• Usuario
  • Ultimos temas
Últimos temas
» Normas del foro [importante firmar]
Hoy a las 5:48 am por Akari van Helmont

» Cuenta hasta 10 y besa
Hoy a las 4:44 am por Ian Tininim

» Chicos +1, chicas -2 [Juego]
Ayer a las 1:32 am por Io Strauss

» Un extraño entrenamiento [+Ragnaros+]
Jue Ene 19, 2017 10:47 pm por Ragnaros-Darkblaze

» La llegada del frío. (Libre)
Jue Ene 19, 2017 3:59 am por Ian Tininim

» Amigos o Enemigos (Priv. Dante Romanov)
Jue Ene 19, 2017 1:12 am por Akemi Thainos

» La Ira del Dragón [Libre]
Jue Ene 19, 2017 12:25 am por Akemi Thainos

» School Deluxe || Élite
Miér Ene 18, 2017 8:27 pm por Alice Green

» Y el verdadero culpable es... [Privado: Shizuo Cavallone]
Miér Ene 18, 2017 6:46 pm por Feliks Ilyin

» De juerga con un dragón [Priv Dante]
Mar Ene 17, 2017 8:43 pm por Ragnaros-Darkblaze

» Registro de Físicos
Mar Ene 17, 2017 11:53 am por Alice Green

» primerizo por dentro, herido por fuera (Priv. Anne Marie Di Angelo)
Mar Ene 17, 2017 11:23 am por Aberu Freak

Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (39/45)
Crear foro Bálderook University School Deluxe NEW

Ayuda Técnica. (Priv. Vergil)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ayuda Técnica. (Priv. Vergil)

Mensaje por Ashura el Dom Jul 17, 2016 9:46 am

Uno es sin querer de lo más perspicaz para colocarse en las peores situaciones en el preciso momento en que uno desearía que no fuera así, de hecho, ella en este momento está considerando el peso de sus decisiones al haber salido de su departamento en pleno verano, era un sábado que carecía de algún pronóstico de lluvia inesperada y eso supuestamente debía ser bueno o aquello había pensado mientras se arreglaba perezosamente después de haber desayunado enfrente de la pequeña plasma de su departamento. ¿Qué había desayunado? No podía recordar mucho de la primera hora de la mañana al parecer, lo cual no le extrañaba ya que en su situación, el que se hubiera despertado así de…temprano (al medio día, en realidad.) era producto de la insistente reprimenda de su compañero usual en las noches de medio tiempo en Moonlight Bar, donde se le podía encontrar trabajando todos los fines de semana después de las 10 PM. Era un trabajo que le permitía siempre estar ocupada, pero al mismo tiempo observar todo tipo de personas que se atrevieran a entrar por aunque fuera una copa por alegría o penas.

De todas formas, su compañero barman le había rogado durante días; no, semanas, para que ella se dignara a comprar un Smartphone y así poder comunicarse con ella en caso de cualquier evento o situación que pudiera presentarse respecto o no al trabajo. Ella era algo incapaz de ser condescendiente, no era algo personal pero su introvertido carácter le hacía actuar independientemente de las opiniones o buenos consejos de los demás. Así logro durar fuera de reproches durante las anteriores semanas hasta que al ser solicitada por correo al bar un día antes gracias al resfriado que había sufrido un camarero, el internet del edificio tuvo fallas y como consecuencia el e-mail jamás llego a ser visto, provocando diversos problemas menores en el establecimiento y desde entonces, ella fue casi obligada a solicitar un servicio telefónico mejor que él (como había descrito su compañero) “pedazo de lamparín que llevas a todos lados”. Incapaz de ver el problema, la licántropo intento defender su punto de vista, dando observaciones claras de que era absurdo que ella necesitara algo tan llamativo cuando se supone que nadie sabía que podía pasarle a uno gracias a las ultimas noticias: Dark Moon tomaba la delantera, eso solo podía significar mayor peligro para todo ser humano que tuviera la ocurrencia de aparecerse sin protección.

Como se puede observar, perdió la batalla, y la guerra.

-…Heme aquí- murmuro para ella misma al salir de su trance vespertino, a las 2 PM se encontraba recorriendo las tiendas de la inmensa zona comercial de la Isla, solía solo visitarla cuando era necesario comprar nueva ropa o si había visto algún interesante licor que podía utilizar para practicar nuevos tipos de bebidas en su pasatiempo. Ahora, claro, estaba perdida entre el gran catálogo de tiendas de electrónicos y tecnología avanzada en el mapa estacionario de la plaza. No se atrevía a preguntar referencias, en parte por su poco amigable expresión que hacía que varios se mantuvieran a la raya al siquiera dirigir su mirada, le restó importancia, ya estaba acostumbrada a tales tratos.

Una vez en la dichosa entrada de la supuesta mejor tienda de esta zona, se sintió abrumada o incluso un poco más que eso en presencia total de un sinfín de posibilidades para escoger con que comunicarse. Sus instrucciones mentales habían anotado algo tan simple como “Teléfono Smartphone, decente y sin cosas extras”, pero viendo las vitrinas, su tamaño e imponencia, le estaba comenzando a entrar una confusión que no iba a retirarse pronto, sus delgados dedos se deslizaban por encima del frió vidrio de exposición, observaba fijamente cada modelo, apenas entendiendo alguna palabra escrita en las especificaciones. Detrás de ella había una extensa elección de todo tipo de equipo complicado y un señor bastante serio en el mostrador que recibía notitas y entregaba paquetes cuidadosamente envueltos, parecía ignorarla o pasar de ella y ella pudo concluir por cómo se veía, que él iba a lograr venderle algo caro y que ella no necesitaba en dado caso de solicitar su ayuda. - ¿En qué clase de dilema me he metido? - musito frustrada, incluso podría usarse algo de todo esto para espionaje, pensó al desear que su ignorancia general en esta área no fuera tan obvia.


bodies  lie in the bright glass
some are murdered and some are picnicking
Licantropo
Mensajes :
10

Ver perfil de usuario
Ashura

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayuda Técnica. (Priv. Vergil)

Mensaje por Vergil Vólkov el Miér Jul 20, 2016 7:12 pm

Quien diría que después de todo su constante en el trabajo solo le traería aún más trabajo, trabajo el cual no había pedido ni buscado del todo pero con el cual se había hecho por alguna razón aparente, y la verdad era que no podía, ni quería, quejarse de ello. Por unos y por otros motivos Vergil ahora ocupaba un puesto bastante relevante en lo que era el movimiento de oposición en la isla, el puesto en el que el mismo se había visto apenas empezó sus andadas con aquel grupo de gente, el de líder. Era cierto que no fue algo que el busco, o al menos no lo tenía planteado como un objetivo a futuro, pero presentía que en algún momento vendría de alguna u otra forma, y así fue. Pero aun a pesar de su don nato para dirigir a los demás y para tener un orden realmente sorprendente le estaba costando aquello de tratar de organizar un grupo tan inestable y desequilibrado como lo era el de los opositores. Incluso con aquellos intentos de tener todo bajo control había dejado su trabajo de hacker algo de lado, rechazando incluso una que otra oferta de trabajo jugosa y que en otro caso le hubiera sido realmente interesante y benéfica, pero no le dio mucha importancia, estaba seguro que otras propuestas como aquellas aparecerían más adelante, por lo que no se preocupaba.

La verdad es que estaba siendo bastante insistente con eso de tener un nuevo orden que si funcionara dentro de lo que fuera posible por lo que se dedicó incluso a mantener bajo observación a algunos miembros que le parecían útiles o al menos lo suficientemente conscientes de lo que hacían como para tenerlos en cuenta en caso de alguna movida importante. Después de todo no podía bajar la guardia con los últimos acontecimientos en la isla; ahora teniendo el mando no se dejaría fastidiar por cualquier metiche que quisiera meter las narices donde no le incumbía, menos si aquello eran sus propósitos. Entre todo este tema de vigilar y estudiar a uno que otro ser del mismo bando había logrado meterse en una pelea importante con uno de estos en la cual, a pesar de que le había costado lo suyo, Vergil había salido ileso y logro dejar claro su mensaje a tal bicho que había tratado de patearle el trasero solo por sentirse amenazado, podían ser del mismo bando pero quien intentara ponerle una mano encima tendría instantáneamente un trato de enemigo sin alguna consideración especial más que la oportunidad de arrepentirse; e incluso consideraba que estaba siendo condescendiente.

En aquella ocasión a Vergil le hubiera incluso gustado pasar de ser considerado y haberle dado una verdadera paliza al sujeto, ya que gracias a el había sufrido una pequeña perdida entre tantos golpes. Tras revisar bajo aquella chaqueta negra que era bastante común que llevara encima su teléfono se había vuelto totalmente inservible, demostrándolo con varias grietas en la pantalla y algún que otro pedazo desprendido en el bolsillo donde estaba el mismo. Por suerte nunca tenía nada de gran importancia en su teléfono o de lo contrario aquello hubiera sido mucho más molesto de lo que ya era. Aun así, no podía prescindir de llevar alguna maquina encima que le facilitara la comunicación y una que otra tarea al estar fuera de casa, por lo que sabía que no podía escapar de tener que salir de compras. Y como odiaba salir de compras.

A diferencia de los demás días que se había dedicado a salir por aquellos asuntos complicados, aquel sábado se tomó la mañana libre para descansar y hacer uno que otro adelanto en su trabajo común con sus ordenadores, mas no había hecho nada realmente importante e incluso había despertado algo más tarde de lo normal. No fue hasta llegar la tarde que salió de casa y se dirigió a pie a la zona comercial como cualquier ser normal, sin espadas con poderes locos que podían fácilmente llevarlo de su casa en las montañas a algún lugar más cercano a el centro comercial de la isla en unos minutos. La verdad es que la idea dejar a Yamato en casa no le gustaba nada, e incluso había activado los sistemas de seguridad  que pocas veces usaba más que para emergencias, pero no podía ir vestido como cualquiera y llevar una llamativa espada como si nada por una tienda, o no al menos que quisiera llamar bastante la atención.

Por suerte la larga caminata se le hizo bastante amena; antes de darse cuenta ya había llegado a la zona comercial y por ende no mucho más tarde a la tienda que solía visitar de vez en cuando para comprar cosas que necesitaba para sus computadoras o alguna que otra baratija para desmontarla y usar sus piezas en otras cosas más útiles. La verdad es que era una tienda aceptable, incluso buena y por lo general cuando iba había gran variedad de donde elegir, lo cual le gustaba bastante. Lo primero que hizo inconscientemente fue pasar por donde se encontraba todo lo referente a ordenadores, echándole un ojo rápido a varias de las maquinas que llamaban su atención, mas no se tomó mucho tiempo allí para no distraerse y paso directamente a el área de teléfonos, centrando su atención en las nuevas implementaciones de la tienda que tenían un vistoso letrero que lo indicaba. Ante varios de los nuevos Smartphones no hizo más suspirar y pasar la mirada, a sabiendas de que muchas veces vendían basura como si fuera oro y varias de esas implementaciones aplicaban a eso.

Fue entonces cuando dirigió su mirada hacia otra parte de la vitrina, notando la presencia de una mujer de cabello color plata y de aspecto bastante atractivo que logro captar algo de su atención. Lucia algo frustrada y luego de que escucho muy apenas algo de lo que había dicho se sintió casi obligado a tratar de echarle una mano. La verdad no se lo pensó mucho y fue más un impulso que otra cosa cuando se acercó lentamente a ella actuando de manera bastante natural y mantuvo la mirada encima los aparatos fingiendo centrar su atención en ellos
- Hay mucho de donde elegir ¿No?...- se cruzó de brazos al instante de haber dicho eso y dirigió su mirada hacia ella con cierto aire más amistoso del que solía tener siempre, tratando de al menos por una vez no parecer desagradable -¿Alguno que te llama la atención? Si necesitas algo de ayuda puedo tratar de evitar que te vayas con cualquier baratija, mas no te aseguro nada- Hizo una suave insinuación de sonrisa aun manteniendo su mirada fija en ella.


I'm thinking (#1aa0c9) - that this is a narration(#2461b5)

Bittersweet :


No me abras (?):


Alejate (?):
Hibridos
Premios :


Mensajes :
48

Ver perfil de usuario
Vergil Vólkov

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.