• Usuario
  • Ultimos temas
Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (44/45)

Enigma [Privado: Nattali]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Enigma [Privado: Nattali]

Mensaje por Feliks Ilyin el Mar Dic 20, 2016 11:19 pm

Viral.
Se propaga como lo haría un virus.

Misterioso.
Se desconoce su finalidad.

Enigmático.
Se debe resolver para comprenderlo.

Cada vez era más común que la gente intentara llegar a su final, si de verdad existía, y, pese a la alta tasa de abandono, había decenas de personas que continuaban tratando de hacerlo. Llevaba unos días siendo una página famosa, incluso si su origen era desconocido. Algunos presumían de haber resuelto dos, cinco o diez, y una sola persona insistía en que llevaba más de cincuenta y afirmaba que eran todos demasiado fáciles para su enorme inteligencia. Cada acertijo debía ser resuelto antes de pasar al siguiente y, aunque fuesen los mismos para cualquiera que entrara, la competitividad vencía al afán de ayudarse. Uno tras otro, los rumores sobre la página de los acertijos y su enlace se fueron repartiendo por la isla. Se transmitían falsas pistas, respuestas fallidas y teorías del motivo de su existencia, pero nadie había llegado de verdad al final. Se decía que ningún hacker pudo burlar su seguridad y que, aunque lo hiciera, no podría avanzar porque el o la responsable revisaba por su cuenta cada respuesta, es decir, que la única opción era resolver cada acertijo uno a uno. Muchos siquiera lo intentaban porque no tenían curiosidad por ello, pero eran pocos los que desconocían su existencia.
Una semana atrás se había creado un chat para comentar sobre ello y ayudarse, mas éste fue invadido por trolls de internet y gente que buscaba pareja o incluso intercambiaba pistas de dudosa fiabilidad por favores sexuales. Tres días después, un segundo chat fue creado y terminó en la misma situación pese a la mayor seguridad y a los moderadores que se esforzaban por mantenerlo bajo control. No lo intentaron con un tercero porque sabían que su destino sería el mismo. Llevaban cuatro días con dos chats llenos de estupideces, que aumentaban a cada rato, y con gente que intentaba resolver cada acertijo en un intento de superar a los demás. Todos querían resaltar en eso y nadie lo hacía, ya que pocos habían respondido a tantos de verdad.

¿El primer acertijo?
Acertijo: En el mar es típico su reflejo.
De hadas siempre ha habido, hay y habrá un cuento
Donde es todo siempre tan, tan perfecto,
Que es donde a ese príncipe yo cortejo.

Pista: La respuesta no posee la característica común entre un puerto, un pato y una pala.


La gente discutía sobre cada enigma, en especial el primero. Muchos afirmaban que era el más fácil y era el único que había sido resuelto por la mayoría que lo habían intentado, pues si no pasaban por ése no podían ni intentar los demás y su dificultad era relativamente baja. Y allí estaba él, observando la confusión de la gente desde su casa, con actitud de deidad. Veía como la pantalla mostraba una gran cantidad de información sobre diversos temas a través de cada una de las ventanas que tenía abiertas, cómo la gente se desesperaba y mentía para evitar que los demás avanzaran y cómo pocos daban las respuestas correctas de verdad. Estuvo en ambos chats y se mantenía al día de los rumores que giraban alrededor de la extraña página.

Lo primero y único que se mostraba el entrar en la página era el acertijo, la pista y un recuadro para escribir la respuesta. No permitía ingresar con una IP modificada. El número de intentos parecía ser ilimitado, pero la corrección no era inmediata, de modo que muchos se desesperaban y lo dejaban estar.

Para Feliks, los experimentos sociales a lo grande eran los mejores.


¡Ábreme para conocerme!:

Humano
avatar
Mensajes :
10

Ver perfil de usuario http://terram-fundasti.foro-activo.es/t879-feliks-ilyin-id
Feliks Ilyin

Volver arriba Ir abajo

Re: Enigma [Privado: Nattali]

Mensaje por Nattali el Miér Dic 21, 2016 11:30 am

El día más soleado que ninguno, Nattali se disponía a ir al trabajo, con su maletín en el llevaba un maletín con un portátil, su cámara colgada al cuello y un abrigo color marrón. Una bufanda roja y unos guantes del mismo color.  

Antes de ir al trabajo se llegó a la típica cafetería que solía frecuentar. Era una pequeña, en el centro de la ciudad. Allí todo chisme era bien oído y hablado. Hacía varios días ya, siempre se hablaba de lo mismo.

- ¡Natty! ¿Quieres lo mismo de siempre, con noticias frescas? – La persona que le habló era Sonia, una camarera de unos cincuenta años, muy ben reservada, parecía tener treinta y cinco años. Llevaba el pelo recogido en una cola, era negro como el tizón. Usaba unas gafas de pastas cuadradas y sus ojos eran verdes. Le encantaba un buen salseo y sobre todo contar todo lo que se iba enterando a su amiga Nattali, ya que ella solía comentarle las cosas que se iba enterando. Eran amigas de intercambio de información.

Sentándose en un taburete, frente a la barra observó a su amiga y sonrió. – Claro yo quiero lo mismo de siempre. – Dejó sus cosas en un taburete de al lado y apoyando levemente los brazos en la barra prosiguió. – Parece que estos meses no hay otra cosa que hablar. No paro de escuchar acertijos entre otras cosas. A mi parecer alguien quiere ponernos locos o a prueba.

Sonia mientras preparaba el café, puso una cara de preocupación. – Pues si quieren ponernos locos… ¡Lo está consiguiendo! Porque del primero yo no paso. – Su cara de asqueada dio un poco de risa, pero Natty por cortesía se aguantó. Encendió su portátil y esperó a que iniciase sesión. – Hay varios chats sobre el tema, pero ninguno parece tan serio como la gente se lo está tomando. Creo que detrás de todo esto hay algo gordo y yo lo voy a averiguar…

- Bueno Natty tampoco te excedas demasiado, quizás son tonterías.

- O quizás no. Alguien puede estar midiendo nuestro intelecto y a saber qué hace con las personas que pasan esos acertijos. Tengo que saberlo. Sino no sería yo, y lo sabes... – Le dijo mientras daba un sorbo a su café. Introdujo la contraseña y buscó la página del acertijo.

Se quedó unos minutos pensando. – Dicen que el primero es el más fácil pero no le veo ni pies ni cabeza… Esto parece un chiste… Y eso me cabrea… Tranquila Natty mente despejada… - Cuando pensó tener ya la respuesta, nada más escribirla Sonia la interrumpió.

- TSh! Esa ya la puse yo.

-Tsk… ¡Calla Sonia! Que me desconcentras…

-Calla no, encima que te advierto… Anda bebe el café que se te hace tarde…

En efecto, se le hizo tardísimo, salió corriendo de allí, llegó al trabajo y estuvo casi todo el día pensando más en el acertijo que en lo que debía de hacer. Aquella tontería tenía a las personas distraídas, agobiadas y algunas locas. Quien fuera que fuese aquel o aquella listilla, quería comernos la cabeza.  Tras terminar su trabajo, Natty se dirigió a la biblioteca por si encontraba algo en los libros y el silencio de está le dejaría pensar algo.

Puerta cerrada. – Nada más veo puertas cerradas… - Se dirigió a casa, pero mientras tanto por el camino se paró a cenar a algún bar del centro. Quizás allí se despejaba un poco.


Humano
avatar
Mensajes :
11

Ver perfil de usuario
Nattali

Volver arriba Ir abajo

Re: Enigma [Privado: Nattali]

Mensaje por Feliks Ilyin el Miér Dic 21, 2016 6:19 pm

Una tras otra, las respuestas erróneas llegaban y recibían un "Respuesta incorrecta" de vuelta. Para recibirlo tenían que esperar desde segundos hasta una hora, pero incluso si mandaban chorradas podían ver ese aviso. No sería una locura decir que en un solo minuto eran enviados doscientos intentos y que de ellos, con suerte, cincuenta se acercaban y sólo dos acertaban. Muchos trataban de adivinar con cosas aleatorias, en especial como resolución a los que incluían números.

Cacahuete, pavo real, fuegos artificiales, ochenta y siete... —murmuró algunas de las respuestas fallidas de diversos acertijos en voz alta.

Estaba a solas excepto por Aike, el gato que dormía sobre su regazo, de modo que nadie podía comentar lo extraño que resultaba que hablara con la pantalla o la nada puesto que no lo oían. Lo tenía todo cerrado con seguridad, no mayor al de la página gracias a sus habilidades informáticas, y se había asegurado de que no hubiese micrófonos, cámaras o algo similar por el lugar. No tenía poderes tales como manipular el fuego o invocar criaturas, pero sí conocimientos informáticos y la posibilidad de usar la cabeza en lugar de la fuerza. Además era una persona analítica e inteligente, de modo que en realidad siquiera necesitaba poderes mágicos para resaltar.

Con el cuarteto, el primer acertijo, al menos sabían que tenían que responder algo por escrito y gracias a ello no le enviaban combinaciones de números que aparentaban ser aleatorias, pero con los demás acertijos no corría la misma suerte. Todo aquello se podía considerar un desastre, pese a lo mucho que él lo disfrutaba mientras un montón de gente lo sufría. Algunas personas, indignadas por ser incapaces de avanzar por su cuenta, enviaban incluso insultos. Otras, por algún extraño motivo, respondían en idiomas raros.

La respuesta está en el mismo idioma que el acertijo —mencionó, como si alguien pudiese oírlo—, pero si lo respondéis en otro, mientras signifique lo mismo...

Se encogió de hombros. No le daba demasiada importancia, mas se le antojaba curioso. Si no entendía algo, siempre podía recurrir a diccionarios y traductores.

Ah... ¿Quién habrá iniciado esta locura? ¿Quién será el creador de la página? ¿O creadora? ¿Qué pretende? ¿Quién creó los chats? —le preguntó a la nada, mientras tecleaba rápido por la práctica que tenía con ello—. ¡Nos está volviendo locos! ¡A mí me va a provocar un aborto por el estrés! ¡Mi pobre bebé!

Alzó los brazos mientras fingía desesperación y, segundos después, una fuerte carcajada escapó de entre sus labios. Estaba jugando a imitar a quienes fallaban una y otra vez. Le causaba gracia lo mucho que se indignaban. No era su culpa que fuesen estúpidos intentando aparentar más de lo que eran. Si de verdad creían ser listos, tenían que demostrarlo para poder considerarse como tales ante los demás.
El felino soltó un quejido y se acurrucó, pues el movimiento y el ruido lo había despertado. El informante acarició al animal y éste se durmió de nuevo al poco tiempo.

"¿Y si es un grupo que conspira contra la isla?" —leyó en voz alta. Era una hipótesis que había comentado alguien en el segundo chat—. Oh, vamos. Nadie os obliga a entrar en esa página, ni mucho menos a los chats.

Respuesta incorrecta, respuesta incorrecta, respuesta incorrecta... ¿Acaso la pista era tan complicada de entender? Estaba ahí para evitar una respuesta que no dejaba de recibir, no para fastidiar ni como simple decoración.

Leed la primera frase y después las otras tres —mencionó en voz alta, pese a que nadie pudiese oírlo.

Se suponía que aquella cadena de acertijos comenzaba con uno simple, comprensible para todos y con una respuesta que cualquiera pudiera conocer, con la intención de que hasta los niños pudiesen entrar. Le asombraba que la gente se molestara por no poder resolverlo, incluso si repartió el rumor de que tenían que pensar en algo simple para que no se complicaran, pues era una buena pista si se tenía en cuenta que algunos le buscaban incluso un sentido matemático.

"Injusto" —leyó en voz alta esa respuesta y se echó a reír.


¡Ábreme para conocerme!:

Humano
avatar
Mensajes :
10

Ver perfil de usuario http://terram-fundasti.foro-activo.es/t879-feliks-ilyin-id
Feliks Ilyin

Volver arriba Ir abajo

Re: Enigma [Privado: Nattali]

Mensaje por Nattali el Mar Mar 28, 2017 9:11 pm

La noche había caído sobre los suelos de aquella isla. Nattali iba caminando por la calle con su móvil en la mano tecleando uno de sus blogs, hablando sobre el tema del enigma y tal, para ver si alguien sabía quién lo habría creado, incluso pesó en preguntarle a algún hacker, pero no quería llegar tan lejos.

Sus pensamientos fueron bloqueados, cuando un rico aroma a solomillo, le entró por las fosas nasales. Siempre le gustó todo tipo de carnes, pero el solomillo de ternera era su plato favorito. No se lo pensó dos veces y entró a aquel bar. La entrada era pequeña al igual que su interior, mínimo cabían cuatro mesas. Las paredes eran azul marino y el suelo de madera oscura, demasiado oscuro para su gusto. De todas formas, ella se dejó llevar más bien por el olor de la comida que por la apariencia del pequeño bar. Las mesas estaban llenas por trabajadores, que habían terminado su jornada laboral y la barra casi también estaba llena.

Sí que debía ser buena la comida para que hubiese tanta gente. Se sentó en el único taburete que había disponible y pidió su solomillo con patatas.

Unas horas más tarde….

Nattali, salió del bar con la barriga llena, caminó por la ciudad, pues le apetecía, y se dirigió hacia una de sus misiones del día. Había escuchado a unos del bar hablar sobre unas apuestas en uno de los callejones del centro de la ciudad, y si hay dinero de por medio es, que algo interesante iba a suceder allí.  Caminó con las manos en los bolsillos, per al recordar lo tope que era las sacó por si tropezaba, no tuvo tiempo a pensarlo, cuando un badén en el suelo, hizo que el pie se atorase y cayera al suelo.

Varias personas se rieron de su caída, y ella se rio también por su torpeza, ya estaba acostumbrada, y no le importaba que la gente se riese de aquello. Total, era humana y todo el mundo se puede caer al menos una vez, aunque ella caiga unas cinco veces más que una persona normal.


Humano
avatar
Mensajes :
11

Ver perfil de usuario
Nattali

Volver arriba Ir abajo

Re: Enigma [Privado: Nattali]

Mensaje por Feliks Ilyin el Lun Abr 17, 2017 7:33 am

Montones y montones de respuestas.
Montones y montones de intentos.
Montones y montones de fallos.
Escasos aciertos.
Todo por unos acertijos.
Todo por un responsable.
Todo por un hombre que le sonreía a la pantalla mientras rechazaba los errores una y otra vez.
Todo por un hombre que le sonreía a la pantalla y, de vez en cuando, susurraba una felicitación mientras el nivel siguiente al del acertijo resuelto recibía un nuevo jugador.

La gente con un mínimo de cabeza pasa del primero. Es un filtro para personas poco capaces. ¡Es perfecto! ¡La gente inteligente viene a mí! ¡Soy como su dios!

Feliks aplaudió por su propia creación mientras una risa infantil, rozando lo macabro, escapaba de entre sus labios. Lo último que había dicho hacía que se sintiera en superioridad. ¡Era un genio! ¡Lo estaban reconociendo como tal al querer llegar hasta él de ese modo! Se sentía querido por los desconocidos que luchaban por llegar al final. Era como si él se encontrase descansando en la cima de una montaña y la gente, a tiempo real, se arrastrara hasta él pese a tener que recorrer varios kilómetros.

¡Los amo, los amo! ¡Y ellos me aman de vuelta!

Le encantaba pensar en ello de ese modo. Jugaría más con quienes llegaran al final. ¡Ya lo tenía todo planeado! ¡Sería tan divertido...! Los que se quedaran por el medio serían juguetes de un mínimo interés también, pero en definitiva los ganadores tendrían un premio especial. Los que no pasaran del primero o siquiera lo intentaran le interesaban como personas, pero no resaltaban dentro del juego. Eran del montón de la sociedad. Era gente que podría morir sin ser considerada importante.

Incluso dio pequeños botes sin moverse de la silla, similar a un excesivo temblor. Una jovial emoción se había apoderado de él, como si de repente ésta fuese la dueña de su andrógino cuerpo. Comenzó a dar vueltas sobre sí mismo ayudándose del sencillo mecanismo de la silla, todavía sin levantarse de ésta, y alzó los brazos junto a la mirada.

¡El experimento está siendo todo un éxito! —exclamó con la misma emoción que mostraba con su actitud.

El movimiento y el ruido despertó al felino, el cual estiró las patas delanteras y hundió las uñas de las mismas en los tensos muslos del informante. Feliks detuvo el movimiento tras media vuelta más, de cara a la pantalla, y le acarició el lomo al animal por tal de calmarlo. La pequeña, sencilla y típica estrategia funcionó. El gato se levantó y se estiró.

¡Aikie, quiero salir para ver las expresiones de la gente! ¡Quiero ver sus reacciones de primera mano! ¡Las cámaras no me bastan! ¡Los prismáticos no son suficientes esta vez! ¡Están por todos lados! ¡Quiero verlos a todos! ¡Mi gente quiere jugar conmigo y yo quiero jugar con ellos, pero sólo uno de los dos lados es consciente de la realidad! ¡El tablero tiene tantos peones que pareciera saltarse las normas de un juego que nunca las tuvo! ¡Las fichas están mutando! ¡Son como Gregor Samsa, inconscientes de que jamás se convertirán en genios, como lo desean, mientras pasan a ser como él, criaturas indefinidas imposibles de representar con exactitud excepto por un único ser! ¡Y ese único ser es su dios! ¡Es todo una dulce ilusión! ¡La vida es sueño, y los sueños, sueños son!

Estiró los brazos hacia arriba y poco a poco los fue bajando hacia los lados, manteniéndolos extendidos. Tenía los los ojos muy abiertos y sus mejillas se notaban aplastadas por la gran sonrisa que no abandonaba su rostro. Mantuvo la boca entreabierta mientras susurraba "gente" una y otra vez.

¡Los amo!

El gato captó la indirecta y, antes de que delirara más con sus soliloquios y referencias literarias, saltó desde su regazo hasta el suelo y fue corriendo a la habitación.

Feliks, un segundo después, rechazó un par de respuestas fallidas más, dejó pasar al siguiente acertijo a alguien que acertó y se levantó para ir tras el animal. El chico se había calmado en un único segundo. Así era siempre, alguien inestable pero al parecer consciente de ello.

Aike se subió a la cama y se metió bajo las mantas, provocando que éstas se movieran y que se creara una pequeña montaña en movimiento. Mientras, Feliks tomó ropa, la dejó justo encima del bultito y volvió a la silla de escritorio. Se sentó y continuó con los rechazos y los pases. La exagerada emoción lo acompañaba de nuevo.

Después de unos minutos, el gatito consiguió tomar su forma humana, la de un niño, y se vistió. Cada vez le costaba menos, pero todavía le faltaba práctica.

En menos de diez minutos, Feliks se había dado una ducha y estaba en la calle, mientras Aike era entonces el que se ocupaba de cada revisión de forma individual. Él lo había resuelto ya todo y aceptar o rechazar con ese sistema era una tarea fácil para él, de modo que no le molestaba ocupar el lugar del hombre. Además, así no se sospecharía de él, pues no podía estar en la calle y respondiendo a cada intento al mismo tiempo. Por lógica, un gato no debería poder sustituirlo. La falsa prueba de que Feliks no era el creador de la página era una simple cuestión física.

El responsable del juego vio cómo algunas personas discutían sobre la respuesta, cómo otras enviaban palabras probablemente aleatorias "sólo por probar", cómo unos jóvenes se juntaron para reírse enviando insultos... Había un filtro configurado gracias al cual ciertas palabras eran rechazadas de forma automática al momento, por lo que el último colectivo sólo estaba perdiendo el tiempo de una manera absurda.

¡Ya lo tengo! —exclamó una chica que se encontraba a escasos metros de él—¡Era tan fácil que no lo veía, pero la respuesta es...!

La sonrisa de Feliks se ensanchó al oír el final de esa oración. Aike vería una respuesta correcta pronto.


¡Ábreme para conocerme!:

Humano
avatar
Mensajes :
10

Ver perfil de usuario http://terram-fundasti.foro-activo.es/t879-feliks-ilyin-id
Feliks Ilyin

Volver arriba Ir abajo

Re: Enigma [Privado: Nattali]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.