• Usuario
  • Ultimos temas
Últimos temas
» Chicos +1, chicas -2 [Juego]
Miér Nov 15, 2017 10:16 pm por Dante Romanov

» La infortunada vida del gato negro —PV
Jue Nov 09, 2017 9:18 pm por Aleska Hepburn

» El principio del entrenamiento [priv Akari]
Sáb Oct 14, 2017 5:32 am por Akari van Helmont

» Peligro en la noche [Priv. Dante Romanov]
Mar Oct 10, 2017 4:51 pm por Draven

» Busqueda Implacable de Nieve [Priv. Emile]
Miér Oct 04, 2017 5:57 am por Akari van Helmont

» [Trama #2] Ojo por ojo y...
Mar Oct 03, 2017 6:53 am por Faith Xiang

» Cela est vrai art de la rue [+libre+]
Mar Oct 03, 2017 6:24 am por Anthony Hershel

» Investigación Helada[Priv Sigrid]
Dom Oct 01, 2017 4:21 am por Sigrid Rowan

» Reglamento del foro [Actualizado 2017]
Sáb Sep 30, 2017 7:56 am por Ash Daggers

» El odio que incrementa. [Libre]
Miér Sep 27, 2017 10:13 am por Juni Koriuchi

» ¿Puedes llegar a amarme? [Dante Romanov] -flashback-
Dom Sep 24, 2017 9:52 pm por Jacques Romanov

» Sound the bugle now [+Adam Benett+]
Dom Sep 24, 2017 9:16 pm por Jacques Romanov

Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (38/45)

Singing in the Source [Priv.Nick]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Ronald Colins el Miér Mayo 18, 2016 2:42 am

Al llegar la tarde y con ella el fin de las clases de ese viernes Roland sintió un enorme alivio que por un momento casi convirtió su usual expresión seria en una sonrisa gigante cual gato de Cheshire, aunque claramente a penas apunto a sonreír de lado mientras guardaba sus pertenecías, planchaba con las manos su camisa de botones negra y sus pantalones de semi cuero marrón, y salía apresurado del salón evitando cualquier contacto con estudiantes o profesores, dejando con rapidez la academia. Agotado, así era como se sentía en ese momento. Quién diría que toda esa semana de ejecuciones nocturnas gracias al Team Zero y luego asistir a dar clases sin dormir más que un par de minutos le iban a afectar tanto, incluso había acortado el tiempo para comer cosa que su estómago adolorido le recordaba a cada minuto del día. Por lo menos llegaba el fin de semana, era su oportunidad para reponerse, especialmente de las ejecuciones...como le estaban haciendo desperdiciar balas las cuales obviamente no crecían en los árboles, era una verdadera molestia.

Pero a pesar de todo no fue directo a su departamento, de hecho no tenía ganas de volver a ese lugar por muy cansado que estuviera. El ambiente bastante frío de la tarde ya casi dando paso a la noche resultaba agradable y el cielo  despejado le provocaba una particular sensación de añoranza, quizá comer al aire libre como en los viejos tiempos le sentaría bien. Termino tomando un desvió por la zona comercial de aquella pequeña ciudad directo al mini market más cercano donde compro uno de esos sándwich pre empacados y una soda de cereza, eso debía ser suficiente para apaciguar su hambre por un rato. Luego simplemente termino yendo a una pintoresca plaza que tenía como decoración principal una gran y llamativa fuente decorada al puro estilo griego, sabía que a esas horas estaba prácticamente vacía pues solía frecuentarla a veces cuando necesitaba despejar su mente, normalmente en las tardes como esa. Sería una tranquila velada a la luz de la luna, comería y regresaría a su departamento cuando ya le pesaran demasiado los parpados. Nada del otro mundo.

Todas esas ideas se disiparon cuando por fin llego a la plaza yendo directo hacia la fuente, planeando sentarse a la orilla donde le salpicaran las gotas de agua. No iba ni por la mitad del trayecto cuando notó algo peculiar recostado dentro de la fuente, cosa que le hizo detenerse en seco y entre cerrar los ojos en busca de detallarlo mejor. Aun si no podía distinguirlo bien por la lejanía era capaz de afirmar que se trataba de un animal, cosa que no era común de ver en plena ciudad aun si estaban totalmente rodeados de selva. A pesar de que Roland no se caracterizaba por ser un hombre que se dejara llevar por la curiosidad, en esta ocasión se vio moviéndose únicamente por ella hasta la gran fuente central, solo echaría un vistazo y luego seguiría con lo suyo.

Cuando estuvo frente a la fuente confirmo que efectivamente era un animal, un lobo de pelaje rojizo…pero nada que ver con los lobos que había visto hasta ese momento, porque algo que no pudo ver bien desde lejos era su tamaño… ¡Era gigantesco! Tenía forma de lobo, sí, pero su tamaño se asemejaba más al de un oso promedio ¿Qué hacía semejante ser tendido allí? Y además ¿Cómo nadie más parecía percatarse de su presencia? Roland dejo la bolsa con su comida en el borde de la fuente y se inclinó un poco para ver mejor aquella particular escena, notando entonces el agua teñida de rojo alrededor del animal. Estaba herido, aunque no divisaba desde su posición la herida, pero eso solo planteaba más preguntas. Permaneció en esa misma posición, con los brazos sirviéndole de apoyo en el borde que concreto para no caer al agua, estudiando al animal con esos gélidos ojos azulados que poseía. Notaba su respiración, pero la forma irregular en la que ocurría no le daba muy  buena espina. Sería mejor sacarlo de allí…

-Hey… ¿Lobo? –dudo hablando en un susurro sin variar la expresión seria a pesar de lo que estaba a punto de hace. Entonces estiro la mano derecha hacia el animal, el cual estaba lo suficientemente cerca para que pudiese tocarlo por lo menos con las puntas de sus dedos, no le sorprendió mucho la humedad ni lo frío que se sentía, debía llevar un largo rato tendido ahí.- Despierta, grandote, estás herido y quedarte tirado allí empeorara tu estado –esta vez su voz sonó más fuerte, casi parecía como si le estuviese dando una orden. Ahora apoyo las rodillas en el borde de concreto para poder acercarse aún más, entonces haciendo uso de toda la sutileza de la que carecía zarandeo bruscamente al animal para despertarlo. Quizá fuese por el cansancio acumulado, pero no notaba lo irracional y fuera de sí que estaba siendo por hacer todo eso. Solo pensaba en sacar al animal de allí, luego entonces estaría más tranquilo y consideraría iniciar su cena.


Hablo (#666699) // "Pensamientos"(#993300)
Hibridos
avatar
Premios :


Mensajes :
110

Ver perfil de usuario
Ronald Colins

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 18, 2016 4:18 pm

"Vaya desastre que eres, Nick" y si, realmente lo era.
Aquel seguramente había sido uno de los días mas largos de su vida, uno de esos días donde las cosas no podían parar de salir mal y aunque quisieras sonreír y mandar al carajo todo no era tan simple como pensarlo o decirtelo a ti mismo un par de veces. Una cosa tras otra le había salido del orto. Primero discusiones con la mujer gato, luego quedarse sin que comer mas que galletas por lo anterior, y unas tantas cosas mas insignificantes que ni le apetecía recordar, y ahora esto. Realmente su día se merecía un aplauso, hasta dos si a alguien estaba gustoso de celebrarlo.
En serio no sabia que tenia la gente con el ¿es por verse como un jovencito normal y corriente? porque tampoco le parecía lo mas oportuno ir por la ciudad como si nada siendo un perro del tamaño de un oso, aun no queria recurrir a eso ya que no era inteligente, al menos aun no. Aun así el tema se le hacía chistoso, era bastante divertido ver la cara de horror de la gente que pretendía hacerle algún mal cuando se volvía una bestia de dos metros, allí no se veían tan animados. Aunque esta vez, eso no bastó.

Nick pensó que quizás la mejor forma de resolver las cosas con Nepal seria ir a buscarla, quizás invitarle a pasear y hacerle sentir como la dama que era fuera de la cama, eso realmente sonaba como una buena idea, si no fuera porque ese no era exactamente el dia mas correcto para hacer planes. El pelirrojo salio a el barrio bajo como siempre, la zona donde trabajaba la mujer gato, y mientras esperaba paciente al encuentro con su madre adoptiva no pudo evitar meterse en una pelea por ayudar a una chica a la cual pretendían hacer daño, daño y quien sabe que mas pasaría por sus cabezas. La chica escapó, tal como Nick le había dicho que hiciera, mientras que el se quedo a recibir una buena paliza por parte de aquellos tipos. Quien diria que era mala idea pelear con mas de tres hombres sin tener ninguna experiencia peleando, o al menos ninguna experiencia que el recordara. Era mas que obvio que hacerse el héroe había sonado mejor en la cabeza de Nick de lo que le había salido.
El lobo herido por una gran cortada superficial en el vientre, tras abalanzarse contra uno de los hombres, varias heridas erosivas luego de que barrieran el mugriento suelo con el y unos que otros golpes mas que ni siquiera sentía por la adrenalina comenzaron a ser indicio de que debía dejar la partida, que como continuara haciéndose mucho el valiente le iba a costar mucho mas que sangre, cortes y hematomas. Fue cuando aún tenía energías para correr que huyo, huyo tan lejos y rápido como pudo mientras se sentía perseguido, sentimiento que desapareció luego de un buen rato corriendo sin rumbo.

Quien diría que el único amparo del lobo sería una fuente en mitad de una plaza desierta.
Como si aquello fuera normal, entró de un pequeño salto en la fuente y se dejó caer en el agua que, acostado, cubría la mitad de su cuerpo. Abrió el hocico y aun respirando agitado dejo entrar algo del agua que no tardó mucho en teñirse de un suave color rojo debido a su sangre, ¿Que tanto estaba sangrando? ¿Realmente estaba mas herido de lo que sentia? solo el bajón de adrenalina le ayudaría a saberlo y él no quería estar del todo despierto cuando eso pasara. Se dejo llevar por el sonido del agua cayendo y por las gotitas que le caían en todo el cuerpo refrescandolo, hasta que ignorando el dolor que ya empezaba a sentir se durmió. Quizás no hubiera despertado hasta el dia siguiente si no fuera por un brusco movimiento que de golpe hizo que se volviera a tensar, y que ahora con el dolor totalmente a flor de piel no le ayudo mucho a reaccionar. Se levantó en sus cuatro patas pero inmediatamente sintió como estas flaqueaban, y mas el mareo que hacer eso de repente le había producido, no le habían servido para mantenerse de pie. Por unos segundos la idea de que ese fuera otro tipo loco no le ayudó a pensar claramente, pero sin tener otra opcion que quedarse tumbado a falta de energías decidió que lo que tuviera que pasar pasaría "Si me matan, al menos quiero estar cómodo". Se puso de un costado dándole la espalda a el hombre y entonces espero unos segundos, segundos tras los cuales dirigió su mirada fría a el tipo. Quizás si el quisiera haberlo matado o algo ya lo hubiera hecho, pero no, Nick seguia vivo... o algo asi.

No se quedo mucho tiempo mirando al sujeto, sinceramente no sabia que hacer, era un oso con apariencia de lobo todo maltratado y con los cables de los sentidos bastante cruzados. Lo único que se le pasaba por la cabeza era que lo que le hacía falta es que el tipo quisiera meterlo en el zoo, o que lo vendiera como una mascota exótica. Si, definitivamente solo eso le faltaba para acabar el magnifico dia. Suspiro evitando que el agua entrara por su nariz y fue entonces cuando poco a poco dejo la apariencia de un gran animal para convertirse en el humano pálido y algo escuálido que realmente era. Cuando el agua ya le llegaba mas que por la mitad del cuerpo supo que ya no tenía ningún rasgo animal y simplemente se sentó dándole la espalda a el tipo. Ya no tenía dientes afilados, ni garras, nada con lo cual protegerse, ni siquiera pelaje para cubrirse del frío que ya sentía hasta dentro de los huesos y le tenía los labios morados y el cuerpo temblando. Volteo por encima de su hombro a ver el extraño y luego de una pequeña mueca de dolor por el movimiento tan simple, un gran sentimiento de vergüenza le inundó la mente, seguramente daba pena ajena por su aspecto indefenso, y a el ya le bastaba mucho con el tema de estar sin nada con lo cual cubrirse en un lugar como ese — Tu... por casualidad no tendras un abrigo extra o algo... ¿No?


Última edición por Nick Bennett el Sáb Mayo 21, 2016 4:27 am, editado 1 vez
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Ronald Colins el Jue Mayo 19, 2016 4:28 pm

Apartó sus manos del pelaje rojizo y retrocedió a penas aquel lobo gigante reaccionó, aunque ni siquiera había logrado mantenerse en pie por dos minutos antes de terminar de nuevo en la misma posición de antes dándole la espalda, pero más temprano que tarde por fin volteo lo suficiente para mirar directo al pistolero. Roland le devolvió la mirada inexpresivamente, no pareciendo afectado por la forma fría en que el animal le contemplaba. Si por lo menos podía mirarle de aquella forma, no estaba tan mal con pensaba en un inicio, o eso quería crear hasta que, de nuevo dándole la espalda, poco a poco aquel llamativo animal adquirió la forma de un joven delgado y de tez pálida completamente desnudo dentro del agua, eso logró tomar por sorpresa al azabache quien de nuevo se inclinó hacia el contrario observándolo con un interés apenas notable. No esperaba que fuese un humano. Y con esa apariencia podía divisarse con más detalle su condición, sus labios morados y la forma en que tiritaba...se veía demasiado frágil, demasiado para el gusto del pistolero.

Permaneció en la misma posición mientras que el contrario le observaba por sobre su hombro, Ro ignoro la mueca dolorida y solo se concentró en sus palabras. Pasó su mirada por su propio cuerpo como buscando algo que pudiese prestarle al friolento chico pero no llevaba nada aparte de la ropa que portaba, negó con la cabeza volviendo a fijar sus ojos azules en los contrarios del mismo color.- No, no tengo nada aparte de lo que llevo puesto -lo penso por un momento intercalando la mirada entre el chico y su ropa. Sin decir nada llevo las manos hasta los botones de la camisa negra que usaba y comenzó a desabrocharlos, una vez acabo se quitó por completo la prenda quedando con el torso desnudo, pasándosela al sujeto extraño de la fuente.- Puedes usar esto, sal de allí y póntelo antes de que mueras de hipotermia -esa era la clase de cosas tontas y un tanto irracionales que hacía en el pasado, ayudar a la gente que lo necesitaba como si no fuese nada del otro mundo. Aunque no recordaba otra ocasión donde se hubiese quitado la ropa en una plaza para dársela a alguien más, no era algo que le importase mucho a pesar del aire frío que soplaba contra la espalda llena de cicatrices. Él pelirrojo lo necesitaba más que él, daba igual algo de frío con tal de no tener que deshacerse de un cadaver después.


Hablo (#666699) // "Pensamientos"(#993300)
Hibridos
avatar
Premios :


Mensajes :
110

Ver perfil de usuario
Ronald Colins

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 21, 2016 4:36 am

Sintió la mirada del hombre encima de la suya e inevitablemente un escalofrio le recorrio todo el cuerpo. Era fría de alguna manera que Nick ya conocía, y no solo por el tono de sus ojos, sentia que habia algo mas allá de eso por lo cual no estaba seguro si podía fiarse mucho de él, pero la verdad era que ahora mismo no estaba seguro de poder fiarse de nadie. Exhalo aire en alguna forma extraña de suspiro al escuchar que el hombre no tenía nada y bajó la mirada al agua viendo como esta tambien se estremecía levemente por su culpa. Bien, perfecto, ahora solo tendría que irse desnudo por la calle y ver si llegaba a alguna parte antes de morirse de hipotermia. Aun así giró rápidamente cuando escuchó la palabra "Puedes" ya que la verdad es que el calor era algo que ahora mismo entraba entre sus prioridades y cualquier cosa por mas minima que fuera le sentaría perfecto. Miro por donde había sido retirada la prenda y aunque no se sentía lo bastante bien para curiosear en el momento ( y seguramente en otra ocasión hubiera preguntado) le llamo la atencion las marcas visibles que este tenía, no podía negar la pequeña obsesion que tenia con cualquier cosa que hiciera la piel de alguien diferente a la del resto y aunque luego no le pareció correcto quedarse tanto tiempo mirando no pudo evitarlo.

Una corriente de aire le hizo estremecerse de nuevo y decidió que sería mejor hacerle caso al pelinegro y tratar de salir de allí de una vez que quedarse mirando descaradamente. Trato de no pensárselo mucho, era mejor dejar de lado la vergüenza, o al menos simular que la dejaba de lado, justo a los pensamientos de que cualquier tontería le iba a doler. Ya se sentía lo suficientemente patético como para además afirmarlo ante los ojos del hombre. Se giró tranquilamente y apoyó las manos en borde de la fuente para así ayudar a sus piernas a levantar su peso "Esos tipos si que me dejaron en la mierda, eh" estaba ligeramente encorvado gracias a el dolor que sentía en uno de los costados, mientras que mantenía uno de sus brazos sobre la cortada del vientre y sentía como sus piernas volvían a flaquear, en cualquier momento volverían a fallarle. Aunque al menos podía levantarse y mantenerse, hasta el momento.
Sin ánimos de ver a quien le ayudaba, por el simple hecho de que la vergüenza ya de por si le estaba dificultando las cosas y le hacía sentir una mezcla de calor y frío, tomó la camisa y antes de ponersela miro su propio torso. Seguramente la llenaría de sangre y la mojaría un poco... y aun así el tipo se la había ofrecido. Se la paso por los brazos y antes de abrocharsela muy torpemente por el constante temblor miro por un costado a el sujeto, casi como si le estuviera pidiendo permiso de ensuciar su prenda, cosa a la que no espero respuesta ya que era mas que obvio que sería afirmativa, por algo se la había dado.

Se observo nuevamente y noto que era mas que claro que la camisa le venía grande, después de todo, el hombre era quizás unos... ¿10 o 15 centímetros mas alto que el? no lo sabía con exactitud pero la diferencia de tamaño era notable. Aun así se sentía agradecido por eso, mas tela, menos piel.
Fue allí cuando de la nada sintió que sus piernas volvían a fallar, solo que esta vez tuvo tiempo de reaccionar inclinándose hacia adelante y maldiciendo a voz baja su estado físico. Apoyo como pudo las rodillas en el borde de la fuente y frunció en conjunto el ceño y los labios aguantandose cualquier queja para luego caer en cuenta que sus manos habían terminado en el pecho y en un costado de uno de los brazos de quien tenia al frente " Maldita sea ". A diferencia de su mirada, el se sentía bastante cálido. Las retiro al instante con remordimiento tanto por haber dejado la calidez que emanaba del cuerpo ajeno como por haberla sentido, y bajo su mirada buscando no hacer contacto visual — Por lo general... doy una mejor "primera impresión" que esto — Ocultando sus nervios pasó sus temblorosas manos por sus propios costados abrazándose a si mismo y aferrándose a la única prenda que tenía. La verdad es que no sabia que hacer respecto a nada y eso era lo que mas le ponía nervioso, no sabia como actuar con el sujeto y mucho menos adonde pensaba ir, no habría nadie en casa y tampoco es que supiera cómo llegar, no tenía ni idea de donde estaba arrodillado. No había otra cosa que le pusiera peor que sentirse así de débil y desprotegido y realmente esto se le notaba bastante.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Ronald Colins el Sáb Mayo 21, 2016 8:34 pm

Entre cerró los ojos notando la fíjesa y el aparente interes con que el chico contemplaba su torso desnudo, cosa que hizo por varios minutos sin soltar palabra alguna. Casi sin pensar movió un brazo frente a él, el brazo que no sostenía la camisa esperando a que el pelirrojo decidiera tomarla, observando las cicatrices que cubrían parte de su extensión, las cuales eran mucho menos visibles que las ubicadas en su espalda. Sabía, o creía saber, que esa era la principal razón de que aquella persona no pudiese quitarle la mirada de encima. No podía pasar por alto las cicatrices que trazaban su cuerpo.- Lamento sin son desagradables a la vista, no te fijes en eso -si bien a Roland le tenían sin cuidado esas marcas dado que luego de tantos años de tenerlas estaba más que acostumbrado a ellas, comprendía que no era algo gustoso de ver y las reacciones negativas que pudieran causar eran razonables.

De nuevo los envolvió un silencio que esta vez Roland no se molestó en romper, no considerando oportuno interrumpir la ardua tarea que tenía el desconocido con intentar salir de la fuente sin caerse de cara contra el suelo. Inevitablemente los fríos ojos azules del pistolero se vieron contemplando la desnudez del cuerpo ajeno con bastante intensidad sin molestarse en ser discreto, aún manteniendo esa expresión seria que parecía ser la única capaz de mostrar. Pero casi ignoraba el hecho de que estuviese por completo desnudo, casi, pues lo que realmente captaba su atención eran las múltiples heridas y contusiones que resaltaban en la piel blanca, en especial la cortada de su vientre. Quien fuese el culpable de eso se enfrascó mucho en lastimarlo, y el azabache sentía el impulso de preguntar quién había sido y porque lo había hecho. Aún así reprimió el impulso de decir algo, solo limitándose a verle hasta que por fin logró salir del agua manteniéndose más o menos estable sobre sus piernas y terminando por colocarse la camisa negra que le tendía.

Pero dicha estabilidad no duró demasiado, pues Roland pudo ver como sus piernas flaqueaban y amenazaban con dejarlo caer. Impulsivamente movió su cuerpo un poco hacia adelante permitiendo que el chico le usara de apoyo, aunque él mantuvo sus manos fuera del cuerpo ajeno. No pudo contener el estremecimiento que recorrió su espalda ante el casi exageradamente frío contacto ajeno que contrastaba totalmente con la propia calidez que aún conservaba su cuerpo, aún así aquel frío sobre su piel no había terminado por desagradarle. Espero pacientemente a que el otro se apartara y volviera a ponerse más o menos estable, cruzo los brazos sobre el pecho sin apartar la mirada a pesar de que el chico desviara la suya evitando el contacto visual directo.- Seria realmente preocupante que aparezcas siempre de esta forma delante de los demás -respondió tranquilamente mientras pensaba que hacer a continuación. Sin dudas no podía dejarlo allí. Una camisa no bastaba para ayudarlo por completo, seguía estando herido en medio de una plaza casi desolada. Apoyo las manos en los hombros ajenos, mirándole fijamente.- Dudo que puedas caminar solo en este momento ¿Tienes a donde volver? Puedo ayudarte a llegar hasta allí, sino...-consideró por un instante si lo que estaba por proponer era demasiado imprudente o no, concluyendo que aún si lo fuese iba a proponerlo de todas formas.- Te llevaré a mi departamento y curare tus heridas, luego podrás hacer lo que quieras -.


Hablo (#666699) // "Pensamientos"(#993300)
Hibridos
avatar
Premios :


Mensajes :
110

Ver perfil de usuario
Ronald Colins

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 22, 2016 11:16 am

Le tomo por sorpresa la calidez que sintió en sus hombros, junto a un muy leve peso por el cual se sintió obligado a alzar la mirada y ver a el sujeto delante de él. Una parte muy en el fondo de si, se vio como un perro desesperado acicalándose contra cualquiera de las manos que no le pertenecían, buscando así algo mas de ese calor corporal que ahora mismo le hacía falta y extrañaba, pero otra realmente se centraba en lo que le decía el pelinegro y la verdad es que al inicio no supo bien que responder. "Por ridiculo deberias decirle que si tienes a donde ir, inventarte algo y quedarte en la calle fuera de casa a ver si alguien te termina de matar mientras esperas a que Nepal llegue a casa y te mate ella por ser un estúpido o morir de hipotermia mientras esperas, lo que venga primero" nuevamente esa vocecita molesta que por primera vez solo le había causado algo de gracia la cual ni se esforzó en mostrar. Aun asi, ese seria el resultado si le pedia a el sujeto que lo llevara a casa, y la verdad es que ninguno de los finales que decirle eso conllevaba le motivo del todo, no al menos que quisiera morirse o seguir pasandola mal.

Se sintió mucho mas seguro con lo último que dijo el hombre, concluyendo lo que había comenzado a decir, pero ¿Realmente estaba bien? Las ideas en su cabeza estaban cruzadas. No sabía si aquello no estaba del todo bien por estar abusando tanto de un pobre tipo que solo se había acercado a una fuente o si estaba mal por el hecho de que no lo conocía del todo y como cosa normal de fiarse tanto, quizás terminara peor la situación. Aun asi, elegir la primera opcion de quedarse solo hubiera sido estúpido, sabía que necesitaba ayuda mas que para llegar a su casa como un niño pequeño perdido. Miró fijamente hacia los ojos ajenos, de una manera muy intensa, casi como si quisiera leer en sus ojos si podia o no fiarse de el "Está evitando que mueras, ¿Que mas quieres?".

Ahora mismo no tengo lugar a donde ir mas que a la calle — Se encogió de hombros y se mantuvo observando a el contrario solo que de una manera mucho mas calmada, la decisión ya estaba tomada — Lo segundo, lo segundo suena bien — Dejo de aferrarse de la prenda que cubría su torso y entonces comenzó a preguntarse cómo llegarian siquiera a el departamento del sujeto, era mas que obvio que el caminando solo y como si nada no lo iba a lograr por su cuenta, aunque quisiera intentarlo. El hecho de pensar que quizás el pelinegro tendría que cargarlo o servirle de apoyo no le simpatizaba del todo y nuevamente le producía una mezcla de calor y frio muy extraña, aunque la verdad es que en su cabeza solo se veían viables esas opciones. Con suerte habria otra opcion con la cual no tuviera que perturbar el calor corporal ajeno con su piel helada.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Ronald Colins el Mar Mayo 24, 2016 4:00 pm

Mantuvo la mirada fija en los ojos contrarios que lo examinaba con intensidad, cosa que no le incomodaba ni siquiera un poco. Roland solo esperaba que aquel desconocido terminara con el debate interno que posiblemente estaba teniendo en ese momento y pudiese tomar su decisión. Suponía que tenía un mejor lugar al cual volver, incluso podría tener alguien que lo esperara para recibirlo, y después de todo irse con un sujeto al que acabas de conocer no parecía la opción más sensata de todas. A pesar de esto, el azabache estaba casi seguro de que el chico terminaría optando por ir a la propia casa del pistolero para que atendiese sus heridas y que cuidase de él, por lo menos esa noche. Solo pudo asentir levemente cuando las palabras ajenas confirmaron lo que tenía en mente.- Bien, entonces te llevaré a mi departamento -aparto por fin las manos de los hombros ajenos y poso la mirada en el suelo como si buscase algo, al encontrarlo se inclino volviendo a enderezarse sosteniendo con la diestra la bolsa que guardaba la cena que había adquirido hace poco en el mini market, la cual no había siquiera tocado, revisando muy a penas su contenido para asegurarse de que todo seguía allí. Emitió un ligero suspiro casi imperceptible para alguien aparte de él mismo. Seguía teniendo hambre pero a penas era consciente de eso, agradecía que la particular situación hubiese servido para mantenerlo enfocado en otra cosa dejando de lado a su molesto estómago.

Nuevamente fijo la atención en el pelirrojo y otra vez le detallo de arriba hacia abajo, asintiendo como si hubiese confirmado algo. Como si nada se dio vuelta quedando de espalda a él para luego agacharse en un gesto obvio indicándole que subiera a su espalda.- Sube, te llevaré -aclaro por si el gesto en si mismo no resultaba lo suficientemente sugerente. No tenía que pensar mucho para llegar a la conclusión de que su "compañero" no sería capaz de caminar por su cuenta ni unos pocos metros antes de que sus piernas fallaran, por este mismo punto tampoco parecía apropiado que intentara andar usando a Roland de apoyo. La mejor opción era llevarlo cargando. No era algo que al pistolero le molestase hacer y tampoco le importaba mucho si al contrario le desagradaba la idea, terminaría haciéndolo de todas formas aunque él no estuviera de acuerdo. Quizá también serviría para subir la temperatura en el cuerpo del pelirrojo, a Ro tampoco le molestaba la idea de compartir un poco de calor con él.


Hablo (#666699) // "Pensamientos"(#993300)
Hibridos
avatar
Premios :


Mensajes :
110

Ver perfil de usuario
Ronald Colins

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 24, 2016 7:08 pm

Atento a lo que hacía el hombre, vio cómo tomaba una bolsa que la verdad no le llamó mucho la atención, después de todo tan solo por el aspecto era mas que obvio que no era nada fuera de lo común, nada por lo cual preocuparse. Pero entonces sintió la mirada ajena encima suyo. Realmente no sabía si ya le había observado así antes, aunque lo suponía, era inevitable estando tan ligero de ropa. Aunque claro, tampoco es como si pudiera reclamarle algo, ya que el claramente había hecho lo mismo con su torso y había sido bastante obvio. Observó en la posición que se puso el contrario y al instante entendió lo que significaba eso, cosa que fue confirmada por sus palabras. Era obvio que lo mejor sería cargarlo, aunque a él no le gustara mucho la idea. Pensó en rechazar la propuesta y decir que era mejor si se apoyaba en él, pero sabía que pedir eso sería absurdo, absurdo y una gran pérdida de tiempo. Realmente con la imagen de las 4 paredes cerradas y un lugar decente donde sentarse quería irse lo mas pronto posible de allí.

Aun así, era cierto que no se había fijado bien hasta el momento de las cicatrices esta vez en la espalda contraria, las cuales no resistio la tentacion de poner una mano encima y sentir levemente por unos segundos, segundos que a decir verdad pasaron rápido puesto que la voz en su cabeza diciendo "Deja de actuar como enfermo mental y muévete, Nicky" fue lo que le hizo ver lo raro que podia ser eso. El calor del cuerpo ajeno que había sentido con su mano inmediatamente le invitó a quitarse el frío de encima, asi que no tardo mucho mas en moverse para subir encima del azabache sintiendo una sensación reconfortante al estar tan cerca. Olvido instantáneamente que al inicio la idea de ser cargado no le gustaba, dándose cuenta de cuánto le hacía falta su propio calor corporal.
Estando ya encima, comodo bien sus brazos alrededor del cuello del pelinegro y sus piernas a los costados de su torso, asegurándose de no hacer movimientos muy torpes. Nick no había dado mucha importancia a algunas punzadas que había sentido al hacer todo eso y agradeció que nadie pudiera ver sus pequeñas muecas de dolor mudas, después de todo estaba haciendo lo posible por aguantarse las quejas pero no podia hacer nada con su rostro.

Nick — Soltó al aire sin mas cuando ya se sentia comodo, delatando lo mal que se le daban las presentaciones, de la cual solo esperaba que le hubiera entendido — o Bennett— comentó al final, sin hacer mención del "Lyssbeth" que el mismo se había puesto. Luego de revelar su nombre, esperaba que con eso el sujeto tambien se sintiera invitado a decir el suyo o de lo contrario la pequeña curiosidad que sentía por saber un poco mas de el seria frustrada y se vería obligado a preguntárselo directamente.
Quien diria que despues de todos esos años efectivamente existiría otra persona aparte de Nepal que llamara la atención del chico, que despertara la curiosidad que muy raramente sentía con otras cosas que no fueran vicios o cosas extrañas.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Ronald Colins el Sáb Mayo 28, 2016 6:28 pm

No pareció notar el breve contacto de la mano sobre su espalda, sobre aquellas cicatrices, o bien simplemente fingió no hacerlo. Se mantuvo en la misma posición hasta que el chico por fin se acomodo lo mejor que pudo en su espalda, esta vez si logro reprimir el estremecimiento ocasionado por el frío ajeno contra su propia piel. Entonces se levantó sujetando las piernas ajenas que ya rodeaban su torso asegurándolas un poco mejor. Lo que faltaba ahora era dejarle caer y empeorar más su estado. Dejo la bolsa colgando en uno de sus propios brazos y sin más empezó su andar tomando rumbo al departamento donde residía. Escucho claramente la voz del contrario y de inmediato entendió que se estaba presentando.- Umm... -fue su única respuesta ante la presentación, manteniendo un paso constante hasta alejarse de la plaza y comenzar a cruzar la zona comercial siendo esa la forma más rápida de llegar a las residencias. No era que no quisiera decirle su nombre, simplemente tenía la mente ocupada con otras cosas y no se le ocurrió que el pelirrojo esperaba que hiciera aquello, estaba más concentrado intentando no hacer movimientos bruscos que lo lastimasen o chocar contra las pocas personas que caminaban en dirección contraria a ellos. Las cuales, por cierto, no parecían poder quitarles la vista de encima. Un hombre con el torso desnudo cargando a otro vestido solo con una camisa, más las notables heridas en su rostro, debía de ser una imagen particular. El azabache incluso se atrevería a afirmar que muchos pensaban que el estado deplorable del pelirrojo era su culpa.

No paso mucho para que dejaran atrás la zona comercial y por fin se adentraran en las residencias donde tras pasar por algunas calles rodeadas de edificios Roland por fin se detuvo frente a uno. Un edificio de fachada negra, pequeño de apenas unos 5 pisos. Por un instante no se movió, mantenía la mira clavaba en la puerta principal como si buscase algo.- Roland Torrance -por fin rompió el silencio dando a conocer su nombre.- Roland está bien...un gusto, Nick -esbozo una pequeña sonrisa aun si el chico a sus espaldas no podía apreciarla. Tras eso por fin se dispuso a abrir la puerta principal y adentrarse en la recepción del lugar, pasando de largo directo a las escaleras e ignorando al recepcionista que no perdió el tiempo para bombardearle con preguntas. Subió rápidamente las escaleras, sin dificultad y evitando movimientos demasiado bruscos, hasta llegar a un pasillo algo amplio en el piso número cuatro. Terminaron frente a la ultima puerta de las dos ubicadas del lado izquierdo. Como pudo, Roland se las arreglo para extraer las llaves del bolsillo de sus pantalones marrones y abrió la reja junto con la puerta de madera de la entrada, ingresando en una sala de estar decorada con un estilo antiguo, justo como había pedido el azabache en su momento.-  Bienvenido a casa -dijo sin pensar acercándose hasta un sofá café cercano donde deposito a la persona que aun estaba a sus espaldas.

Estiro los brazos y la espalda provocando un pequeño "crack" en la parte baja de la espalda, aun así su expresión no denotaba molestia o dolor de ningún tipo. Antes de decir o hacer nada se encontró de nuevo contemplando de forma intensa a quien ahora tenía como invitado en su hogar. No sabía que estaba buscando en él exactamente ni porque le contemplaba con tal intensidad, simplemente no podía apartar sus ojos de él.- Ya regreso -antes de moverse desvió la mirada a la bolsa que aun colgaba en su brazo, depositandola junto a Nick.- Puedes comer eso si te da hambre -entonces se dio vuelta yendo directo al pasillo que se observaba desde allí. Entro al baño y comenzó a rebuscar entre los cajones hasta hallar lo que necesitaba. Un botiquín de primeros auxilios. Sujetando la pequeña caja metálica con ambas manos regreso a la sala junto al pelirrojo, mostrandole lo que acababa de conseguir.- Quítate la camisa -bien, no era la frase más apropiada que podía decir aun si estaba carente de doble intensión. Solo quería apresurarse y atender las heridas ajenas ¿Verdad? No tenía nada que ver con que, simplemente, no pudiese quitarle los ojos de encima.


Hablo (#666699) // "Pensamientos"(#993300)
Hibridos
avatar
Premios :


Mensajes :
110

Ver perfil de usuario
Ronald Colins

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 29, 2016 9:45 am

“Jo… luego preguntare, no hay apuro” Pensó al escuchar la respuesta del contrario. Por un rato se mantuvo con los ojos bien abiertos, despreocupado disfrutando del calor que no era suyo mientras podia, pero fue cuando comenzó a aparecer la gente que les miraban extrañados que quiso desaparecer y ser un pequeño insecto. Divago en su cabeza tratando de centrar su mente en otra cosa que no fuera el pudor, lo que no se le dio muy bien y sin pensarlo mucho apoyó suavemente su mejilla en el hombro derecho del azabache, prefiriendo ver su cabello que a la gente.  A los instantes sintió una leve pesadez en los ojos que no se tomó la molestia en aguantar.
Solo volvió a abrir los ojos cuando habían parado.Observó muy por encima el edificio y justo cuando pensó en volver a cerrar los ojos el hombre habló. Roland. Nick no pudo evitar sentirse alegre a pesar de no haberlo mostrado, el sueño que le había invadido hace nada le tenía bastante limitado. Al entrar paso de escuchar lo que le preguntaba el recepcionista al pelinegro y no pudo evitar sentirse raro cuando subieron las escaleras “Realmente es alto” se afirmó a si mismo, mientras terminaban en el fondo de uno de los pasillos y unos segundos más tarde, en el piso. Le llamó la atención cómo estaba decorada la sala de estar y aun después de que fuera acomodado en el sofá se mantuvo viendo todo con cierto asombro desde donde estaba, cosa que dejo de hacer al fijarse en la intensa mirada del propietario del lugar. Sintió un leve escalofrío y el pudor nuevamente a flor de piel, al instante cortó el contacto visual que había hecho con él y bajó su mirada a la camisa, arreglándola aunque sabia que no hacía ninguna falta.

Alzo su mirada solo cuando tuvo la bolsa cerca y se dio cuenta de que existía algo llamado comida “¡Hambre!… Por todos los dioses ¿Qué fue lo último que comí? ¿Galletas en el almuerzo?... No me extraña estar delgado y moribundo” Tomo la bolsa y metió la mano sacando un sándwich pre empacado que en ese momento se veía como todo un manjar digno de reyes, el cual obviamente no tardó en sacar del empaque y comenzar a comer. Solo se dio cuenta realmente del hambre que tenía cuando comenzó a comer, antes de que siquiera Roland llegará ya se había devorado una mitad. Observó el botiquín despreocupado y dejó el paquete en el suelo para así ser atendido, cosa que le había dolido lo suyo por la herida en el vientre. Tenia hambre, si, pero mas le preocupaban sus heridas y ese simple movimiento para dejar la comida no había hecho nada mas que justificar sus pensamientos.

Se quedó inmóvil al pensar que de nuevo tenía que quedarse sin nada encima, y las palabras del contrario se lo confirmaron al instante. Sintió como por milésima vez su rostro mostró un leve indicio de calor al igual que las puntas de sus orejas, indicándole que seguramente había tomado color, solo que esta  vez sin estar tiritando del frío podía sentirlo mejor. Seguramente, en otro caso Nick se habría mostrado enojado, detestaba ponerse nervioso y solía esconder sus nervios con un pequeño mal carácter, pero esta vez estaba demasiado agotado para siquiera pensar en fruncir el ceño por mucho tiempo. Miró a Roland por unos instantes, suspiro mirando a otra parte y asintió — Está bien… está bien — Comenzó a quitar los botones mucho mejor que como se los había puesto y antes de llegar al final de ellos volvió a dirigir sus ojos a Roland — Solo… trata de no mirarme como antes. No es que me disguste o algo es…— Se cortó a sí mismo el habla cuando se dio cuenta de lo que había dicho “¿No es que te disguste? ¿Es decir, que te gusto?” No se había detenido bien a pesar en si aquello realmente le gustaba o no y por consecuencia su boca había soltado lo que pensaba directamente. No era la primera vez que le sucedía y no pudo evitar sentir mas vergüenza por eso — Lo que quiero decir, es… es que me pone bastante nervioso…

Pensó en seguir quitándose los botones para así concentrarse en otra cosa y evitar seguir diciendo estupideces, pero también pensó en no hacerlo. Aunque era obvio cuál de las dos opciones era la ridícula y cuál la mas correcta “¿Qué mas da? Igual es seguro que te haya echado el ojo tanto con camisa como sin ella” y de alguna forma Nick sentía que era cierto, lo que podía ver el hombre, ya seguramente lo había visto. Así que sin muchos ánimos término de desabotonar la prenda y entonces apoyó sus codos en el sofá elevando su torso a medias, turnándose al apoyar para sacarse la prenda de un lado y de otro. No quería levantarse del todo porque al igual que antes, sabía que le dolería el vientre y justo en ese momento pedirle ayuda con eso a Roland no le apetecía, no después de la ridiculez que había dicho. Dejo la prenda en el respaldar del sofá y aun con la camisa afuera, se mantuvo apoyándose en sus codos y recogió una de sus piernas.
Cualquiera diría que estaba posando o algo, mas solo trataba de no quedarse tendido como una tabla en el sofá y verse mas inútil de lo que ya se sentía.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Ronald Colins el Miér Jun 01, 2016 5:26 pm

Ya se estaba acostumbrado un poco a las reacciones un tanto predecibles que mostraba aquel chico, debido a eso no hizo nada más que observarlo con fíjesa y sujetar el botiquín con ambas manos mientras este de nuevo parecía dudar de que hacer a continuación. Roland esbozó una breve sonrisa divertida por el color rojizo que tomaba el rostro ajeno, vaya que se avergonzaba con facilidad, siendo esa la única reacción que tuvo hasta que por fin Nick comenzó a desabotonarse la camisa que portaba. Lo que le tomó por sorpresa fue el comentario ajeno ¿De qué forma exactamente lo estaba mirando? Bien, sabía que lo observaba con demasiada intensidad y no era inusual que sus miradas incomodaran a algunas personas, pero aquello le hizo dudar incluso de lo que transmitían sus propios ojos cuando suponía que solo se trataba de una particular curiosidad.- Lo lamento, no fue mi intención incomodarte -y no lo era, aún si lo había hecho y ya era tarde para impedirlo. De pronto, analizando un poco mejor las palabras del pelirrojo, pareció captar algo que hizo fruncir su entrecejo dándole una expresión molesta. Pero no se sentía molesto, más bien solo algo extrañado.- ¿No te disgusta que lo haga? -preguntó sacando lo que rondaba su cabeza ¿Cómo se suponía que debía tomarse eso? Al final negó con la cabeza indicando que no necesitaba respuesta, si seguían por ese camino probablemente todo se tornara más...extraño entre ellos, y no era el momento para hacer tonterías.

Termino desviando la mirada a la cajita de metal que no había soltado en ningún momento, decidiendo que era mejor apartar la mirada del contrario mientras se quitaba la prenda. No quería incomodarle más de lo que ya estaba con esas miradas intensas que al parecer no era capaz de reprimir apropiadamente. Espero entonces y cuando ya no percibió casi ningún movimiento volvió a fijar sus orbes azules en el cuerpo ajeno, inevitablemente arqueo una ceja por la posición en que estaba. Le daba un aire de modelo o algo así, aún a pesar de las heridas que resaltaban en él. Y de nuevo Roland frunció el ceño llevando una mano hasta el punte de su nariz, masajeandolo con molestia. En definitiva pasar tanto tiempo solo le estaba afectando y comenzaba a pensar demasiadas cosas extrañas.

Cuando su rostro por fin se relajó en su ya característica expresión seria termino arrodillándose frente a Nick en busca de una posición más cómoda para atenderlo, abrió el botiquín y tras revisarlo un poco extrajo de este una gasa y un envase lleno de alcohol, descartarto el botiquín a un costado y procedió a empapar la gasa con el líquido incoloro. No dudo en ningún momento y solo se inclinó contra el cuerpo ajeno, sin decir nada apartó la pierna que antes había recogido el chico lobo para poder tener mejor acceso al área, llevando la mano que sostenía la gasa hasta la herida de su vientre comenzó a limpiar la sangre y cualquier otra impureza que pudiera rodearla. Era la herida que peor apariencia tenía, atenderla de primero era sin dudas lo más apropiado.- Va a doler -una advertencia tardía y carente de sentido dado que ya se encontraba frotando la gasa contra el vientre ajeno, aplicando algo de presión pero sobre todo procurando no lastimarlo de más. Al asegurarse de haber limpiado él área adecuadamente reviso nuevamente el botiquín esta vez sacando una venda nueva aún en su empaque, la cual destapó procediendo a vendar aquella área recién desinfectada. Estaba sumamente concentrado en eso como le habían inculcado en antaño al hacer un trabajo de importancia, cualquier otra idea sin sentido, como lo era para él su interés inusual por la persona que acababa de conocer y ahora atendía, quedó descartada mientras realizaba eso que le ocupaba.


Hablo (#666699) // "Pensamientos"(#993300)
Hibridos
avatar
Premios :


Mensajes :
110

Ver perfil de usuario
Ronald Colins

Volver arriba Ir abajo

Re: Singing in the Source [Priv.Nick]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.