• Usuario
  • Ultimos temas
Últimos temas
» Chicos +1, chicas -2 [Juego]
Miér Nov 15, 2017 10:16 pm por Dante Romanov

» La infortunada vida del gato negro —PV
Jue Nov 09, 2017 9:18 pm por Aleska Hepburn

» El principio del entrenamiento [priv Akari]
Sáb Oct 14, 2017 5:32 am por Akari van Helmont

» Peligro en la noche [Priv. Dante Romanov]
Mar Oct 10, 2017 4:51 pm por Draven

» Busqueda Implacable de Nieve [Priv. Emile]
Miér Oct 04, 2017 5:57 am por Akari van Helmont

» [Trama #2] Ojo por ojo y...
Mar Oct 03, 2017 6:53 am por Faith Xiang

» Cela est vrai art de la rue [+libre+]
Mar Oct 03, 2017 6:24 am por Anthony Hershel

» Investigación Helada[Priv Sigrid]
Dom Oct 01, 2017 4:21 am por Sigrid Rowan

» Reglamento del foro [Actualizado 2017]
Sáb Sep 30, 2017 7:56 am por Ash Daggers

» El odio que incrementa. [Libre]
Miér Sep 27, 2017 10:13 am por Juni Koriuchi

» ¿Puedes llegar a amarme? [Dante Romanov] -flashback-
Dom Sep 24, 2017 9:52 pm por Jacques Romanov

» Sound the bugle now [+Adam Benett+]
Dom Sep 24, 2017 9:16 pm por Jacques Romanov

Foros Hermanos (2/4)
Dir. y Rec. (3/8)
Afiliación Élite (38/45)

Flores para una noche― Priv. Kari.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Flores para una noche― Priv. Kari.

Mensaje por Ephraim von Reventlow el Sáb Feb 25, 2017 8:21 pm




Se tornaba extraño, incluso para ella, quien no estaba segura de tener algún parámetro preconcebido respecto a los eventos de la estirpe; esa vampira más bella que el silencio –como la llamaba para sus adentros– mostraba hostilidad visible, muy en contra de las palabras bastante más moderadas y suaves de los que, quizás, el tono no podía contener. Kari era extraña, tanto como para buscar una forma de diferir el término de distinta manera. Quería denominarla de algún modo pero, ¿cómo? Un par de segundos tardó, de los valiosos, en que su mirada se clavó en esa silueta; verbos pasaron, pronombres empezaban a conservarse, llegando a una sencilla conclusión.

Buena—concluyó en voz alta, fuerte y claro—. Kari Satsugai es buena.

Sin importarle ser escuchaba, necesitaba decirlo en voz alta, recordarlo como un credo que no debía de olvidar. Pero existía un problema, la insuficiencia que le impediría concretar una ecuación: ¿cómo se resolvía un ejercicio con dos X como interrogantes? Aún más difícil era, con tantos resultados que sabía bien que, de no ser certera, no podría llegar lejos; así que recordó, como si de eso se tratase la vida, porque no solo necesitaba encontrar un punto que reconociera, sino las flores. Cuántas más mejor.

Kari—recitó, con su tono más solemne, justo con aquel del que podía jactarse de no saber nada aún si sonaba al revés—. Realmente no tengo noción de dónde estamos, sin embargo tengo el vago recuerdo de un dragón que daba a una bifurcación que daba con la calle que reconozco—Porque sí, estaba realmente perdida, pero no debía de demostrar inferioridad, una técnica en que demostraría de que no todo estaba mal; aunque quizá no la efectuaba tan bien—. Además me he visto obligada a encontrar flores. Necesito muchas y sin ellas, las puertas de mi llamado hogar no podrán abrirse. Kari, ¿tú me ayudarás?

Los datos que daba eran ambiguos pues… ¿qué dragón era? Literal, metafórico, incluso un grafiti… Ya no lo recordaba, sin embargo digna a su andar, empezó a caminar. El azar era su mejor opción a pesar de no tener idea alguna; su prioridad eran las flores, luego el dragón y… ah, ya podría pensar en el hogar y en las mil y un disculpas que tendría que recitar.



Ficha | #5badd9
Zombie
avatar
Mensajes :
9

Ver perfil de usuario
Ephraim von Reventlow

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores para una noche― Priv. Kari.

Mensaje por Kari Satsugai el Sáb Feb 25, 2017 10:18 pm



Caminata que había emprendido detrás de la extraña chica. Con las manos detrás de su cabeza y la mirada que mostraba su rencor al mundo siguió avanzando en silencio hasta llegar a lo que parecía ser la zona residencial. ¿Ya estaban cerca de su casa? Esperaba que sí, porque deseaba ir a descansar, también evitar causar preocupación en quienes tenían su custodia. Esperó pacientemente a que le siguiera señalando el camino, pero hubo una frase, algo que la molestó de manera sorprendente. ¿Por qué de repente le llamaba ‘buena’? ¿No había visto lo que hizo con todos esos estúpidos humanos? Si bien había aguantado ser brusca, supo que su paciencia tenía un límite, por lo que procedió a hablar luego de escupir al suelo.

En primer lugar, no soy buena. Soy una vampira, princesa de muchos vasallos, ama y señora de toda una isla lejana a esta. No me importa asesinar si ese es mi capricho y dudo que emplee alguna vez la palabra compasión para cualquier cosa, menos la practicare―Suspiró―¿Por qué soy buena? No. Soy mala, sanguinaria, cruel, podría matarte ahora y lo sabes bien. Así que corrige en ese cerebro tuyo la perspectiva que tienes de mí, ahora.

Ordenó para detenerse frente a ella, mirarla con dureza. ¿Ahora con que le estaba saliendo? ¿Estaba perdida de verdad? Se fastidió de nuevo, pero decidió que no iba a ceder a la ira tan rápido, no. Solo estaba perdida, podían solucionar ese problema si ponía su destreza en ello, pero lo que aconteció luego de eso la dejó como siempre confundida. A cada palabra que daba, la entendía menos, sus intenciones seguían siendo difusas a su punto de vista. Apretó los puños para hacerlos sangrar antes de limpiarse con el abrigo que traía. Paciencia, no la tenía en grandes cantidades, pero estaba segura que empleaba toda en ese momento, con esa molesta chiquilla.

¿Para qué demonios quieres flores en primer lugar, Ephraim? Explícalo con detalle, ya mismo.

No estaba acostumbrada a pedir nada por favor, probablemente jamás lo estaría. Sus exigencias debían ser cumplidas al pie de la letra, pero se iba adaptando a esa presencia, pues comenzó a pensar para solucionar el problema. ¿Dónde demonios encontrarían flores a esa hora? ¿Había alguna tienda abierta que las vendiera? Seguía siendo sumamente tarde, a su mente solo acudía ir por flores ellas mismas, no sabía si quería caminar por la causa de esa tipa. Pero cuidarla para luego asesinarla era su deber, su palabra, esa que no mancharía por nada del mundo. El orgullo la condenaba a seguir ahí, con una pregunta tan boba como lo era intentar conseguir flores en medio de la noche. Caminó, comenzó a hacerlo para que ahora le siguieran el paso a ella.

No sé qué clase de hogar tienes, tampoco sé dónde conseguir flores a esta maldita hora.  Así que si tienes una idea, dila ya, antes de que me canse de estar siguiéndote.―Se adelantó a lo que podía darle por respuesta―Tengo energía, pero mi paciencia se agota. El mundo y tú no quieren eso, créeme.

Seguía en su búsqueda por encontrar una respuesta al dilema que la aquejaba en ese momento. Ayudar a la chica zombie era su prioridad por mucho que esto fuera contradictorio con su desagrado  ayudar a los demás. Lo estaba haciendo por razones justificadas, razones que estaba dando ella y por ende, estaban bien.  No debía atormentarse más  o terminaría rompiendo algo, lo juraba.




Hablo | Narro | Pienso

Vampiro
avatar
Mensajes :
10

Ver perfil de usuario
Kari Satsugai

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores para una noche― Priv. Kari.

Mensaje por Ephraim von Reventlow el Mar Feb 28, 2017 12:26 am




A pesar de seguir siendo extraño, una especie de tranquilidad invadía su estómago. Lo sentía amainarse, inflarse en cada innecesaria respiración con cierto gusto que usualmente no influenciaba al organismo. Una variante a la que tuvo que abstenerse, no hurgando más allá porque, ¿no estaba recibiendo más preguntas? Respecto a su concepción, una que involucraba y afectaba la bondad que parecía encontrar… Podía cometer muchos delitos, sin embargo… ¿eso le quitaba mérito? Intentó enfocarse, darle la razón, sin embargo su propio pensamiento se arremetía, contradiciéndose.

Decidió ser condescendiente.

Entonces Kari Satsugai es un ente de gran maldad pecaminosa—declaró—. Tanta maldad es incontenible e irrefutable. No así, no deja de ser admirable para quien yace bajo el manto de su decorosa bondad—y se reverenció, sutil y cortamente, casi tan abruptamente que fue un detalle que le consiguió a lo demás; como si fuera contra el reloj… o esperando que esa tirante paciencia se no desvaneciera junto a su milagro—. Las necesito, es importante. Son flores de perdón, Kari Satsugai. Sin flores de perdón, no habrá manera de eximir y mostrar mi arrepentimiento.

Si debía ser directa, lo sería, tanto como encajar sus ojos sobre los de la vampiresa. Aunque tenía un plan, uno bastante sencillo considerando que era improvisado. Hora, lugar, circunstancia: todo en un menjunje bien unido, completo y simplista. No necesitaba gran cosa y tampoco necesitaba agregar más problemas a la ya larga lista.

Hurtar—comentó rápido—. Hurtaremos una flor por jardín que veamos de camino—Plural y no singular, por supuesto. La vampira estaba agregada en sus improvisados planes—. No será notado y podré conseguir la ansiada aceptación de mis disculpas, Kari Satsugai—y lo hizo, acercándose rápidamente a una reja, a ese arbusto repleto de brotes y pétalos. Sin escrúpulos, cortó una pequeña florecilla y se alejó, haciendo ademán victorioso. No combinaba con su inexpresión pero fue señal de seguir con su labor, adelantándose, yendo casa por casa mientras que uno que otro perro se despertaba y le ladraba furtivamente.

Sí, quizás era raro, sin embargo ya estaba bien adelantada, casi como si fuera por su cuenta; sin saberlo, ya llevaba más de una docena. ¿El dragón que buscaba? Ni lo estaba buscando. Se detuvo en algún momento, tomando pausa. ¿Necesitaría más flores? Recordó a su compañera, a los orbes brillantes y esa dulzura escondida; una rosa, pensó, y quizás rebuscó con la vista más de la cuenta por una. Porque si quería dar flores de perdón, ¿no debería dar flores de agradecimiento? Se adelantó a unos jardines, aquellos que, entre penumbras, parecían ocultar un sinfín de plantas extrañas. La rejilla estaba abierta… ¿el hogar? Quizás no lucía tan bien como para adentrarse sin permiso.

Quería una rosa, tan simple como eso.

Aunque el gruñido de los perros debió de advertirle y… ¿qué era lo que brillaba misteriosamente dentro de ese hogar? Ni siquiera se lo preguntó, ¡veía rosas! ¿Qué importaba más que eso?



Ficha | #5badd9
Zombie
avatar
Mensajes :
9

Ver perfil de usuario
Ephraim von Reventlow

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores para una noche― Priv. Kari.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.