sonriente.-Solo unos cuantos depende la raza. Por ejemplo, yo no soy de los vampiros que tienen todo para seducir gente.-Reí al pensar en qué hubiera pasado si hubiera sido uno de esos vampiros quien me mordió aquella vez… Sería incomodo.-Traté de buscar qué tipo de vampiro soy, pero Google solo tima a veces y en la biblioteca hay un montón de información.-Rodeé los ojos. Desde que entré no había tenido suerte de encontrar información sobre vampiros con mis características.



-Me refería a en el mundo humano.-Le dije.-Si me veían la cara en los primeros meses de mi vida como inmortal huían como si hubieran visto un fantasma… ¿Será porque me veía tan mal?-Quise evadir todo mal recuerdo de ello con algo de humor, siempre era la mejor forma de soportar las cosas.-No lo sé…-Me rasqué la nuca.-Nunca me ha gustado que me miren con temor. Prefiero que me subestimen y poder sorprenderlos “gratamente”.-Sonreí de forma ligeramente terrorifica, era gracioso en la clase cuando todos pensaban que era débil por ser solo un vampiro de un año y de pronto ¡Pas!, eran derrotados con tan facilidad que el proximo oponente siempre tenía más cuidado.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Jue Ene 22, 2015 12:24 am

_ hmm... en ocasiones puede serlo - acepto, después de todo, una vez que le tocaba estar sentado en la oficina firmando papeles sin duda odiaba su trabajo.- Pero, en otras veces... es emocionante - agrego. Y claro que lo era, puesto que no todo era firmar papeles. Amaba cuando era enviado a alguna misión, o cuando le tocaba hacer guardia en alguna carretera. Mas aun cuando había crímenes, no decía que fueran cosas buenas, especialmente si se trataban de asesinatos, sin embargo, era cuando el trabajo mas interesante llegaba a la oficina: el trabajo de investigación. Eso si que lo disfrutaba.

Nuevamente, una pequeña risa escapo de sus labios al escuchar aquella anécdota.- Y ocurre muy a menudo... Por eso amo las presencias - menciono tranquilamente. Era uno de los requerimientos que había tenido para conseguir el trabajo: El saber distinguir las presencias. Después de todo, no era algo positivo el que un policía se equivocara por una confusión de olores. Aun recordaba el supuesto incendio que al final resulto ser solo una sarten quemándose puesto que la dueña de la casa había olvidado apagar la estufa.

_ Bueno... en eso estoy de acuerdo con usted - menciono divertido, para luego suspirar y seguir mirando hacia adelante. ¿Que podía decir? No estaba muy informado de lo que era un incorpóreo, nunca había estudiado sobre ello, lo que conocía era de lo que se había enterado por si mismo desde el momento en que se había transformado en uno.- En efecto... un incorpóreo carece de corazón. Ya que este se encuentra con el Heartless de la persona en cuestion - aunque aun estaba confundido en el porque se llamaban "sin corazones" si llevaban el corazon de la persona, misterios de la vida que tal vez nunca llegaria a comprender.

Nuevamente rió al escuchar aquella pregunta, esta vez no de forma disimulada.- El corazón, como órgano, si lo tenemos. Se refiere al corazon sentimentalmente... sin embargo... ¿que son los sentimientos ademas de algo creado por el cerebro? ... Tal vez no podamos sentir desde aquí - dice golpeando su propio pecho donde estaba el organo vital.- sin embargo... podemos hacerlo desde aquí - ahora golpeando su propia frente levemente.- ¿Lo capta?

Arqueo una ceja al escucharla, deteniendo su paso para mirarla atentamente.

_ Bueno... Es algo en lo que no puedo ayudarte en mucho. Se lo basico sobre vampiros, sin embargo, desconosco tambien lo de las sub razas... - de hecho, era la primera vez que escuchaba sobre diferentes razas de vampiros. Osea, conocia los niveles: sangre pura, mestizo, etc... sin embargo... desconocia por completo el hecho de que hubiera vampiros con diferentes caracteristicas entre si.- pero seguro encuentras algo pronto. Respecto a lo otro... a mi parecer, todos los vampiros tienen cierta fuerza de atraccion... no se... nunca he visto un vampiro feo - dice divertido. ¿Como decia que carecia de tal fuerza?... con el fisico que la chiquilla se cargaba, estaba seguro de que podria aplicar distintos metodos de seduccion a su favor. Sin embargo, ella parecia no notarlo.

_ Como ya he dicho, es solo que los humanos siempre se ven afectados por lo que es diferente, temiendole o rechazandole... incluso entre los de su misma raza se rechazan unos a otros - simplemente su vida como humano no habia sido la mejor de todas. Si bien no la recordaba muy bien, al menos recordaba el orfanato y a su mejor amigo. Ambos huerfanos, no tenian el apoyo de nadie y eran tratados como insectos por las demas personas... aunque tambien el color de cabello que tenian ambos era diferente al de un humano normal.- Aunque en eso también estoy de acuerdo. Es una muy buena forma de bajarle los humos a alguien demasiado confiado - rascandose el cuello ligeramente.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 23, 2015 4:29 am

-Entonces supongo que vale la pena, si usted lo dice.-Sonreí. El trabajo policial nunca me interesó en li más mínimo, pero, como dice él, podría en algún momento dado cambiar de opinión. Por ahora me concentraré en pasar mis materias, seguir entrenando y volviéndome más y más fuerte. Esa es mi meta.


-Me imagino que para su profesión debe ser importante, ¿Le costó mucho aprenderlo?-Pregunté, para ser sincera, se me hacía algo complicado de aprender, después de todo, no es cualquier cosa. La presencia es única, cada uno posee una irrepetible. El poder siquiera captarla y con ello ver que raza o persona eres es a big deal como se dice en ingles.


-¿Heartless?-Susurré. Quise mandar al carajo todos los libros que leí, ninguno decía nada sobre ello y tenía curiosidad, pensé que, tal vez, no he consultado el libro correcto aún.-Vaya, más complejo de lo que creí.-Alcé las cejas como en señal de sorpresa, después de todo, este mundo jamás deja de sorprender.


Me sonrojé un poco por la risa que ocacióno mi pregunta y, mientras escuchaba la explicación, me moría de vergüenza. Qué pregunta tan más estupida. -¿Quiere decir que… Puede ser que le gusta alguien, pero no sentira al corazón a punto de explotar si ella lo besa?-Era un ejemplo algo tonto, pero nunca se sabe si por algo así se entiende mejor que de otras formas.-Si es así, creo que sí lo capto.


De pronto se detuvo, avancé unos pasos más por naturalidad, todos necesitamos disminuir de a poco la velocidad para detenerse correctamente y sin accidentes… O sin parecer un torpe.


-Yo también lo desconocía… Hasta que me mordió uno.-Reí con ironía por lo de las sub razas. Y es que era cierto, la mayoría no pasa de las típicas características por más variaciones literarias que existan. Para todos, un vampiro es un ser inmortal chupador de sangre, sexy e intrigante cuya muerte viene de la mano del sol… A menos que te ponga diamantina y te vuelvas un hada del bosque.-¿Jamás?-Pregunté burlona. Eso podría significar varias cosas.-¿Ni uno?



-Jajajaja… lo sé.-Reí. Es bueno callar bocas a menudo.-Y… ¿Usted fue humano en algún momento o nació siendo así?-Pregunta común entre todos los no humanos, algunos tienen una historia tan complicada que ya ni lo recuerdan, otros eran así de nacimiento, otros, como yo, los convirtieron… Pero jamás he conocido a un incorporeo que pudiera responderme esta duda y ahora estaba a punto de saberlo… Si es que me dice, por supuesto.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Dom Feb 15, 2015 2:09 am

¡Y claro que valía la pena! No solo por lo emocionante que su trabajo llegaba a ser en algunas ocasiones. Muchos dirían que lo mejor del trabajo es aquel sentimiento de haber ayudado a alguien, de haber hecho el bien... sin embargo, lo que mas adoraba era cuando tenia el permiso de usar el fuego. Sentir las llamas en sus manos era lo que mas disfrutaba de su trabajo.

_ No mucho... es confuso al principio, pero entendiendo el fundamento... es bastante sencillo el sentir una presencia - afirmo al instante, respondiendo a su pregunta. El siempre había batallado para entender las cosas, no tanto porque no pudiera o careciera de inteligencia, simplemente era flojo y distraído, por lo que en realidad si había batallado un poco mas que sus compañeros para entender a las presencias. Sin embargo, lo había dominado por completo al momento en que se puso serio en sus estudios.

_ Sin corazones... seres de completa oscuridad que, contrario a su nombre, se llevan el corazón de una persona. El corazón se vuelve el heartless.... mientras que el cuerpo el inocorporeo... es algo confuso - dice rascando un poco su frente. Aun tenia muchas dudas respecto a su propia existencia, y a lo que significaba en realidad ser un incorpóreo.

_ Podría ser... he besado chicas, sin embargo nunca he sentido sensación similar a la que menciona, señorita Tayner - menciono divertido. Aunque en realidad desconocía la respuesta correcta ante aquella duda... ¿Su corazón latir con fuerza? ... a su parecer era una sensacion malinterpretada. Si... el corazon latia... pero no por el sentimiento, si no por el aceleramiento en la velocidad en que su sangre se movia por su cuerpo... o bueno... no estaba seguro. Despues de todo, nunca se habia enamorado.

_ bueno... al menos lo de la mordida sigue siendo verdadero - respondio con interes ante aquel tema. Siempre habia leido en cuentos y visto en peliculas que los vampiros al morder a un humano lo transformaban en uno de ellos... sin embargo, conociendo las diferencias que habian entre la realidad y fantasia no habia esperado eso- Nope... el unico vampiro feo que conosco es Kain, y el ni siquiera es real - con un deje de diversion. Y no mentia, aquel personaje era realmente horrendo, sin embargo, era solo un personaje de un videojuego. En la vida real, todos los vampiros que habia conocido tenian un cierto atractivo. O tal vez simplemente tenia una pequeña obsecion a los vampiros... quien sabe.

_ Asi es. Sin embargo, no existen incorporeos nacidos... todos somos creados. Por lo tanto, todos eramos humanos - ahora su tono de voz tornandose melancolico. No recordaba muchas cosas de su vida como humano, despues de todo, habian pasado muchos años ya. Unicamente recordaba las llamas que terminaron con la vida de sus padres, y el orfanato en el que habia estado viviendo junto a su mejor amigo antes de huir juntos, poco tiempo antes de transformarse en un incorporeo. Ni siquiera sabia que habia pasado con el otro chico...- El despertar como un incorporeo, sintiendo que algo falta en tu interior, es realmente confuso al principio. Pero con el tiempo uno se acostumbra... supongo que... tener mi "corazon" de regreso lo unico que haria es que me sintiera aun mas extraño - dice intentando bromear al respecto. Realmente ni siquiera recordaba lo que era tener un corazon.

off: "A menos que te ponga diamantina y te vuelvas un hada del bosque" asdasdas xDDDDDDDD
Perdona la tardanza :p habia avisado con sorita que no podria responder durante una temporada xDD pero mi tiempo ya se esta medio regularizando asi que ya te traigo la respuesta :'D


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 27, 2015 1:07 am

Entre más me hablaba de los incorpóreos más intrigantes eran, después de todo no es algo típico escucharlo… Aunque, pensándolo bien, ¿Qué es típico aquí?


Por fin llegamos a la puerta de la cafetería, el olor a comida era fuerte combinada con el olor del café cosa que supongo que a los humanos les gusta pero para mí ya no era tan especial, cuando pruebas la sangre es otro mundo nuevo, un mundo al cual ni la comida más deliciosa puede llevarte. Eso, por supuesto, no quita que de vez en cuando (MUY de vez en cuando) se te antoje algo de lo que solías comer.


-Listo, llegamos…-Anuncié obviando lo ocurrido.- ¿Le importa si lo acompaño a comer?-Como dije, quiero mi panecillo y no me iré sin uno.


-¿Y novia?, ¿No ha tenido?-Digo, ya besó a algunas, ¿No? Tal vez hubo alguien capaz de lograr algo con él más allá de un simple crush. A menos que…-O es de aquellas “almas libres”-Dije lo último con burla y haciendo comillas.-que le tienen miedo al compromiso.

Y no digo que esté mal, cada uno avanza a su propio ritmo, pero era graciosa la forma en que se autodenominaban, como si fueran gente de tan alto calibre que nadie era suficiente para ellos.


Sonreí ampliamente cuando mencionó al vampiro ficticio… El cual no conocía y por eso sonreí para que no viera mi ignorancia. –Bueno, hay una primera vez para todo.-Dije.-Si encuentro un vampiro feo se lo haré saber… No debe de ser difícil, tal vez haya una clase de sub-raza en la cual no sea tan lindo ser un chupasangre.

-Tal vez… ¿Y recuerda algo de usted antes de ser lo que es ahora?-Pregunté.-Su niñez… su juguete favorito… Algo…-No sé, tal vez solo tenía curiosidad sobre qué fue de él antes de todo esto.-Yo recuerdo muchas cosas de cuando era humana, después de todo fue hace un año que deje de serlo…-Sonreí con añoranza por algunas cosas que recuerdo, como la primera vez que fui a la playa con mis padres. Ese día había llegado una ballena a la costa y, mientras la maquinaria llegaba, los lugareños y nosotros manteníamos húmeda al gran mamífero. Fue tan especial verla de regreso en el mar…
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Lun Mar 09, 2015 1:23 am

El corto camino a la cafetería pronto llego a su final, encontrándose ambos ya dentro del pequeño establecimiento. El sonido de su estomago se vio intensificado con la combinación de aromas dentro del lugar, provocando que le diese mas hambre de la que ya tenia. Si alguien tenia la culpa de ello, sin duda alguna era su jefe, por hacerlo trabajar sin haberle ofrecido ni siquiera un poco del almuerzo entregado por su pareja.

_ Esa era la idea inicial ¿no? - pregunto con una sonrisa quizá un poco socarrona.- Había mencionado que quería un panecillo... permitame comprarlo como agradecimiento - dijo tranquilamente, mientras miraba que era lo que podria comer el. Habian tantas cosas por probar, tenia tanta hambre, y no podia decidirse por una sola. Al final termino por comprar una hamburguesa grande y un refresco, al igual que el panecillo de la joven.- Bien... busquemos un lugar para comer...

Mirando a su alrededor en busca de una mesa vacia. Bien... no podia evitar nuevamente sentirse melancolico al ver a todos los jovenes en el lugar, haciendo el desmadre que el tanto amaba realizar en sus epocas de escuela. Casi podia verse a si mismo en la esquina de la habitacion lanzando un plato lleno de espaguetti a la cara de algun compañero de clases.

Tras escuchar su pregunta y comentario, no pudo evitar reir divertido ante aquello.

_ ¿un alma libre? - pregunto divertido.- Podría decirse de ese modo. Nunca he tenido una relacion formal... sin embargo nunca he perdido la esperanza en que llegar alguien que tenga la suficiente fuerza para encerrar a este "espiritu libre" entre sus brazos.

Y era tan cierto. Si nunca habia tenido una relacion seria era porque simple y sencillamente nunca habia encontrado a una persona que pudiera soportarlo, y provocara con tan solo una mirada que el pelirrojo se quedara siempre a su lado. Desde dominantes celosas que se creian las reinas del mundo, hasta chicas en exceso timidas que no podian ni siquiera tomar su mano sin llegar a desmayarse... definitivamente no habia encontrado a una mujer que valiera la pena...

_ Haha... sin fotografia no creere nada - dice divertido. Realmente seguia dudando el que existiera algun vampiro sin naturaleza atractiva... ¡Eso era tan anti-vampiresco! ... bien, esa palabra si que habia sido una completa estupidez.

_ Pues - penso un momento.- Recuerdo varias cosas, pero no todo. Y la mayoria son recuerdos sin forma - Unicamente podia visualizar el orfanato y a su mejor amigo a la perfeccion... lo demas eran borrones y voces sin dueño. Incluso recordar el incendio era realmente dificil... solo recordaba el calor provocado por el fuego, y la figura de su familia al ser calcinados.- Oh... perdon... no sabia eso. Es realmente dificil acostumbrarse cuando uno habia sido humano - dijo tranquilamente, notando entonces una mesa vacia, y dirigiendose hacia ella sabiendo que la chica lo seguiria.- es bueno tener buenos recuerdos... mas para gente como nosotros, que habiamos sido humanos.


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Miér Abr 08, 2015 4:49 am

-Ah, es cierto.-Agaché la cabeza para poder ocultar mi sonrojo por sentirme un poco tonta alzando únicamente cuando dijo que era él quien iba a comprar mi panecillo. A pesar de que no era de esas chicas que suelen pedir cosas a cambio de favores, sólo le sonreí y asentí con la cabeza.-Gracias. De chocolate, si no es mucha molestia.


Permanecí en silencio mientras esperaba a ver cuál era su elección de comida, sonriendo al ver que fue una hamburguesa y un refresco ya que era una de las cosas que solía comer cuando era humana, pero ahora no es parte, por obvias razones, de mi dieta. Últimamente no es necesaria nada de la comida que solía comer y, si hablamos del sabor, ¿Qué es más exquisito y excitante para un vampiro que la sangre? Nada, pero, por alguna razón, había despertado con ganas de un panecillo y, ahora, gracias al joven policía, lo tengo.


Lo seguí hacia la mesa desocupada que había elegido, era buena ya que tenía una muy buena ubicación en ese lugar, o al menos así me lo pareció. No había tanta gente en la cafetería, pero lo suficiente como para que el lugar se viera vivo y, digo, ¿Cómo no sentirse así siendo rodeado de adolescentes?


-Eso quiere decir que sí has tenido algunas chicas rodeándote.-Señalé cuando terminó su explicación.-Yo creo que está bien, digo, todos en algún punto están buscando a esa persona que les quite el aliento.-Le dije.


No era como si yo supiera algo de eso…


Y con eso me refiero a que jamás sentí atracción por alguien antes. Puede que tuviera experiencia en esas cosas, pero no porque yo quisiera. Generalmente, todas mis relaciones has sido porque me daba lastima romperles el corazón- Parte de la desventaja de ser pansexual, es que no te enamoras fácil ya que es muy difícil encontrar a una persona cuya mentalidad, personalidad e incluso esencia te llene y solía simplemente ignorar ese hecho y concentrarme en lo que todo mundo ve: Físico, sea chico o sea chica. Claro que jamás durábamos más de unas semanas.


-Tengo que buscarla y te aseguro que podré encontrar un vampiro feo.-Respondí decidida aunque, sinceramente, tampoco estaba convencida… Claro que eso era algo que él no tendría que saber.


Se supone que, cuando eres vampiro, todo tu físico cambia. Pasas de ser una chica cualquiera a alguien que roba miradas de todas y todos ya que, quiera admitirlo o no, nuestro físico es lo que nos ayuda a alimentarnos, es el que nos da presas fáciles, pero ¿Qué pasa si un feo con F de Fenómeno se transforma en vampiro? Pues no lo sabía, pero quería investigar el resultado.


-Supongo que tienes razón… Igual no es tan fácil acostumbrarse a tu nueva vida.-Sonreí y me senté frente a él en la mesa.


Off rol:
Siento mucho la tardanza, es que he estado algo ocupada estos días. Lo lamento.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Vie Mayo 01, 2015 3:34 am

Asintió después de su respuesta, aun con aquella sonrisa en su rostro, y se aseguro de que el pastelillo comprado fuese de chocolate antes de entregárselo a ella. Si era sincero, tal vez al principio le había sorprendido un poco el hecho de que un vampiro pidiese un bocadillo humano... sin embargo, sabia muy bien que no podía juzgar. Ella había sido humana, tanto como el en el pasado, por lo tanto habían gustos que prevalecían. Un incorporeo no dependia del alimento para sobrevivir, era cierto... el no lo necesitaba, sin embargo, amaba los sabores de la comida humana, y la disfrutaba. Suponia que era lo mismo con ella.

Se dedico por unos instantes a mirar a su alrededor con atencion y melancolia. Cualquier estudiante deseaba por todos los medios llegar al ultimo dia de escuela y graduarse finalmente, para ser un adulto hecho y derecho. Y ahora el estaba pasando por la etapa en que desearia volver a sus dias de escuela, cuando la mayor preocupacion era llegar a tiempo a clases o tener la tarea hecha. Ser un joven sin obligaciones sin duda alguna era algo que extrañaba. Mas aun en esos momentos, viendose rodeado de adolescentes.

_ Podría decirse así - dice tranquilamente, tomando un poco de su refresco.- Pero tampoco es algo que me alegre. Es difícil tratar a una chica enamorada cuando uno no siente lo mismo por ella. De cualquier modo, uno siempre sera el malo del cuento.

Y era esa la principal razón por la que no tenia pareja. Hasta ese dia, nunca habia encontrado a una chica que cumpliera con sus expectativas. El no era alguien que se fijase en el fisico, de hecho, le importaba poco si la chica era realmente atractiva con buen cuerpo o era alguien delgadita y pequeña, super tierna. Ironicamente, el se fijaba en el corazon y alma de la joven. Y hasta el momento, ninguna chica tenia ese detalle que el admiraba y deseaba...

Bueno, la chica frente a el parecia tener un poco de esos detalles, pero no podia juzgar nada sin conocerla.

_ Hagamos una apuesta - dice divertido.- Si ese dia llega... yo comprare cualquier cosa que usted desee, sin importar el precio.

No se preocupaba tanto por el dinero, la chica en cuestion no parecia de esa clase de mujeres superficiales que gastaban miles en un vestido, ni tampoco esperaba llegar a perder dicha apuesta. Aunque quien sabe... nunca habia visto un vampiro feo, y le parecia increible llegar a verlo, aunque si ocurria total... solo pagaria lo que ella quisiera.

_ No es facil... pero eso es lo que lo hace interesante... ¿no cree? - dice antes de morder su hamburguesa.

Spoiler:
off: perdona igualmente xD de plano perdi el hilo y no sabia que responder... pero sha :v (?)


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 12, 2015 2:28 am

-Dímelo a mí.-Dije mostrando empatía para nada falsa, yo lo sabía bastante bien, era tan incómodo cortar con ellas simplemente por no sentir lo mismo. Recordaba con especial atención cuando salió con una chica del equipo de Rugby, ugh, por suerte ese mismo palo no terminó en su cabeza… Suerte y sus reflejos.

Eso le dejó una gran lección: Nunca salgas con alguien que no te gusta  y menos si tiene un equipo que la respalde.

Le dio un mordisco a su panecillo, el sabor del chocolate era realmente intenso, no sabía si era porque así era el sabor o su sentido del gusto estaba ya altamente desarrollado, de todas formas no iba a discutirlo, me gustó bastante después de que me acostumbré, pero eso no me salvó de poner un gesto de desagrado en mi cara, ese que siempre pones cuando pruebas algo nuevo. Lo observé detenidamente cuando comenzó a hablar de la apuesta…  Uh, oh…

Solía ser muy competitiva y ahora este asunto se estaba volviendo serio.- ¿Una apuesta? Wow… ¿Comprar lo que yo quiera?-Me venía como anillo al dedo si quería aquel objeto de la tienda de armas, aún no sabía que era, pero lo quería precisamente para descubrirlo.-¿Y qué pasa si pierdo?-Pregunté poniendo los codos sobre la meza y recargando mi mentón sobre la parte de atrás de mis manos.

-Interesante… Yo diría que la palabra correcta sería desafiante.-Contesté con emoción en la voz, amaba los desafíos y todo esto, incluso él, me lo parecían.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Dom Jun 21, 2015 1:19 am

_ Al menos pensamos lo mismo sobre eso - Menciono con un deje de diversión. Tampoco podía decir que desde un principio tenia en cuenta aquel idealismo... para nada, habían sido varias veces las que había terminado casi asesinado por alguna ex novia alocada en sus tiempos de adolescencia... mas aun por la única de ellas que había conocido su extrema debilidad hacia el agua, habilidad que la chica en cuestión controlaba perfectamente. Sin poder utilizar sus poderes para poder defenderse, contando ademas de que se trataba de una chica (no golpearia a una mujer ni loco... a menos que fuera como la rubia alocada del orfanato... ¿larxene? ¿era su nombre)... definitivamente había sido algo realmente molesto... y doloroso... muy doloroso.

Intentando sacarse aquel recuerdo de la cabeza se centro en su hamburguesa, mirandola con atencion por unos segundos, mas por costumbre que por otra cosa, en busca de que no tuviera alguna anomalia (sus ex-compañeros de escuela y sus compañeros de trabajo no se la tenian facil, para nada), antes de llevarla a su boca y pegar un gran mordisco, aliviando al momento aquella incomodidad que sentia en el estomago tras durar tanto tiempo en el instituto esperando a su jefe.- ¿sabe mal? - pregunto curioso al momento de haber visto a la chica hacer aquel gesto de desagrado, aunque no estaba del todo seguro, pues al momento siguio comiendo con naturalidad.

_ Hmm... buena pregunta - comento, tomando pose pensativa mientras recargaba su barbilla en la palma de la mano y a su vez su codo sobre la mesa, teniendo la hamburguesa en la mano libre. Tampoco era alguien muy exigente, ni un maldito como para poner de "premio" en aquella apuesta algo que afectara a la muchacha, como sabia bien que no podia dejar el mismo premio que el habia mencionado... ¡Era una estudiante! ... el podia facilmente comprar todo lo que la muchacha le pidiera, pero ella estaba claro que no... y tampoco queria afectar a su bolsillo.- Si gano yo... entonces me deberá una cita~ ¿lo capta? - menciono, con una sonrisa un poco arrogante en su rostro. La chica le habia agradado bastante, y el seguir hablando con ella en otra ocasion le resultaba realmente interesante, aunque desconocia la razon.

_ Interesante, desafiante... sea como sea, es lo que le da sabor a la vida - y estaba completamente seguro de sus palabras. El mismo habia tomado como un reto su vida como incorporeo, y aunque en ocasiones esta llegaba a serle realmente molesta (especialmente al sentirse "vacio", seguro por la supuesta carencia del "corazon"), siempre buscaba como ignorar dicha molestia y verle el lado positivo a su vida (¡Como el no envejecer!* Eso definitivamente era interesante... ).

Off Rol:
haha xDDDu pido perdon nuevamente, aunque avise mi desaparicion en cuanto a roles, tarde mas de lo que habia dicho (casi una semana) :'D pero ya estoy de vuelta xDDD creo ._. asdasd

* No estoy segura de si eso es una cualidad o no de los incorporeos (de hecho me lo saque de la manga, creo que mas bien me lo invente yo xDD)


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Invitado el Mar Jul 07, 2015 12:24 am

La risa que escapó de mis labios fue sorpresiva hasta para mí, Axel había dicho esa frase con un cierto tono que indicaba que también había pasado por algo similar. -"Claro, locas hay por todos lados."-Pensé con diversión. De inmediato me negué ante la pregunta sobre el gusto del panecillo.-Oh, no. Nada de eso.-Afirmé con seguridad.-Lo que pasa es que es un sabor intenso que… ¿Cómo decirlo?... Me tomó por sorpresa.-Sonreí a gusto con mi afirmación.-Es muy precavido.-Continué hablando al notar como revisaba su hamburguesa. Era extraño, pero nunca estaba de más revisar lo que iba a consumir antes de hacerlo y, en el fondo de mí, me lamenté levemente por no haberlo hecho antes, no había comido “comida humana” desde hace ya un año y no se me ocurrió observarlo antes y sólo me lo llevé a la boca.

Me limité a morder nuevamente mi panecillo volviendo a sentir ese sabor intenso golpear mi paladar, probablemente hubiera sido bueno haber pedido un vaso de leche para evitar empalagarme… Aguarda… ¿Los vampiros se empalagan? Bueno, estaba a punto de averiguarlo justo ahora. Lo miré fijamente mientras tomaba una posición más despreocupadamente interesante, observé sus facciones pensativas con los ojos entrecerrados, tratando de averiguar qué era lo que pensaba poner de límites para mi premio. Mientras no me prohibiera comprar armas yo estaba feliz y me daba por satisfecha. Claro que también puede estar pensando en lo que sería su recompensa que era lo más factible.

-¿Una cita?-Repetí con una combinación entre burla y sorpresa. Recargué mi peso en el respaldo de la silla y me crucé de brazos, debía admitir que no me lo esperaba para nada pero que la idea no me desagradaba como pensaba. Me mordí el labio pensativa casi como gesto involuntario mientras observaba su arrogante sonrisa confiada. Habían pros como contras sobre esto pero los contras parecían ser mucho menos que las cosas favorables, podría comenzar a aprender más sobre los de su especie, podría preguntar qué significaban esas marcas bajo sus ojos, podría saber más de la única persona que burló mis métodos de lectura de mentes hasta ahora. Podría aprender mucho más sobre la vida de un policía y, más importante, podría aprender de él.

-Lo entiendo.-Dije después de un momento.-Tenemos un trato.-Acepté extendiéndole la mano para sellar lo dicho. Era una de esa veces en los que arriesgabas sabiendo que no perderías no importa el resultado, un final de “gano sí o sí” y, además, algo nuevo en mi día además de entrenar, estudiar y cazar. Algo que prometía ser toda una aventura que valía la pena vivir.

Off-Rol:
No te preocupes ::D: Lo entiendo, también he estado ocupada xD Cuídate mucho.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Riley L. Pendragon el Vie Jul 10, 2015 2:14 am

_ ... hay algo que ronda mi cabeza desde hace un rato - comenta tras escuchar a la menor hablar sobre el sabor del panquesito. Sin embargo, no sabia si era buena idea preguntarlo o no. El no sabia mucho de vampiros realmente.- a los vampiros... ¿Realmente no les afecta comer comida humana? - pregunto, mirando lo que ella estaba comiendo.- Es simple curiosidad... espero no le moleste - dice, aun con aquella sonrisa en su rostro.- ¿Precavido? ... digamos que tengo unos compañeros de trabajo algo... especiales - comenta divertido.- Y tienen la costumbre de dejar cosas... para nada comestibles en los alimentos de uno - suspira, negando con la cabeza. Tampoco era como si pudiese quejarse o tomarlo a mal, después de todo, casi siempre el se veía implicado en alguna broma de ese tipo. Incluso había sido el único valiente en hacerle tal broma a su jefe... aunque el hombre en cuestión no lo había tomado muy bien.

No pudo evitar emocionarse un poco ante el primer bocado de la hamburguesa. Aunque usualmente la comida de la escuela no era la mejor de la isla, hablando de las hamburguesas, estas no tenían comparación. Era una de las cosas que mas extrañaba de sus tiempos de escuela, aquella grasosa comida rápida que era todo un premio para su paladar. Por alguna razon, ahora se sentia agradecido porque su jefe lo dejase ahi esperando, puesto que solo asi habia podido comer tal delicia.

_ Yep... ¿no le parece? - pregunto, intentando no mostrar la decepcion que eso le generaria. Por alguna razon, el tener una cita con la muchacha era una idea que le agradaba bastante. No siempre podia hablar con alguien de la manera en que lo estaba haciendo en esos momentos... ¡Al unico joven al que conocia era a la pareja de su jefe! ... y no era como si su jefe lo dejase acercarse demasiado a el. Hasta Kagari tenia mayor acceso al joven, y eso solo por el extraño vicio de ambos a ese videojuego de carreras tan... gay. Aunque realmente no era el mismo interes hacia el muchacho el que sentia hacia la chica que estaba frente a el. Aquel chico le generaba ganas de... molestarlo... se sonrojaba de forma muy graciosa, y de paso molestaba a su jefe... pero a ella solamente queria conocerla.

_ Perfecto - solto con una gran sonrisa cuando la chica acepto el trato, sellando el mismo con un apreton de manos. Ahora solo quedaba esperar a que la muchacha no ganara la apuesta, aunque pensandolo bien, ganara o perdiera igual saldria con ella, por eso de comprarle todo lo que quisiera... esperen... ¿Que al final de cuentas no era lo mismo? ...

_ Bastante la pena - comento tranquilamente.- La vida es hermosa si se mira desde el punto de vista correcto.

off: asdas dno se me ocurrio mucho hoy xDu perdona :'D hace rato que no roleo al coso ardiente (?) y siento que pierdo el toque (?????)


Dialogo (#424982) + Pensamiento (#2d3154)

The Prince of Darkness~ Relationship's~
All the parts of me:

Angel
avatar
Premios :


Mensajes :
198

Ver perfil de usuario
Riley L. Pendragon

Volver arriba Ir abajo

Re: De misiones, niñeros y tiempos libres [Kendall Tayner]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.