• Usuario
  • Ultimos temas
Últimos temas
» Chicos +1, chicas -2 [Juego]
Miér Nov 15, 2017 10:16 pm por Dante Romanov

» La infortunada vida del gato negro —PV
Jue Nov 09, 2017 9:18 pm por Aleska Hepburn

» El principio del entrenamiento [priv Akari]
Sáb Oct 14, 2017 5:32 am por Akari van Helmont

» Peligro en la noche [Priv. Dante Romanov]
Mar Oct 10, 2017 4:51 pm por Draven

» Busqueda Implacable de Nieve [Priv. Emile]
Miér Oct 04, 2017 5:57 am por Akari van Helmont

» [Trama #2] Ojo por ojo y...
Mar Oct 03, 2017 6:53 am por Faith Xiang

» Cela est vrai art de la rue [+libre+]
Mar Oct 03, 2017 6:24 am por Anthony Hershel

» Investigación Helada[Priv Sigrid]
Dom Oct 01, 2017 4:21 am por Sigrid Rowan

» Reglamento del foro [Actualizado 2017]
Sáb Sep 30, 2017 7:56 am por Ash Daggers

» El odio que incrementa. [Libre]
Miér Sep 27, 2017 10:13 am por Juni Koriuchi

» ¿Puedes llegar a amarme? [Dante Romanov] -flashback-
Dom Sep 24, 2017 9:52 pm por Jacques Romanov

» Sound the bugle now [+Adam Benett+]
Dom Sep 24, 2017 9:16 pm por Jacques Romanov

Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (38/45)

Yo soy Ragnaros, Ragnaros Darkblaze. (privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Yo soy Ragnaros, Ragnaros Darkblaze. (privado)

Mensaje por Ragnaros-Darkblaze el Lun Ago 29, 2016 6:41 pm

Me coloqué mi armadura y salí de la tienda, con mi espada al cinto. El olor a fuego inundaba mis fosas nasales. Las brasas y las antorchas habían ardido durante toda la noche, iluminando el campamento. Podía ver la excitación y la tensión en los rostros de los veteranos y de los reclutas. La única emoción que no asomaba en los rostros era miedo. Y así debía de ser.
-¡General, general!-dijo un mensajero.
-Dime soldado.-dije secamente
-¡El enemigo esta apostado en la colina del cóndor muerto, tienen ballestas y catapultas!
-Vienen dispuestos a todo, malditos reptlianos...-maldije-Avisa a los hechiceros, que preparen barreras metamagicas, los de asedio que preparen a "barredora". Los exploradores que acaben con sus vigias. ¡Muevete!
-¡Si señor!-dijo mientras se iba. Mire el cielo despejado. Observé la colina del Cóndor. La tierra seca y caliente pronto se embarraria con sangre. Sonreí. En esta batalla superaría la quinta cifra de muertos por mi mano.

3 horas mas Tarde

Desenterré mi espada del pecho acorazado de una de esas bestias. Cuando un fulgor azulado estalló a mi lado. Lancé una furiosa mirada al maldito hechicero. Sin mediar mas palabra que un grito furioso y una carga para descargar un mandoble dirigido a su cabeza, el hechicero alzó un objeto para protegerse y todo se volvió blanco. Abrí los parpados. Tenia los ojos duros y me dolía todo el cuerpo. Ya no olía a sangre. Solo a hierba verde quemada y a bosque. El paisaje en el que estaba no coincidía en nada con el desierto aspero.
-He cambiado de lugar ¿Teleportación?- Traté de recordar mientras me incorporaba y me rascaba la cabeza. El artefacto que soltó no me sonaba de nada. Mire mi alrededor. Tenia la armadura totalmente destrozada y por piezas. Al parecer había caído como una piedra volcánica. Tenía que salir de allí lo antes posible. Me lleve la mano al cinto y el miedo se apodero de mi. Donde demonios estaba Estrella Carmesí. Me levanté dolorido y me quite lo que quedaba de inservible aradura. Solo me quedaba la capa y la ropa base. Observé bien el terreno hasta que econtré mi espada, clavada en la tierra a unos metros. La recogí y proseguí el camino. Camine durante unas horas hasta que escuche un extraño ruido. Me asomé a una especie de camino negro con lineas blancas y vi carros mecanicos de meta de diferentes colores con gente dentro. Todos seguian la misma dirección así que decidí saltar sobre el mas grande que ví. Al parecer el que iba dentro no se dió cuenta. La parte de arriba tenia dos manillares negros que otros carros no tenia, me tumbé y esperé hasta llegar a la ciudad mas cercana.

45 minutos después

Finalmente, llegué a esa ciudad. Habían cosas que desconocía, las personas llevaban aparatos rectangulares que daban luz y sonido, vestían trajes extraños y hablaban un idioma que nunca había escuchado antes. Me alarmé un poco, debía de encontrar a alguien que hablara mi idioma. Traté de comunicarme con esos plebeyos, que solo negaban con la cabeza o hablaban en ese extraño idioma. Tras varias horas de buscar, encontré a dos hombres vestidos iguales, con unas medallas cosidas a sus ropajes. Militares, al fin. Me acerqué a ellos, desenfundé mi espada y la clavé en el suelo. Todo el mundo estaba alarmado. Los guardias sacaron algo negro y me apuntaron con ello, parecían alarmados. Traté de explicarle varias veces lo mismo, pero solo repetían lo mismo una y otra vez, hasta que en cierto momento escuché por detrás:
-¿Hablas latín?
Me giré a mi nuevo interlocutor, que era nada mas ni nada menos que un elfo de ojos verdes y una melena negra.
-¿Latín? Yo solo hablo comúncontesté desganado.
-Bien, me parece correcto. Por favor, recoge tu espada, todos están asustados
Me encogí de hombros y seguí a mi nuevo guía, recogiendo a estrella carmesí primero. Los siguientes dos años que viví con Eradiel, mi compañero, que se ofreció amablemente a proveerme de cobijo tras contarle mi historia y mi procedencia.fueron años de aprendizaje y de adaptación a este nuevo mundo, tan moderno y tecnologico. Me fui de su casa una vez pude valerme por mi mismo en el idioma y conseguí un "Trabajo" estable como mercenario y guardaespaldas. La verdad, no me va mal, tengo un cuchitril en los barrios bajos, comida y alcohol. Lo siguiente será crear Blood Dragons. La guerra entre esos Zero y los DM no estaba siendo aprovechada, y yo iba a ser el que se forre con eso.

-Y en resumen esa es mi historia.- le dije al camarero, que me miró con una sonrisa mientras me acercaba otra botella de jaggermaister
-Eres el primero de venir de otra dimensión, creo, pero he escuchado de cosas que ni te imaginas-dijo sonriente.
-Pues bueno, yo me voy yendo. ¡Que pases buena noche!-dije mientras cogía la botella y me iba. Salí del bar, serian las 2 de la mañana, olía a tabaco y a niebla, así que me decante por deambular por las calles, hasta las 4 de la mañana, que volvería a casa. Pero hasta entonces, me sentaría en algún banco, miraría a las estrellas, bebería jagger, y sonreiría, hasta volver a casa.

FIN
Hibridos
avatar
Mensajes :
127

Ver perfil de usuario
Ragnaros-Darkblaze

Volver arriba Ir abajo

Re: Yo soy Ragnaros, Ragnaros Darkblaze. (privado)

Mensaje por Dante Romanov el Jue Sep 29, 2016 2:56 am


× Tema Cerrado ×


Hablo (#b02525) // "Pienso" (#036d85 // Narro (#e2f9fc)
ID

Spoiler:

Hibridos
avatar
Premios :


Mensajes :
601

Ver perfil de usuario
Dante Romanov

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.