• Usuario
  • Ultimos temas
Últimos temas
» Chicos +1, chicas -2 [Juego]
Miér Nov 15, 2017 10:16 pm por Dante Romanov

» La infortunada vida del gato negro —PV
Jue Nov 09, 2017 9:18 pm por Aleska Hepburn

» El principio del entrenamiento [priv Akari]
Sáb Oct 14, 2017 5:32 am por Akari van Helmont

» Peligro en la noche [Priv. Dante Romanov]
Mar Oct 10, 2017 4:51 pm por Draven

» Busqueda Implacable de Nieve [Priv. Emile]
Miér Oct 04, 2017 5:57 am por Akari van Helmont

» [Trama #2] Ojo por ojo y...
Mar Oct 03, 2017 6:53 am por Faith Xiang

» Cela est vrai art de la rue [+libre+]
Mar Oct 03, 2017 6:24 am por Anthony Hershel

» Investigación Helada[Priv Sigrid]
Dom Oct 01, 2017 4:21 am por Sigrid Rowan

» Reglamento del foro [Actualizado 2017]
Sáb Sep 30, 2017 7:56 am por Ash Daggers

» El odio que incrementa. [Libre]
Miér Sep 27, 2017 10:13 am por Juni Koriuchi

» ¿Puedes llegar a amarme? [Dante Romanov] -flashback-
Dom Sep 24, 2017 9:52 pm por Jacques Romanov

» Sound the bugle now [+Adam Benett+]
Dom Sep 24, 2017 9:16 pm por Jacques Romanov

Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (38/45)

Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Alexander Kinti el Sáb Oct 15, 2016 3:08 am

El chico detrás de la caja registradora se extendió por sobre el mostrador y entrego una bolsa en manos del peliazul de ojo dorado, que esta vez llevaba parche sobre su ojo ciego. Gracias por su compra! regrese pronto, el joven que atendía la caja e la tienda de comida china se despidió con su acostumbrado lema, mientras Alex asentía complacido y daba vuelta para retirarse. Al atravesar la puerta sonó una campanilla a cuyo sonido estaba acostumbrado, al ser cliente frecuente, y esta volvió a sonar cuando la puerta se cerró; se encontraba cerca de la zona residencial, así que, a pesar de ser aun las 5 de la tarde, decidió caminar con la bolsa con comida hasta su destino: la casa de Scott Evans.

Iba recordando, como es que esta "clandestina" relación había iniciado; salvó al chico de unos insensatos delincuentes y recibió una buena paliza por él... Scott sintiéndose culpable, le llevo a casa para ayudarlo a curar sus heridas. Alex intentó mantener su distancia con el chico, negándose a esclarecer sus razones para haberlo ayudado, siendo que en esos momentos, ni el mismo tenía claros sus sentimientos, sacudió su cabeza y suspiró, tras lo cuál esbozó una sonrisa; la situación le llevo a darse cuenta que necesitaba desesperadamente permanecer a lado de aquel rubio, no por amor filial, ni amistad, era algo más... si le llamaba una relación "clandestina" era porque a pesar de haberse vuelto ambos muy cercano, como una pareja, ninguno de los dos se tomó la molestia de aclarar su relación actual.
¿Que se sentiría, que otro chico te pidiera tener un noviazgo? Negó con la cabeza mientras reía solo, si eso iba a pasar, esperaba ser el quién extendiera esa petición al rubio, y no a la inversa... vaya... quizás Scott esperaba por ello.

Tras cruzar una calle más, pronto se encontró caminando sobre la acera en la cuadra donde se ubicaba la casa del rubio, ya había avisado a este de su visita, así que seguramente le estaría esperando. Llegó hasta la reja, la cual ya se encontraba abierta y el se encargó de cerrar tras atravesarla, subió por las escaleras y al llegar a la puerta del rubio tocó con cautela. Alex estaba un poco intranquilo y hacía un esfuerzo por aparentar la serenidad que siempre le caracterizaba. Lo había pensado los últimos días, durante horas... la conclusión fue que deseaba permanecer junto a Evans, pero antes tenía muchas cosas que hablar con él y este, al final, decidiría el futuro entre ambos... Kinti lo aceptaría, fuera cual fuera su decisión.
Humano
avatar
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario
Alexander Kinti

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Scott Evans el Dom Oct 16, 2016 11:10 pm

No sabía que hacer, llevaba un rato andando de un lado a otro, no podía dejar de moverse, quería decir claro que estaba feliz, mucho, ahora Alex y él tenían algo, pero cuando alguien dice "tenemos que hablar" solo podía significar cosas serias y eso le hacía temblar por dentro. Y si le decía que estaba casado o algo así, que por eso no podían estar juntos, sabía que era una estupidez, pero no podía evitar preocuparse y pensar en, literalmente, un millón de ideas tontas, exageradas y sin sentido.

Nunca había sentido lo que sentía cuando estaba con el de cabellos azules, y no era capaz de ponerlo en palabras, de hecho después de que terminara de curar sus heridas tras salvarlo ninguno de los dos puso en claro la situación que tenían actualmente, así que no podía decir que fuesen pareja realmente, aunque se comportaban como tal ¿y si lo que quería era pedírselo?, solo de pensarlo sus mejillas tomaron el característico tono rojo del rubor. Y mientras dejaba pasar el tiempo decidió hacer café y recordaba tener algo de té, tal vez también lo hiciese, era mejor idea que pasar el rato mordiéndose la uña del dedo gordo pensando y después recibir los regaños por habérsela dejado toda mordisqueada y fea.

Pegó un pequeño respingo al oír el sonido en la puerta - Adelante -abrió la puerta esperando a que entrase para volver a cerrarla tras él - Hice café si quieres... bueno y té también, lo que lo que prefieras -no podía ocultar que estaba un poco nervioso y le daba como un poco de vergüenza eso, es decir ya eran cercanos y el no era tan radiante y seguro como parecía, seguro que tendrían muchas cosas de las que hablar.


Humano
avatar
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
Scott Evans

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Alexander Kinti el Sáb Oct 22, 2016 8:04 pm

Escuchó la voz del rubio desde dentro, pero antes de que Alex pusiera mano en la manija, Scott abría desde dentro y le invitaba a pasar. Observo con una sonrisa al chico que se veía nervioso, quizás haberle avisado no fue una buena idea, se acerco y le beso la frente como un gesto tranquilizador; té estará bien, habló con calma, despejando su mente de los pensamientos que le ocupaban. Levantó la bolsa que traía en la mano, traje comida china para el almuerzo, caminó hasta una mesita y dejó la bolsa allí, para sacar una cajita de pastelillos que entregó al rubio, y estos pastelillos, de postre o en la cena con un café, son para ti, como prefieras.

Llevo la bolsa con comida al comedor y comenzó a sacar todo, deberíamos comer antes de que se haga más tarde, efectivamente era la hora del almuerzo y al oler la comida, recién notaba que tenía hambre. Ya habiendo estado algunas veces en casa del chico, estaba acostumbrado, por lo que se movió con total libertad hasta la alacena para sacar el par de vajillas a utilizar y disponerlas en la mesa. De haber llegado antes, el mismo hubiera cocinado, pero por tiempo prefirió comprar la comida esta vez, ya se sentía con la responsabilidad de cuidar de las comidas del rubio a quién miraba como una persona frágil.
Entonces se quitó la chaqueta negra que tenia encima, quedándose solo con una playera lisa de manga larga gris, miró buscando un perchero, pero finalmente dejo la chaqueta sobre uno de los muebles de la sala. Tomó asiento en la mesa, frente al rubio, tenía suerte de que la comida aun estaba caliente. Le paso por la cabeza colocar una vela en medio de ambos a forma de una cena romántica, lo cual hubiera sido gracioso con tal comida rápida al frente... aún no habían tenido ese tipo de cenas y verse allí, comiendo en su casa con total normalidad, no era más que un indicio de la confianza que se habían tomado son suma rapidez... y le gustaba.
Humano
avatar
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario
Alexander Kinti

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Scott Evans el Jue Oct 27, 2016 10:56 am

Rozó un momento con sus dedos donde había dejado el beso en su frente para después sonreír, tomar aire y expulsarlo apartando todos eso nervios de su estómago al menos por un rato - Entonces será té -comentó yendo a buscar las tazas para colocarlas cerca de la tetera servir en cada una de ellas. Se giró cuando Alex habló sobre la comida que había traído, aunque inevitablemente su atención quedó en los pastelillos que sacó después, los cuales tomó dejando apartado el té por un momento - Tienen muy buena pinta, gracias, creo que para el postre estarán bien -no creía poder aguantar sin probar un bocado después de la comida, los dulces eran una gran tentación, de momento los llevó con cuidado a la nevera para que se conservasen bien hasta después de la comida.

Asintió, era la hora de comer, su estómago se lo recordaba también al olor de la comida china, el que no solía comer nada muy contundente a esas horas, principalmente por su falta de habilidad para la cocina. No se olvidó de llevar las tazas con el té hasta la mesa, era un consuelo no ser un inútil total en cuanto a lo que había en la mesa, aunque se lo tomaba bien, no todo el mundo sabía cocinar - Rica... -dijo y después sonrió un poco divertido por la situación, se consideraba alguien romántico así que aquello era como hacer vida en pareja pero sin haber tenido una de esas citas serias donde todo es perfecto.

Desde luego nada que ver a lo que habían pasado ellos hasta llegar allí, pero en cierta forma había algo de romanticismo, había sido mas bien un comienzo desastroso, bueno y el final también, pero de alguna forma lo habían arreglado... a medias, el resto deberían solucionarlo, pero entendía que después de comer - Me alegro de habernos encontrado -se escondió tras la taza de té, bebiendo de esta, pero se podía notar la leve sonrisa que tenía.


Humano
avatar
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
Scott Evans

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Alexander Kinti el Lun Nov 07, 2016 1:20 am

La comida pasaba con total normalidad entre los dos, ya después, en la sobremesa, Scott fue el primero en romper el hielo; Alexander respondió con una sonrisa nerviosa. Yo... también me alegra habernos encontrado. Dio un sorbo al té que a decir verdad, le había quedado muy bien al rubio. Mantuvo la taza agarrada entre ambas manos y se quedó mirando al liquido en el interior, en búsqueda del valor que necesitaba para encarar toda la situación que se venía a continuación.

Lo había hecho antes algunas veces, entonces, porque seguía siendo tan difícil? Levantó la mirada para buscar los ojos del rubio, dejo la taza sobre la mesa. Scott, aún no se que etiqueta poner a lo que tenemos, recordó entonces aquello que había dicho la noche en que decidió dejar de lado su maldición y acceder a permanecer con Scott... difícilmente podría llamarse a eso "Trato cordial" o una simple "amistad", aun si ambos eran hombres, cosa que nunca había experimentado. Antes de todo, hay cosas que necesito decirte, su tono de voz era más serio de lo normal, es decir, como podía explicarle con naturalidad su aparente inmortalidad? que decir de su edad...

Suspiró con pesadez, se mantenía con la mirada fija en el rubio, He estado casado dos veces... en mi primer matrimonio tuve tres hijos. Se alboroto el cabello un poco nervioso, hablar de matrimonio e hijos con la persona con la "que sales actualmente" no era nada NADA fácil, el rubio se daría cuenta, de que eso era demasiado para una hombre con solo 23 años de edad? porque eso decía tener actualmente. Bueno, si lo notaba, aclararía que el primero hacia más de 300 años, y el segundo hacia casi dos siglos.


Ficha // color: #ffc97d
Humano
avatar
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario
Alexander Kinti

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Scott Evans el Dom Nov 13, 2016 10:24 pm

Sopló la taza haciendo que el líquido que contenía hiciese pequeñas ondas, incluso que alguna pequeña gota saltase, y si no caía en sus labios que se encontraban en el borde de la taza, volvía a su sitio con el resto del té, lo suyo en principio no parecían ser las conversaciones tan transcendentales como lo iba a ser aquella, no había muchos indicios, pero bueno sabía captar el ambiente denso de cuando alguien tenía algo bastante importante que decirte.

- No tienes que forzarte a ponerle un nombre -no quería arruinar nada por ir demasiado deprisa, tal vez una relación fallida no hubiese sido tan mala, después de todo ahora tenía la experiencia - Quiero decir, yo quiero estar contigo y tu conmigo, para mi esta bien con saberlo, al menos por ahora -por supuesto que el también quería ponerle un nombre y que aquello fuese algo sólido y "real", dios sabe que era lo que mas quería después de esa noche en la que Alex decidió que quería estar con el. Pero incluso alguien como Scott podía darse cuenta de que había algo muy importante que el otro tenía que confesarle antes de dar ese paso.

Dejó la taza en la mesa, aunque seguía mirándole, tuvo que parpadear varias veces para asimilar la información, osea estar casado dos veces con esa edad ya era raro, pero de todas formas posible si se casaba muy joven y después se volvía a casar una vez mas en un periodo de tiempo no excesivamente largo. Pero otra cosa era tener hijos, ¡tres hijos! Abrió la boca para decir algo, pero la cerró momentos después sin saber muy bien que decir, cual pez fuera del agua boqueando, tomó aire, en su cabeza había muchas cosas en ese momento.

- Wow  -no mencionó nada mas por un momento - Es... bueno, lo mío no son las matemáticas, pero es imposible, digo con solo 23 años, no tiene sentido -al menos no tenía lógica en su cabeza, la cual era le de un chico normal que desconocía muchos sino eran todos los misterios que ocultaba esa isla y sus habitantes, ¿como podía imaginarse que había algo mas allá de la normalidad?


Humano
avatar
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
Scott Evans

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Alexander Kinti el Lun Nov 14, 2016 10:46 pm

Desvío la mirada varias veces hacia cosas irrelevantes de la habitación... su chaqueta en el mueble, el reloj en la pared, las cajas vacías sobre la mesa, todo le parecía perfecto para distraerse de la reacción que mostraba el rubio. Vaya reacción, podía decirse fácilmente que estaba boquiabierto, resultaba tan impactante? dos matrimonios, tres hijos... nadie antes le había cuestionado de la misma forma, claro, los tiempos cambian y actualmente las personas no se casaban jóvenes.

No es imposible, aclaró, no tanto por su secreto sino por las probabilidades que el rubio otorgaba a una situación así, si te casas los suficientemente joven, puedes llegar a tener hijos a esta edad, incluso, actualmente los partos con más de un bebé son comunes. Bebió un largo sorbo de su taza, antes de volver a dejarla sobre la mesa; pero ese no es mi caso.

Tocó nervioso el parche sobre su orbe izquierdo, no te has preguntado como me hice esta herida? fue durante la guerra, era un joven confiado que se enfrentaba a guerreros valerosos del periodo Edo, como recuerdo, uno de ellos me cegó. Lo que estaba haciendo era ir dando datos al azar al chico, tal vez, al inicio solo lo confundirían, pero pronto, comenzaría a darse cuenta que involucraba fechas muy distantes en el pasado, por ejemplo, el periodo Edo. Ni siquiera soy ingles, nací en Japón y mi verdadero nombre no es Alexander Kinti.


Ficha // color: #ffc97d
Humano
avatar
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario
Alexander Kinti

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Scott Evans el Vie Nov 18, 2016 12:52 am

Quería decir muchas cosas, pero a la vez no sabía como ni en que orden para que expresasen lo que el quería. Era frustrante, tanto como para hacerle suspirar, para nada derrotado, pero si tomándose unos segundos para intentar ordenar de forma lo mas eficiente posible sus ideas.
- Tendrías que casarte a los 15 o algo así, no me malinterpretes, pero nadie se casa a esa edad hace mucho -hizo un pequeño silencio, pensando en lo que había dicho, una pequeña mueca cuando le dijo que no era su caso y un gesto de negación con la cabeza cuando le pregunto si no se le hacía extraño el parche. A decir verdad siempre había pensado que le daba un cierto aire mas misterioso, interesante, como quiera decirlo. No le incomodaba, así que no había sentido la necesidad del origen de aquel parche.

- No tengo nada en contra de los japoneses y cambiarse de nombre, bueno no es tan extraño -se levantó para acercarse, pero acabó apoyado en el mueble donde descansaba la chaqueta ajena - Yo si me llamo Scott y soy americano, tengo en cuenta que en realidad no se nada de ti y entonces me gustaría saber quien es Alexander Kinti, o quien seas, por que realmente solo es un nombre, el cambio solo tiene la importancia que quieras darle.

Se mordió el labio inferior llegando al resto de la información, ¿el periodo Edo?, pero de eso hacia ¿cuanto?, ¿300 años? solo podía pensar en esas películas donde la gente viaja al futuro - Sabes es irónico, tengo muchas preguntas, pero no soy capaz de poner ninguna en palabras, solo me viene a la boca Dorian Grey, se que es estúpido comparar esto con una película, pero me acabas de decir que tienes ¿300 años? es.... -había empezado a gesticular con las manos debido a que ya no sabía que hacer para ocultar todo el cúmulo de emociones que era - ¿Era por eso todo lo de alejarse? Quiero decir, es verdad que nunca había estado con alguien casado, ni con hijos, ni alguien que me sacase 3 siglos, aunque te ves muy atractivo, pero no tengo muchos prejuicios con respecto a eso. Aaaargh... no se ni lo que estoy diciendo -buscó la mirada dorada de Alex, quería decirle que aunque no entendía muy bien todo aquello, eso no cambiaba lo que le hacía sentir, seguía siendo cálido en su pecho, seguía haciendo arder sus mejillas solo de pensarlo, no había cambiado nada en sus sentimiento hacia él.


Humano
avatar
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
Scott Evans

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Alexander Kinti el Jue Dic 01, 2016 8:37 pm

Río abiertamente cuando el rubio le expuso sus ideas, especialmente cuando menciono a Dorian Grey. Yo no tengo una pintura, Scott, yo tengo una espada, le aclaró aun entre risas, pero daba por sentada la relación de su idea. Lo miro acercarse al mueble y el se sentó de lado sobre la silla para poder seguir mirándolo de frente, mantenía una sonrisa serena mientras escuchaba con atención cada una de las palabras del rubio; habían bastado un par de pistas para que el chico diera con su "secreto" sin esfuerzo, quizás, ya estaba preparado para escuchar algo así.

Se puso de pie y camino lentamente hasta Scott, deteniéndose a un par de pasos de él, suspiro. He tenido muchos nombres a través de los años, pero mi primer nombre fue Mitsutada Shokudaikiri, nací a principios del periodo Edo en Japón y actualmente tengo más de 400 años. Estuve comprometido una ves y me casé con otra mujer a los 27 años, con ella tuve 3 hijos que murieron hace mucho tiempo. Comencé a viajar y tener muchas identidades, me casé por segunda vez hace más de 200 años... no permanezco más de 15 años en un sitio. Se acercó para tomarle una mano mientras esbozaba una gran sonrisa.

Hablas de mi inmortalidad como si fuera cualquier cosa, la última persona a quién le conté todo esto casi pierde la cabeza. Bajo la mirada y comenzó a acariciar la mano ajena con el dedo pulgar. Otro recuerdo que me dejaron de la guerra fue una maldición, no poder morir hasta que mi espada sea destruida... no he tenido el valor de hacerlo yo mismo y en cambio he vagado sobre la tierra casi 300 años... y a ti te preocupa que yo sea mucho mayor. Volvió a reír, aunque de forma contenida, un tanto reconfortado, puedes pensar lo que quieras de mí, levantó la mirada para encontrar los ojos del rubio, a estas alturas debería saber sobrellevar esas cosas y sin embargo, me preocupa lo que puedas pensar.


Ficha // color: #ffc97d
Humano
avatar
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario
Alexander Kinti

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Scott Evans el Miér Dic 07, 2016 12:27 am

Infló los mofletes algo molesto cuando se rió, pero después eschucó atento, aún no había entendido todo, su cabeza no había procesado toda esa información, no sabía si lo haría alguna vez, puede que poco a poco, era extraño, era mas fuerte de lo que muchos pensaban, pero a la vez era débil - Dios claro que me preocupa, te has casado dos veces e incluso has tenido hijos y yo apenas he tenido un novio -cogió aire por lo que iba a decir, no se lo había confesado nunca a nadie, agradecía su caricia sobre su mano, era relajante - Por el que acabé en el hospital con mis costillas rotas y otrasmuchas heridas, así que si, me pregunto que es lo que yo podría ofrecerte a tí -sonrió algo lastimero.

Pronto su expresión cambio, rodando los ojos hasta ponerlos en blanco un momento, no es que le hubiese molestado, bueno mentiría si dijese que no le molestaba un poco, después de todo nunca nadie había competido con el en inseguridades y oh, el tenía muchas, demasiadas incluso, a pesar de su corta existencia - Si te siente mejor te diré que pienso que me volví loco y eres una alucinación de mi mente, pero sería mentirte en la cara -sostuvo su mirada sin vacilar, dorado contra ámbar.

- Ahora enserio, no quieras competir conmigo en inseguridades, seras un anciano, pero yo tengo demasiadas y mucho tiempo al día para alimentarlas, bueno eso mientras no soy ese radiante modelo al que todos admiran. Pero los dos llegamos a la misma conclusión después de esta locura y antes de perder la cordura por completo: Carpe diem, así que voy a hacer esto antes de que me arrepienta -tiró un poco de la mano que momento antes era acariciada, para acabar demasiado cerca y como había dicho antes de cambiar de idea, junto sus labios, un beso que fue suave pero decidido, que hacía que se le apretaran las tripas solo de darse cuenta de que realmente estaba besando a Alex, después seguramente se moriría de vergüenza por haberlo hecho pero disfrutaría de ese momento sin preocuparse de nada mas hasta que acabase.


Humano
avatar
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
Scott Evans

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Alexander Kinti el Vie Dic 30, 2016 3:28 am

Agradecía el humor con el cual el rubio se encontraba lidiando con tal confesión de parte del peliazul, gracias a ello, escucho algo que el rubio no le había comentado antes, acerca de haber tenido una relación, más la confesión que vino con ello dejo al guerrero perplejo. ¿Quién se había atrevido a lastimar una existencia tan brillante, tan cálida? Los deseos de encontrar al culpable y tomar venganza con su propia mano amenazaron con consumirlo en ese instante, cualquiera que hubiera lastimado así a Scott Evans merecían una pena tan alta como la muerte, pero, ¿no era una pena que él había logrado evitar durante siglos? Entre la muerte y la eternidad, la primera era mejor opción.

Siguió escuchando todo lo que el rubio tenía para decir, apreciando cada palabra que salía de su boca, él hablaba de inseguridades, pero justo ahora, para Alexander no había alguien más confiable ni más seguro que ese joven, era incluso, mucho más seguro que su otra cara: el modelo al que todos admiraban. Habló de la locura y la cordura, Scott era cordura para Alexander, y Alexander la locura que consumiría a Scott, eso, le decía al viejo guerrero que no estaba tomando la decisión correcta, pero entonces, porque sentía que estaba bien?

Y así era. El contacto de los labios ajenos con los suyos se lo confirmaron. Una vida es insignificante en la eternidad, pero para Alex lo eran todo, lo fueron sus hijos, lo fue ella, y lo era Scott. Al principio lo miró con sorpresa, pero pronto, cerró su ojo y sus labios correspondieron al beso, Aun mantenía el agarre de la mano ajena en la suya, así que uso la otra mano para tomar del rostro al rubio hasta separarse del beso. Contempló el rostro del rubio largo rato, hasta que no pudo evitar reír un poco, no se burlaba, de verdad le parecía algo gracioso por la situación en la que se encontraban. A que se debe esto? preguntó por una explicación, aunque realmente no quería que se la dieran, podía atribuir todo a la espontaneidad. Apartó ambas manos del cuerpo del menor y se cruzó de brazos, mirandolo aun con una sonrisa tranquilizadora. No quiero que tomes todo lo que te he dicho a la ligera Scott, yo no te haría daño, no con mis manos, pero quiero que entiendas lo que significa en realidad. Que lo vería morir algún día, quería decir, él estaba tomando ese riesgo, pero necesitaba saber que el rubio entendía que lo estaba dañando desde el día que entro en su vida, porque algún día lo vería partir también.


Ficha // color: #ffc97d
Humano
avatar
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario
Alexander Kinti

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Scott Evans el Jue Ene 12, 2017 1:30 am

Se había puesto tan rojo cuando el besó terminó, porque el había besado a Alex y rebosaba felicidad por todos los poros de su piel, pero a la vez estaba seguro de que si fuese una chica se habría desmayado en ese mismo momento porque para el encontrar a alguien y vivir aquello era como un sueño, uno hecho realidad.

Se encogió de hombros, no tenía una explicación para lo que sentía - Quería besarte, en realidad hace tiempo que quería hacerlo, incluso después de que me dijeses que fue una apuesta -no sabía que estaba diciendo, solo estaba pensando en voz alta porque no podía callarse realmente no podía hacerlo porque necesitaba alguna manera de expresar lo  asombroso que se sentía - Dios realmente me he enamorado de ti -no era malo, en absoluto, solo se daba cuenta de que todo era real.

Sonrió ampliamente, aunque si, entendía todo lo que conllevaba aquella relación, su vida no era nada comparada con la de Alex, el seguiría viviendo incluso cuando fuese un viejito canoso que apenas pudiese moverse. No podía mentir y decir que no le dolía el pecho de pensarlo, pero esa no era su filosofía de vida - Entiendo, que tengo suerte de ser importante para alguien que lleva tanto tiempo vivo y para el que yo debo de ser como un suspiro en comparación -llevó sus brazos detrás de su espalda para moverse un poco de adelante hacia atrás, pero sin llegar a mover los pies de su sitio, observando sin perder ni un detalle del rostro de Alex.

- Creo que me preocuparé por ello dentro de unos treinta años, cuando empiece a ser un señor mayor y la gente me pregunte como es que mi pareja es tan joven. Fíjate incluso podré tomarle el pelo a mucha gente -se rió un poco, solo de imaginarse a si mismo ya siendo un hombre de avanzada edad haciendo lo que acababa de decir. No era doloroso imaginarlo, mas bien le resultaba muy bonito poder imaginar un futuro prometedor - Aunque siento que soy un poco egoísta, debe de ser doloroso saber que la persona que amas no va a poder estar contigo siempre y que lo verás morir en algún momento -no era lástima, en absoluto, era tristeza solo de imaginar lo solo que podía haberse llegado a sentir en toda esa larga vida. Pero estaba decidido a llenarla de su calor y alegría todo el tiempo que estuviesen juntos.


Humano
avatar
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
Scott Evans

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Alexander Kinti el Dom Ene 29, 2017 9:06 pm

Alzó su mirada expectante hacia Scott la escuchar su confesión, era un chico realmente sincero, era tan fácil ver a través de él y era imposible no creer en sus palabras. Su rostro mostraba una tenue sonrisa, pero a pesar de ello expresaba un poco de melancolía. Pese a lo que Scott decía, la realidad era que Alexander apenas comenzaba a enamorarse de él después de haber permanecido algún tiempo en la negación, pero si de algo estaba seguro, era que lo iba a llegar a amar demasiado... y eso terminaría por romperle el corazón de nuevo, sería capaz de soportarlo esta vez?

Bajo la mirada, dejando ver un poco de la pesadez que sentía en ese momento, es muy doloroso, afirmó a la declaración del rubio, pero sin duda podré atesorar cada día, hora y minuto que haya pasado a tu lado, aun cuando te conviertas en alguien mayor, yo te seguiré queriendo. Levantó la mirada y se apartó del mueble en el que se hallaba recargado, para acercarse con un par de largos pasos hasta Evans, a quién atrapó en un abrazo, imprimiendo algo de fuerza debido a las emociones.

Necesito preguntarlo de nuevo, tras un largo rato en silencio debido al abrazo, comenzó a hablar, con una voz un poco más seria, estas seguro, de querer enamorarte de un anciano como yo?. Sabía muy bien con su apariencia pertenecía a un joven Mitsutada, pero eso no le quitaba que tuviera cientos de años ya vividos. Si es así, entonces estará bien que este enamorado de ti...

Rompió el abrazo, pero no se alejo, esta vez tomo entre sus manos la del rubio, esperando con el corazón acelerado por una respuesta que ya conocía.


Ficha // color: #ffc97d
Humano
avatar
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario
Alexander Kinti

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Scott Evans el Mar Feb 07, 2017 1:49 am

Apretó los labios en una fina línea ante las palabras que escuchaba, apenas podía comprender tanto dolor, a el solo le habían roto el corazón una vez, no era ni parecido y aún así estaba dispuesto a todo lo que estuviese en su mano para que mientras estuviesen juntos olvidase un poco al menos ese dolor - Es tan hermoso... -quería decir que era un sentimiento hermoso, puro, no sabía que mas adjetivos ponerle al amor que Alex desprendía en aquellas palabras. Algo que el jamás había observado, no dijo nada de eso por que no sabía como hacerlo .

Al sentir como era abrazado, tal vez con mas fuerza de la necesaria, como si de un momento a otro se fuese a evaporar como el humo, correspondió al abrazo encajando la mejilla en el hombro ajeno, disfrutando del momento en silencio, solo se podían escuchar sus respiraciones.

Tal vez era uno de esos momentos íntimos importantes en su vida, y sino lo era de todas formas lo guardaría como un tesoro en su memoria. Absolutamente todo lo recordaría siempre, la textura de su ropa, el sutil aromas propio que desprendía, también la fuerza al abrazarlo.

Alzó una ceja ante la última pregunta, estaba siendo serio, mucho mas serio de lo que nadie probablemente vería nunca siendo el, pero con cuestiones como las que Alex le estaba planteando no podía evitar que su vena infantil saliese a relucir un poco. Tendría que hacerle ver que tenía la cabeza mucho mas dura de lo que cualquiera pensaría y que no iba a cambiar de opinión, ¡tendría que perder la memoria! he incluso así dudaba que pudiese negar que se había enamorado - Puede que la edad te haya afectado al oído así que te lo repetiré, me he enamorado de ti -suspiró, pero sonrió claro que se iba a enterar, si no escuchaba bien se lo repetiría las veces que hiciesen falta - Porque no se si sabrás que me enamorado de ti, y puede que no lo sepas pero si estoy enamorado de ti, ¿sabes? puedo seguir así hasta que te lo creas así que tu me dices cuando debo parar -estaba siendo serio, lo juraba, estaba hablando con sus sentimientos haciendo latir tan fuerte su corazón que lo sentía hasta en la garganta, pero tenía que aceptar que se lo dejaba demasiado fácil con esa clase de cosas, no era culpa de nadie, era su estado natural de espontaneidad, tal vez por eso había conseguido que alguien como Alex se fijase en él.


Humano
avatar
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
Scott Evans

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Alexander Kinti el Jue Mar 02, 2017 12:51 am

Lo primero que apareció en el rostro de Alex fue un gesto de sorpresa al escuchar la seriedad y sinceridad con la que el rubio estaba respondiendo, vale, que ya había esperado algo como eso, pero escucharlo de verdad resultaba mucho más difícil de manejar.
Más aquellas palabras siendo repetidas constantemente, terminaron por hacer sonreír ampliamente al peliazul, que tenía el orbe dorado fijo sobre el rubio al cual le sostenía las manos. Eres más testarudo de lo que creí. Contestó por fin. No hace falta que lo sigas repitiendo, me ha quedado Claro Scott Evans, alzó la mano que sostenía la mano diestra de Scott y depósito un beso en el dorso de esta. Y ahora me toca a mi aclarar que corresponderé a tus sentimientos de la misma forma.

Llevó su mano libre a una de las mejillas de Scott, acariciándolo suavemente mientras lo miraba embelesado con una sonrisa. No supo en que momento se acercó tanto al rostro de Scott, pero al darse cuenta, se alzó para besar la frente del menor y acariciar su cabello después de separarse. Quería al chico, inconscientemente lo deseaba también, pero aun no sabía como actuar de forma natural con él, siendo el este el primer hombre que quería de esa forma.


Ficha // color: #ffc97d
Humano
avatar
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario
Alexander Kinti

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Scott Evans el Vie Mar 24, 2017 9:46 pm

- Oh, si, no sabes cuanto puedo llegar a serlo -llegado un cierto punto en su vida había decidido que iba a conseguir las cosas que realmente quería en la vida, no importaba si eran difíciles, el las iba a tener e iba a ser feliz en algún punto de las misma y que nadie le iba a obligar a hacer nada que el mismo no quisiese hacer por propia voluntad y entonces acabaría teniendo su vida tranquila y agradable de cuento de hadas moderno.

Su corazón empezó a latir muy rápido, era algo tonto, pero esas simples palabras que declaraban que sus sentimientos eran correspondidos significaban mucho para el, y mucho mas después de conocer toda la situación que envolvía a Alex. Cerró los ojos al darse cuenta de lo cerca que estaban, abrió uno solo cuando sintió sus labios en la frente para luego abrir el otro con un pequeño puchero. Tal vez esperaba que ese beso fuese un poco mas abajo, digamos en sus labios, lo pensó y sonrió feliz, eso era un gesto mucho mas tierno, significaba que era de verdad.

Sin pensarlo no le dejó alejarse, le abrazó con fuerza debida al entusiasmo del gesto, ya tendría tiempo de estar lejos de él, ahora que quería tenerle cerca, daba igual si solo podía abrazarle para que no se sintiese extraño, para el también era un poco extraño aún así que irían con calma sin presiones sabiendo que eran sentimientos sinceros
- Gracias, de verdad -no sabía cuanto significaba para el rubio tener ese entusiasmo desbordante por que pudiesen estar juntos de esa manera.


Humano
avatar
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
Scott Evans

Volver arriba Ir abajo

Re: Las cartas sobre la mesa [Priv. Scott Evans]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.